20.5.12

A la luz


El sábado pasado estuvimos haciendo fotos de Trini, mi anciano canario. Nunca había conseguido que posara tranquilamente en mi mano. Ayer lo atacó en su jaula una gaviota y lo destrozó. Fue un ataque espantoso e inútil. 
Aunque era un anciano canario estaba bien cuidado y sus 14 años estaban muy bien llevados. Ya no cantaba y pienso que veía poco. El lunes pasado precisamente recordaba la muerte de Limón, el canario de una compañera de trabajo, que también fue atacado por una gaviota, el año 1999. Mis premoniciones nunca me encuentran predispuesta a ver peligros, soy una optimista inveterada, hasta la estupidez. Hubiera preferido para Trini una muerte más tranquila, pero debo decir que peleó como un valiente.

Trini Domínguez (Foto: 12 de mayo de 2012)
17 de febrero de 1998  19 de mayo de 2012

1 comentario:

  1. Pobre, sé del cariño que sentías por el animal, toda una vida juntos. Muy triste final, descanse en paz.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar