14.5.13

Negras, blancas y azules


Deixa cantar de novo o trovador
À merencória luz da lua
Toda canção do meu amor
Quero ver a “Sá Dona” caminhando
Pelos salões arrastando
O seu vestido rendado
Brasil! Brasil!
Prá mim... prá mim...
Aquarela do Brasil (versión de 1939 de Ary Barroso)

 más de dos años de la muerte de Augusto Algueró, cuando me quejé de que no hubiera en internet un buen homenaje a su obra, pienso que la cosa sigue más o menos igual. Que una canción como "Te quiero, te quiero" la pudiera cantar además un hombre como Nino Bravo, en su tristemente corta carrera, es como una bendición en todo su esplendor. "Estando contigo" la defendió en Eurovisión el año que nací yo Conchita Bautista. La presentaron como "Je suis avec toi", que así dicho parece otra, parece que pierda toda su chispa, y es que el francés es muy romanticón y todo lo suaviza. Aquel año y los siguientes, nadie lo diría, se composieron muchas canciones de un rotundo optimismo, alegres por demás, si es que la alegría puede sobrar alguna vez. De hecho creo que se llegó a la cima del mayor clímax con "Mediterráneo" (1971), del disco que produjo Juan Carlos Calderón y cantó Juan Manuel Serrat. La enlazo en italiano, por Gino Paoli. No ha recibido Calderón tampoco el homenaje debido. Aunque si pensamos que tanto Algueró como Calderón están presentes en la memoria sentimental, en el hilo musical de las recepciones y vestíbulos de los hoteles y los balnearios, para inspirar confianza y contento, podemos creer que todavía es mejor.
Se suele decir, y yo creo que es verdad, que los mejores poetas son aquellos que  ascienden de la fama al anonimato, que "las gentes" -como diría Julio Iglesias Sr.- lo adoptan como propio. Es como si en el camino de la gloria se perdiera el nombre y quedara totalmente ensamblada la obra personal al alma de una generación o un pueblo. A veces se hace el camino inverso, que algo que no es de un poeta se le atribuye a él, y tenemos en Facebook buenos y numerosos ejemplos de la gran cantidad de frases que "firman" Jorge Luis Borges o Gabriel García Márquez y que en realidad nunca fueron escritas ni pronunciadas por ellos.
Alguna vez he usado un aplicativo que se llama Midomi para identificar una canción a través de la melodía. Ay la melodía. Debo de cantar o tararear más que mal o el programa no es muy bueno ya que nunca he conseguido obtener lo que buscaba ni nada que se le parezca. Cuando busco una canción me obstino tanto o más que un surfista cuando busca una ola. El día que descubrí que la mayor parte de las canciones que no había podido identificar eran de Herb Alpert ("Spanish flea" por ejemplo), Burt Bacharach ("Bond Street", "Casino Royale", "Close to you", "I say a little prayer", "I've never fall in love again"), también supe que había valido la pena esperar. La música del episodio de James Bond en Japón ("You only live twice" cantada por Nancy Sinatra), es del mismo compositor que "Bailando con lobos" "Memorias de África" y "Proposición indecente"), John Barry, pero para mí es la mejor.  La música del cine me llevó a conocer Max Steiner, Nino Rota, Ennio Morricone, Nicola Piovani, Anton Karas, Maurice Jarre, de entre los cuales no me cansaría nunca de oír la BSO de "Amarcord". La película "Brazil" (Terry Gilliam, 1985), que es como el quinto evangelio si lo hubiera, le tomó a Ary Barroso su "Aquarela do Brasil" (1939), para acabarnos de matar. La factoría Disney incluyó esta maravilla, que es el himno oficioso brasileño, en "Saludos amigos" (Norman Ferguson, 1942). Sencillamente, una maravilla.
Pienso en todas las canciones que me han acompañado a lo largo y ancho de mi vida, de tantos estilos y naciones, pero me acuerdo de una canción que solo oí unas cinco veces. La descubrí un sábado en un programa de Radio 3. La presentaron como una precursora del blues blanca y guitarrista, que ya es raro. Como entonces supe el nombre, la busqué en Youtube y la encontré. Después la he vuelto a buscar y sea porque no recuerdo el nombre, sea por lo mal que indiza Youtube, sea porque el vídeo ya no está, no la he vuelto a encontrar. Les parecerá de lo más normal una cantante de blues, pero en los años 20 -que es cuando creo recordar que cantó la que yo busco- no había tantas mujeres como Bonnie Raitt, blancas pero que cantaran como negras. Blancas y azules.

"Saludos amigos" (1942)

Post registrado en SafeCreative *1305145102794

No hay comentarios:

Publicar un comentario