9.6.13

Post 999: El oído musical interno

on oído musical propiamente dicho solo conozco una persona. Es decir, es alguien capaz de distinguir una nota aislada y sin más referencias con total facilidad. Si oye caer una hoja seca de un árbol puede determinar si el sonido reproducía un mi o un re. A mí me lo pareció, que tenía muy buen oído y un día le hice la prueba del tono del teléfono, aprovechando que la mayor parte de las personas no saben que es un la. Ella lo distinguió casi sin esfuerzo alguno. Es más fácil distinguir una nota cuando está en relación con otras, pero no en forma aislada.
Lo que yo desconocía es que hubiera un oído musical que los médicos relacionan con el llamado síndrome de Charles Bonnet, que tiene que ver con alucinaciones visuales o sonoras en individuos sin dolencia psiquiátrica alguna. En el caso de las alucinaciones sonoras suele darse en enfermos aquejados de sordera o hipoacusia y en nuestro país se ha descrito recientemente un caso, en el Hospital Clínico de San Carlos, en Madrid. La paciente en cuestión oye música de cabaret. Cath Garmester, en Inglaterra, escucha "Happy birthday". Según su médico normalmente las personas con síndrome de Charles Bonnet oyen himnos ("God save the Queen") y canciones de Navidad y piezas por el estilo. Para Nick Warmer, psiquiatra, estas alucinaciones pueden distraerse escuchando música externa. Más interesantes me parecen las conclusiones que han dejado los neurooftalmólogos del HCSC, ya que justifican las alucinaciones como una especie de compensación del cerebro ante la discapacidad sensitiva y en la búsqueda de piezas o canciones que inspiran confianza o certidumbre.
El año 1993 sufrí una intervención quirúrgica de urgencia a media noche y por lo tanto fui inducida al sueño con la anestesia justa para el trance. Esto quiere decir que aún en el quirófano empecé a despertarme y que era consciente, tenía alguna sensibilidad en la piel y toda la del oído, a la que me aferré. Y allí me estaba esperando una canción que había estado escuchando unas semanas antes. Era "Aya Dwar Tumhare", en hindi, que se puede traducir como sigue:
Rama, he venido hasta tu puerta.
Cada vez que tu discípulo está en peligro
tú lo salvas siempre.
Hay una sombra en mi espíritu
y la oscuridad lo rodea.
¿Quién llegará a avivar la luz?
Mi vida es como un barquito en la tempestad.

El bhajan lo había estado oyendo semanas antes de mi operación, pero no había atendido la letra, al menos hasta donde yo recordé. Semanas después de la operación, de la que tardé en recuperarme un mes, me acordé del hecho y busqué el disco y la letra de la canción que era ni que pintada para el caso porque era a vida o muerte, ya que había perdido mucha sangre.
El bhajan estaba allí en mi mente, como cuando se nos instala un sonsonete o cualquier canción sin poder evitarlo. Fuera lo que fuese el caso es que consiguió apartar mi atención de las sensaciones cada vez más vívidas en mi vientre y en mi piel. Y cuando el personal médico se dio cuenta ya pusieron ellos el remedio habitual. Así que muy bien.

Post registrado en SafeCreative *1306095242806

No hay comentarios:

Publicar un comentario