4.10.12

Post 891: Para los que aquí no viven

"La democracia está por encima de las leyes"
Artur Mas


ace nada, para oponer a la campaña del The telegraph algo de sosiego y buen gusto, si me se me permite la inmodestia, escribí "Música para sordos" al objeto de recordar que no eran los ingleses los más indicados para hablar de sus proezas melódicas. Pasados unos cuantos días nadie ha podido o querido aportar en concreto nada a la sucinta lista de aportaciones: Dowland, Haendel, Beatles y  Rolling Stones. Todo lo más lejos que hemos llegado a convenir es la enorme influencia del mundo anglosajón en la discografía.
Después del The telegraph se han añadido concatenadamente sucesivas campañas del Financial Times y el New York Times. Aunque el FT siempre lo tendremos ahí para minarnos la moral o no sé qué, el New York Times se especializa en tratar de nuestro país solo cuando gobierna la derecha, cosa que ya, a estas alturas de la legislatura, no precisa más comprobaciones. Después de las fotos de Samuel Aranda, que ya dijimos que no servían ni para reportaje gráfico, le sucedió una arenga de dos periodistas de "El temps" y "Avui" que dada mi ignorancia no sé a qué género periodístico corresponde, pero que situaría en el caso más benévolo en la opinión. 
Aquello de "que hablen de uno aunque sea mal" es un argumento -por decir algo- que no resiste el menor análisis. El caso es que como Mariano Rajoy es más que prudente, poco afilado, nada audaz, es difícil que le cojan haciendo un titular, donde otros políticos han hablado prácticamente en titulares e incluso directamente para la Historia y hasta para la eternidad. Sin embargo, la prensa de que hablamos se remonta, acude  entonces a la verbalia franquista a la que nadie, excepto cuatro nostálgicos progresís, apela. O, como hizo "La Vanguardia" bastante irresponsablemente un día de estos, que acuñó el encabezado malintencionado "Rajoy vende España en Marruecos" (no "promociona" o "a" Marruecos). Se tiende al amarillismo.
Este "ruído", con el que nos referimos los documentalistas y los documentatontos a la información espúrea, contrasta con el silencio de otras capas y plataformas sociales o el de personas famosas, representativas, con incidencia o influencia. El derecho a no pronunciarse y permanecer al margen del ruído y las nueces es inalienable, sea para reflexionar, sea por desinterés legítimo, sea por temor, pero hay veces que ya sabemos que el silencio es bien elocuente.
En "El mundo" van saliendo en la sección de Arcadi Espada sus resultados a las preguntas ¿Quiere usted que Cataluña siga formando parte del Estado de España? y ¿Defendería activa y públicamente su punto de vista si en algún momento Cataluña y el resto de España iniciaran un proceso de discusión de su vínculo constitucional?  entre los próceres empresariales, del deporte, de la Universidad, de la Sanidad, de la moda, etc. La sección, que parafrasea a Quevedo, se llama "El mundo por dentro y por fuera" y que yo sepa lleva varios años en danza. Creo que va ya por la décima entrega la encuesta a que me refiero, no hace falta determinarlo, pero el caso es que los resultados que ha obtenido en la encuesta son manifiestamente decepcionantes. Los encuestados hasta ahora, aunque me deje alguien, ya les digo que son los escritores Pere Gimferrer y Carlos Ruiz-Zafón,  Josep Baselga (oncólogo mundializado), Ricard Bofill (arquitecto),  los deportistas Gemma Amengual y Pau Gassol, Luis Bassat (Publicista), Victoria Camps (Catedrática de Ética), Ramon Condal (R.C.D. Español), José Manuel Lara (editor) Custo Dalmau, Josep Oliu (presidente del Banc de Sabadell), Jordi Savall (músico), etc. Espada va publicando las respuestas, que en su mayoría son evasivas (el señor está muy ocupado y no puede responderle) o remiten a lo que decíamos, no hacer declaraciones políticas. He leído de forma somera estas columnas, pero diría que la única persona que ha atendido las preguntas es Victoria Camps, ya que la respuesta del académico Pere Gimferrer en mi opinión no deja de ser una forma rebuscada de no contestar: «Me es desconocida la expresión "Estado de España". He oído, o leído, "España", "Reino de España", "Corona de España", "Gobierno de España", "Administración de España", "Estado español" (Primer sello de Correos emitido por Franco en Burgos; antes, denominación no empleada). No sé qué es el "Estado de España". Preferiría una pregunta más inequívoca. ¿Se refiere a algo de lo enumerado?». Total, todas estas puntualizaciones para ir a parar a estas otras: «La estructura constitucional contemplada, y que admite varias posibilidades muy distintas (federal, confederal, Commonwealth, etc.) determinaría, si llegara el caso, mi posición, a la vista de las propuestas concretas. Suponiendo que tal cosa ocurriera, no tendría por qué no pronunciarme en público, aunque hablamos sólo de una eventualidad. Yo ya leí en su día el epistolario Unamuno.»
El silencio de los encuestados por Arcadi Escada podría tomarse como una forma de aversión a este periodista, que cualquiera que esté mínimamente al día ya sabe que no es afín a CIU y ni siquiera al PSC. Y de hecho no obtuvo ninguna respuesta de José Manuel Lara, donde sí la obtuvo Luis del Olmo. Pero dejando de lado estos atavismos y particularidades de nuestros ruídos y de nuestro silencio patrio, un signo de insalubridad democrática como otro cualquiera, podríamos pensar lo que yo pensaba siempre que me tendían una pregunta en un examen: ¿Por qué me pregunta a mí ésto? ¿Qué es lo que quiere el profesor o la profesora que le conteste? ¿Qué es lo que pretende que yo demuestre saber?
Pienso pues que el planteamiento de fondo de Arcadi Espada era poner de manifiesto la existencia de una cierta omertà o silencio de los corderos, como se prefiera, o si no quisiéramos juzgar a los callados con tan ásperas palabras podríamos hablar de que Espada denuncia un algo enrarecido, algo de lo que yo creo que no tienen noción los que aquí (en Cataluña) no viven o de los que no viven aquí, que es diferente. Genial Espada.
*
Recuerdo un día que le pregunté a mi madre, que es gallega y por lo tanto refractaria a preguntas, tests, encuestas y demás: ¿Tú porqué eres del Español? Y me explicó que cuando había hecho de niñera para los T., el amo era socio del Barça y del Español, para estar a bien con todos sus clientes. Pero solo usaba el palco del Español cuando jugaba con el Barça, cosa que para mi madre no dejaba de ser una molestia ya que solo podía disfrutar del palco el resto de las ocasiones, casi todas.
Para que se sitúen un poquito más los que aquí no viven tienen que tener en cuenta, no sé si lo tienen, que el actual estado de cosas no se distribuye por clases sociales o por sexos o por edades, aunque cualquier sociólogo les podrá aclarar tendencias demográficas, especialmente por lo que respecta a las víctimas de la LOGSE y la denominada "inmersión" lingüística. En una misma familia el niño puede ser independentista de bandera estelada y el padre de ninguna manera. Yo tengo familiares muy próximos y amigos que votan al PSC y/o que son catalanistas. Me envían vídeos de Mónica Oltra chillando y defendiendo el asalto al Congreso, presentaciones de Miguel Bosé, chistes varios, propaganda sobre el expolio fiscal, etcétera.
No sé si ustedes se hacen cargo de lo que son las celebraciones de Navidad en una mesa donde se sientan personas de tantas tendencias encontradas y al parecer irreconciliables. De este factor no menor me acordé el otro día cuando recordaba el desmantelamiento de la pretendida peligrosidad social de los homosexuales y cuando pudieron manifestar su condición libremente. Le oí una vez a uno de ellos, histórico luchador de uno de los movimientos más activos, explicar que la persecución de los homosexuales no era como la de los judíos o la de los negros, porque éstos tenían su cohesión o piña familiar. La tendencia sexual inconveniente les confinaba a una soledad monstruosa y la "terapia" consistía en  oprimirlos y estrechar el círculo o silenciarlos.

"The godfather" (F.F. Coppola, 1972)

Post registrado en SafeCreative *1210042454757

P.S.: Al cierre del post se produjo la noticia del undécimo imputado de CIU en el caso Palau. El 6 de octubre Arcadi Espada recapitula y cuenta 37 encuestados entre los que 16 meditan, 6 no saben, 13 no contestan y dos saben y contestan (Victoria Camps y Josep Oliu).

No hay comentarios:

Publicar un comentario