22.8.12

Post 862: Aburren a las ovejas

i se les ocurra perder el tiempo en Worth1000, el sitio de donde he sacado la imagen de hoy. Todo lo que verán será por el estilo. Tal vez la bromita sobre el sinsentido del estéreo Sony ante el famoso autorretrato de Van Gogh desorejado excele en malapatismo, o pasar su habitación por un catálogo de Ikea, una multinacional que ya saben que aborrezco casi tanto como a algunos conductores de autobús. La publicidad se sirve de un cierto oportunismo al usar pinturas o esculturas célebres para ver de situar sus productos o servicios, cosa que la sitúa en un territorio equidistante del culto -para el cual seguramente no le irritará esa irreverencia con una obra de arte- y del inculto, para el cual el contraste le suscitará una cierta distensión ante su ignorancia.
Este cuadro del matrimonio Arnolfini lo vimos en marzo de 2011 por aquí, hace 242 posts, y en especial vimos el detalle del terrier y del espejo cóncavo, que encierra una miniatura del propio cuadro, de Jan Van Eyck. Sólo por esa razón me eximo de todo comentario sobre la obra y por eso mismo la he elegido entre el gran número de fotografías manipuladas de la web. Algunas de las fotos están manipuladas con Photoshop -como ya se han visto hasta la saciedad la Gioconda y el David o hasta la Capilla Sixtina o Flora- y yo no sé decir qué impresión es mejor o peor, la de que una obra de arte simplemente se use como capa de fondo para el discurso publicitario o si es mejor o peor que se le vean los dientes a Monna Lisa y ponerle calzoncillos a la escultura más famosa de Miguel Ángel. Cada cosa tiene su qué.
Estos días se viene hablando mucho de la "restauración" que le hizo una señora al Cristo de su parroquia, en un pueblo de Zaragoza, cosa que en sucesivas ediciones de los diarios se va contextualizando con detalles de que si es octogenaria, si tiene un hijo discapacitado, si lo hizo con buena intención y ella misma se dio cuenta de que se le había ido la mano, etcétera. Verdaderamente su versión no deja de tener un mérito, pero está claro que preferimos el original por maltrecho que esté. Y la prueba es que finalmente se va a restaurar pero de verdad el fresco, que es lo que parece que es esa pintura. 
Esta noticia me ha hecho pensar (se lo crean o no) que a mí a veces me han venido ganas de... modificar un grabado del que estoy hasta las narices que hay por lo menos cosa de 400 veces en el complejo de edificios que conforman la residencia sanitaria del Valle Hebron. Lo firma Jordi Alumà y yo no sabría afirmar si es bueno o no, si me gusta o no. Lo que sí puedo decir es que me tiene harta. Aún no me he podido olvidar de los cuadritos que habían en la sala de espera de mi difunto dentista. Y eso que tenía muy buen gusto. Uno de los cuadros era además una sala de espera de un dentista pero de un siglo anterior. Y en él uno de los pacientes llevaba un pañuelo blanco y grande anudado en la cabeza, de aquella forma que he visto con que les atan las quijadas a los difuntos si murieron con la boca abierta.
Yo que no soy de happenings ni de performances o payasadas, y mucho menos aún de fakes, como les decía días atrás por culpa de Gordillo, Assange e tutti quelli, me darían ganas de coger la "Noia mediterrània" y dejarla como si fuera otra. La que enlazo creo que es la numerada 268, incertidumbre que me obligará mañana a volverla a mirar. Encima. No sé si me explico.


Post registrado en SafeCreative **1208222157826

2 comentarios:

  1. Creo que piensas y no poco, a lo que me sumo pensando o creyendo que algunas obras de arte mejor dejarlas en paz. Cada vez el culto por la fealdad es mayor.

    ResponderEliminar
  2. Se ve que el retrato de boda este es considerado el primer cuadro que no trata de vidas de santos y demás, que refleja por lo tanto una escena privada. Y que la dama ni estaba embarazada ni lo llegó a estar nunca, al menos de él, cosa que resultó muy decepcionante para ella. Ese abombamiento del vientre es por la moda. A ver si vuelve esa moda y así la mitad de la humanidad lucirá su panza sin pesar jo jo.

    ResponderEliminar