23.9.12

Post 884: De brevas a higos

"Ha puesto el dedo en la llaga: la falsa modernidad de Barcelona. Estoy bastante cansado de Cataluña y agotado de Barcelona por esta falsa modernidad de los políticos a quienes se les ocurre sacar los conejos y los periquitos de las Ramblas para vender helados con gorros de mexicanos y cocas remojadas. Ese es el error, la obsesión de los políticos de dejar su huella. Habría que pagarles para que durante cuatro o cinco años no hicieran nada ni tocaran nada. Pero, reconozcámoslo, los políticos no vienen de Marte ni de Venus, son catalanes y representan la cultura catalana, la de este falso progreso, esta falsa modernidad, porque hay más modernidad en Santa María del Mar que en el Edificio Vela de Bofill; moderno es el Bar Manolo de Gracia. Barcelona es una ciudad cada vez más difícil de vivir porque está perdiendo la esencia de la vida. Este es un país que ya no tiene amorosidad, es un país devastado, porque el catalán es un cínico que lo que ama de verdad es su cuenta corriente. Barcelona, aseguran, es "la millor botiga del mon". Yo no quiero vivir en una botiga." (Entrevista a Claret Serrahima en "El País", 23 de septiembre de 2010)
n la entrevista de donde extraigo la cita Claret Serrahima da a entender que el cartel del higo para las Fiestas de la Merced de 2010 no pudo llegar a buen término por falta de tiempo. En otros lugares de internet se dice que no fue aprobado, cosa que conociendo como funciona Barcelona un poquitín me resulta más verosímil. No sé si hace falta decir a los lectores extrabarceloneses que se han perdido por aquí que el higo (cat. figa) hace referencia a la forma jocosa con que la gente del común designa la vulva, vulgo coño, desde que yo recuerde. Este fruto, en la tradición bíblica y literaria siempre está asociado a los escarceos amorosos, porque la sombra de la higuera no es tan alargada como la del ciprés, y sus efluvios empujan al trato carnal y a la sensualidad. Como el árbol maldito fructifica para cuando tenemos las fiestas patronales en mi ciudad, que es la de ustedes, Claret Serrahima consideró con mucho tino que estaba bien asociarla a la celebración.
Le he oído decir en viva voz a nuestro diseñador más representativo -por si no tuvieran suficiente con la entrevista- que la ciudad estaba perdiendo su esencia. Y también algo que hace años algunas personas y yo misma lamentamos: "Les institucions s'han apoderat de la cultura". Me gustaría que vieran la cara de Serrahima cuando clava esa frase, entre la fatiga, el empacho y la angustia. Y a él le va bien. Lo mismo ha renovado el escudo del consistorio, que el logo de CatalunyaCaixa o el del Barça,  hizo el de la Fundación Alícia  y el de Casa Àsia, que no tan en el fondo pertenecen al poder.  Ni las personas que digo ni Serrahima pienso que se refieran a los famosos "poderes fácticos" que toda la vida hemos conocido. Se trata al contrario de una penetración del poder político en la vida civil, cosa que es muy diferente. Ese dirigismo o intervencionismo a veces no solo no se ha denunciado sino que hay votantes que piden o exigen que el Estado o su aparato intervengan más en la vida ciudadana, en la economía, en la enseñanza, en todo. 
Aunque estos días se hablaba del discurso de Artur Mas en el Foro Nueva Economía (*), ese discurso ya se ve que está preparado por su gabinete no solo porque en el plano oratorio está muy por encima de lo que suele brindarnos el Honorable President de la Generalitat, sino porque incluye además algún argumento, cosa a la que no nos tiene acostumbrados. Otra cosa es que alguno de ellos es insostenible para quien esté bien informado del fondo, pero al menos hay algo más que sensaciones y emociones, todas ellas muy respetables por cierto. Y sin embargo, aunque ya digo que se le concedió gran importancia a este discurso, yo pude escuchar en la radio con estos oídos que se comerán los gusanos o serán incinerados a 800º-900º (niño arriba, niño abajo), que como Cataluña tenía televisión necesitaba un estado propio.  No encuentro, a pesar de haberle dedicado más tiempo del que quisiera, la frase literal. Lo más parecido que he encontrado es: "En este sentido, Mas ha señalado que la Generalitat "iba y va coja" en el ámbito tributario, donde la presencia de la Administración central "se hace notar mucho", en contraposición con la lista de "estructuras de Estado" que la Generalitat ha culminado en los últimos treinta años: La televisión y la radio públicas de Catalunya, una escuela y una universidad catalana y una policía propia", ha enumerado." Aparece idéntico en el diario "Público", en el "Diario de Navarra" y en "El mundo", lo cual hace pensar que procede de una agencia de prensa.
Como hasta la fecha, desde el año 2007 en que estoy aquí, nunca les he dado motivo para pensar que he mentido o no he dicho la verdad, tendrán que creerme (o no) con la simple garantía de mis oídos, aunque no es lo mejor que tengo dicho sea de paso. Aunque adoptáramos por verídica sólo la versión de los diarios, sigue teniendo su perendengue. Y tal vez a la retahíla faltaría añadir "un club de fútbol", ya que el Barça es más que un club. De la Sanidad no se dice nada, posiblemente porque no es identitaria y porque en realidad se está desmantelando. En cualquier caso, a lo que voy es a que esas palabras que calcinaron mis orejas me recordaron el famoso discurso sobre la cultura de Goebbles, el Ministro de Propaganda nazi, el cual sí hacia sus discursos.

En el álbum casi siempre sólo incluyo una imagen. Cuando incluyo más de una tengo que detenerme en decidir en qué orden las coloco, si cronológico, si por su valor aunque sea desde mi punto de vista subjetivo, etc. En este caso indica un proceso. Pero los procesos ya sabemos que se pueden explicar de atrás hacia adelante y de adelante hacia atrás. Podemos explicar que tenemos una mancha en una camisa porque nos cayó chocolate o podemos explicar que estábamos comiendo chocolate y se nos manchó la camisa. También se pueden no explicar o explicar con datos que no vienen al caso pero que trufan de sentido sentimental el asunto  ¿Qué les voy a decir que ustedes no sepan? Lo que engrasa en muchos casos los argumentos no ya de nuestros independentistas sino los de muchos foros politizados es la mezcla de lo que va de adelante hacia atrás, con lo que va de atrás hacia adelante, con las trufas, el chocolate, la mancha, los datos, la grasa, el punto de vista subjetivo y lo sentimental. Con lo ricos que están los higos sin más.




 El cartel de las Fiestas de la Merced de Barcelona de 2010 y su proceso

(*) El texto íntegro sólo lo he encontrado en Vilaweb, lo que más representado está en internet es el vídeo 

P.S.: El refrán a derechas es "De higos a brevas largas las lleva" y quiere decir poco más o menos que algo ocurre cada mucho tiempo. La higuera da primero brevas y a los dos o tres meses da higos. Por lo tanto de higos a brevas pasan unos 9 meses, pero de brevas a higos 3, que es un invento que se me ha ocurrido para subrayar todo cuanto pretendía significar.

Post registrado en SafeCreative *1209232384639

1 comentario:

  1. Ricos están, sí, de mis frutas favoritas, lástima lo que engordan.

    P.d. La expresión "no te caerá esa breva" me ha dado que pensar.

    ResponderEliminar