14.10.12

Los pesados del pasado


"ARIES. Acaba de perder una pierna en
un accidente de tráfico; su mujer le ha pedido el 
divorcio; sigue en paro. Felicítese.
Nada  peor podrá sucederle.  Bueno, por
 si las moscas deje el tabaco. Excelente
 período para conducir y realizar excursiones
de montaña"
Oligofrenio Tremebúndez, Psicoquílez.

yer no sé si fue trending topic en Tuitez #preguntameMas o #Maspregunta, que las dos etiquetas vi correr en la red social. A algún maestro o profesor le he oído yo decir que las preguntas les indicaban o sondaban las habilidades y la capacidad mayéutica de sus alumnos. Más que las respuestas. De hecho todos hemos tenido en alguna clase el pesado que siempre está haciendo preguntas para lucirse o hasta, por mucho que les extrañe a ustedes, para dejar en evidencia al que daba la clase. La verdad es que ayer leí preguntas muy ingeniosas que recreaban la que tenía que formular Artur Mas ("¿Usted desea que Cataluña sea un nuevo Estado de la Unión Europea?"). A mí particularmente lo que me chirría más de la cuestión no es lo de Unión Europea (como buscaría el President) sino lo de desea, que me parece fuera de lugar, si nos ponemos semánticos. Es decir, es una pregunta que aspira a obtener el entusiasmo de una que recrearon ayer en donde les digo: "¿Vd quiere pesar 15 kg menos, medir 10 cm más y acostarse con la rubia del 2º sin que su mujer deje de prepararle croquetas?". O, también, es una pregunta que espera alcanzar la aprobación con el clímax decibélico que recibía Fofo cuando entraba en el escenario (¿Cómo están ustedes?): ¡¡¡¡¡¡Bieeeeeeeeeeen!!!!!!

Ya saben que aquí nunca les hemos hecho ni una sola pregunta. Y si hoy hay una en la imagen del álbum es por no desfigurar la portada de "Hermano lobo", una publicación que sigue manteniéndose vigente ustedes ya saben porqué.  Esa pregunta al lobo me la hacía yo ayer mientras miraba un vídeo de una entrevista de Josep Cuní a Pilar Rahola que un amigo me invitó ayer a ver. Habrá que decir también, para que quede dicho en esta página del álbum, que en varios momentos de sus intervenciones se refería a Manuel Parra, que también participó en el programa. Hace una barbaridad de años, ya cuando aún estaba Rahola en un programa radiofónico de Onda Cero y en ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), muchas personas le veíamos un corte sensacionalista y cridaner (chillón) y muchas veces no aportaba mucho más a las tertulias de Julia Otero. Pienso que en el programa se acabaron encajonando o encasillando las cuadrillas de tertulianos y que Julia Otero los programaba de forma que no coincidieran algunos de ellos entre sí, como si se le hubiera requerido. Por ejemplo, nunca coincidían Manuel Delgado, el antropólogo que esperaba a que hablaran los demás para ponerse en contra de todo, y Fernando Sánchez-Dragó, que ni siquiera se esperaba. O Xosé Manuel Beiras y Pilar Rahola. Pero eso es algo que tendría que comprobar y no tengo el tiempo ni las ganas de hacerlo. Lo que sí les puedo garantizar es que a pesar de que con toda seguridad cada vez hay mejores técnicos de sonido y mejores tecnologías multimedia, la periodista se diría que cada vez levanta más la voz para usarla, por cierto, y es muy posible que sea capaz de carbonizar hasta un pinganillo de Telecirco, que ya es. De la misma manera, por la cosa de las casillas o por la semejanza con los sillones académicos de la RAE, en "La Vanguardia" (también lo tengo que comprobar) es colaboradora fija desde que dejó de serlo vitaliciamente Baltasar Porcel, descanse en paz. Es como una plaza en propiedad. Está por lo tanto Rahola a sueldo de "La Vanguardia", donde la audiencia se mide por clicks. Los tres pilares ideológicos de Rahola son su posición en la cuestión catalana, su feminismo y su defensa de Israel en el conflicto con Palestina. Si todo ello no estuviera argumentado de una forma tan sensacionalista, cerril y chabacana, o se limitara a la prensa escrita (donde no se desgañita tanto), incluso podría decirse alguna vez que tiene algún acierto por lo menos de criterio o, menos, de punto de vista.

En el vídeo se remonta no ya a los tiempos aquellos de la pregunta del hermano lobo sino incluso a muchas décadas antes, al movimiento falangista. Pero es mera retórica, como lo es el titular: "Defensen el seu dret a manifestar-se i a mi em neguen poder votar per l’autodeterminació" (Defienden su derecho a manifestarse [el 12 de octubre] y a mí me niegan poder votar por la autodeterminación). Ni una cosa ni la otra, diríamos, sucintamente puesto que la frase no da para más. Es un mero titular y aunque lo repita ocho mil veces y no siete mil novecientas noventa y nueve, a mí me hace la misma mella.

Sí que he conocido gente que está anclada de verdad y no estratégicamente en algún punto del pasado y que a él vuelven siempre, como si se hubieran olvidado allí alguna cosa que sólo pueden encontrar también allí. Tal vez lo que perdieron allí fue la razón en el sentido de "aprobación". Es tan humillante...

Decía yo que los pronósticos son una aberración de la inteligencia donde Pessoa dijo que "A recordação é uma traição à natureza".  Se extraña y maravilla Tremebúndez de que sigan habiendo horroróscopos zodiacales en los diarios y en los magazines, cosa que ha pasado de ser algo peor que una anacronía o cesión de espacio al absurdo para pasar a ser directamente una estupidez especialmente porque tienen sección fija, como Pilar Rahola.

Venía yo pensando ayer cuando volvía de ver "To Rome with Love" (Woody Allen, 2012) en lo qué pasaría si no fueran los turistas quienes eligen los hoteles sino los hoteles los que eligen a los turistas. Le llamarían a Zutanito a su casa y le dirían que tiene la reserva hecha para Cancún y que llegará el día tal del cual, que lo del trabajo ya lo arreglarán ellos. A ustedes les parecerá absurdo, pero de hecho si bien lo pensamos los del hotel que no eligen a sus turistas ya me dirán. Pues así todo. Por lo tanto habrá que rebajar 3 telediarios, 4 pueblos y 400 decibelios el lugar en el que tenemos que vivir, que es el presente. Y no coger el teléfono no ser que nos llamen de Cancún o de "Perdidos en el espacio".


P.S.
Dos respuestas a cual más buena:
DANIEL FERNÁNDEZ
Director de editorial Edhasa
"Creo más en la interdependencia"
Hace mucho que creo más en un futuro de interdependencia que en la independencia, y me molesta profundamente la zanja que se está abriendo en la sociedad catalana, obligándonos a elegir trinchera en un momento muy complicado. Aún quiero situarme en el puente, por encima de la zanja, y espero que no me obliguen a saltar desde él. Pero el ruido y la furia que dominan el ambiente impiden una reflexión serena sobre un tema crucial y me asombra que el Gobierno central no opte, en estas circunstancias, por un referéndum negociado para saber de verdad qué quiere una mayoría de los catalanes. Y, por otro lado, creo que necesitaríamos los ciudadanos una hoja de ruta más clara de hacia dónde y cómo nos quieren llevar los políticos...
Leer más: La Vanguardia

GLÒRIA PÉREZ-SALMERÓN
Directora de la Biblioteca Nacional
“El Estado federal sería la solución”
Vivo la situación como una espectadora, pero también de forma algo epidérmica, porque como catalana activa en Madrid y metida en muchas historias, viajando continuamente, lo contemplo un poco en la lejanía. No lo veo con preocupación. Desde Madrid lo ocurrido se puede interpretar como abrir una brecha, y desde el lado catalán, como una solución para un modelo que no ha funcionado. La situación económica tan mala proporciona una nueva coyuntura, y es lo que la sociedad ve. La falta de recursos anima a pensar a los catalanes que pueden vivir de una manera mejor. Está por ver, no puedo valorar qué efecto real tendría sobre la economía catalana. Lo que propicia esto es que la gente está tocando fondo, los recortes han impactado duramente en la sociedad civil. El estado federal sería la solución en el sentido más amplio de la palabra. Esto no se ha dado, ni se está dando como alternativa. Habría que apostar por hacernos fuertes ante Europa y no lo estamos haciendo como podríamos hacerlo. Europa sin nosotros se hunde, si no estamos en Europa, el proyecto europeo se va a pique. No sé si a esta situación se llega por el fracaso del estado autonómico, que no ha acabado de cuajar. Ninguna de las dos partes está a gusto, no hay vencedores ni vencidos, no hay una situación clara, para ninguno.
Leer más: La Vanguardia
_________


Post registrado en SafeCreative *1210142504581

No hay comentarios:

Publicar un comentario