26.3.12

Cafè de l'òpera/Café de la ópera


Mera fotografía registrada en SafeCreative *1203261372551

"Parece que el bar más antiguo de Barcelona es el Bar Marsella (1820). La Fonda España (1859) es un restaurante, y por lo que se indica en la página web del ahora llamado Hotel Espanya está (desde octubre, creo) a su cargo el chef Martín Berasategui. Hay otra página web que indica hoy que está cerrado y que el menú es de 30-45 €, información de todo punto improbable. Sobre todo el precio. Casa Almirall (1860), en la calle Joaquín Costa con la Ferlandina, mantiene intactos la puerta originalla barra, el aparador y las luces.Els Quatre Gats ("los cuatro gatos") (1897) en las historias de la restauración y la bohemia como una de las joyas del Modernisme, y lo es, no se suele decir que cerró el año 1907 y que hasta 1988 fue un almacén textil. Por lo tanto, aunque es bien verdad que toda la decoración o casi toda se ha preservado, también lo es que no puede tener el caliu ("calor") de un lugar como el Café de la Ópera (1890), que sí ha funcionado ininterrumpidamente sea como parada de posta, como chocolatería vienesa, como restaurante de postguerra -poco proveído- o como lo que es ahora, un lugar con encanto enfrente del Liceu, donde podemos rehacernos con una tapa o dos, una ración de embutidos y gran variedad de cervezas. A bote pronto yo diría que tiene más "guiris" o turistas Els quatre gats que no el Café de la Ópera o Cafè de l'Òpera.
Otro bar que se suele considerar erróneamente como modernista es El Paraigua, en Pas de l'Ensenyança, 2, a metros de la Plaza del Ayuntamiento. En realidad, el propietario de la tienda Gallés (1902), que lo era de paraguas y abanicos, vendió todos los muebles, etc. y también una caja registradora de 1898 al escenógrafo Josep Mª Espada, dado que se derribaba el edificio de su emplazamiento, en la calle dels Arcs, 5. En los años 80, cuando yo frecuenté El Paraigua, se habilitó el subterráneo, que al parecer había sido la bodega de un antiguo convento. El punto fuerte de El Paraigua además de su decorado son los cócteles. Si admitiéramos propiamente El Paraigua como "bar modernista", aunque es precioso, también tendríamos que admitir el Viena (¿ca. 1993?) de las Ramblas, 115, que ocupa el local de la antigua charcutería Mumbrú, fundada en 1889. El Bar London es de 1910 y el Bar Muy Buenas de 1928. 
La letra del rótulo de El Paraigua se desmarca del tipo estereotípico de  las rutas bohemias modernistas, el tipo llamado Arnold Böcklin, que se distingue claramente como marca del Cafè de l'Òpera. De Arnold Böcklin lo más conocido como pintor simbolista son las versiones de su cuadro : "Böcklin es conocido sobre todo por sus cinco versiones de La isla de los muertos, que en parte evoca al Cementerio inglés de Florencia, cerca de su estudio y donde había enterrado a su hija pequeña María." (Wikipedia)".
(Álbum del tiempo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario