7.10.13

Post 1053: El orden de los factores


eo la crónica de Cruz Morcillo sobre el encarcelamiento de Rosario Porto: "Dos presas de apoyo, que se alternan, la acompañan en esos primeros días donde a un reo primario las rejas le martillean los oídos". Me resulta extraño que en el lenguaje jurídico, que suele ser muy correcto, se use la palabra primario con el sentido de que la rea está cumpliendo por primera vez la pena de prisión. La prosopopeya de las rejas martilleando los oídos, y eso suponiendo que haya rejas, la respondo con otra prosopopeya: canta como una almeja. Espero que las crónicas judiciales no se conviertan en lo mismo en que se han convertido las crónicas deportivas, un campo abonado de modismos, metáforas imposibles y prosopopeyas inservibles. Pero salvamos de la frase el hecho de que las dos únicas presas del módulo femenino de Teixeiro se turnen para asistir a la madre presunta asesina de la niña Asunta. Pienso que tal vez con esa labor conseguirán aligerar sus propias penas, esto es los días de privación de libertad que les queden por cumplir y las rejas martilleando los oídos. Cuando por lo menos a mí aún no me ha quedado muy claro porqué los abogados de la pareja de Santiago renunciaron a defenderlos, me figuro lo que será consolarlos.
Parece que Jorge Bergoglio aún no se ha declarado en este caso, tal vez porque estaba con las entrevistas en "La civiltà cattolica" y "La Reppublica" y luego con el naufragio de Lampedusa, los posados con discapacitados psíquicos, Asís, y tanto ajetreo como tiene. Y sin embargo los temas que él no toca aunque parezca que se quedan huérfanos, como sin titulares, también es verdad que siguen su curso normal ajenos a la cháchara telecínquica del Papa Francisco. No me sorprendería ver un día al Papa en "Sálvame deluxe" y sé que no lo veré porque yo no veo ese canal, no por otra razón.
Es muy importante el orden, ya se sabe. No nos podemos comer un huevo frito antes de freírlo, ni guardar la ropa mientras nadamos ni otras muchas cosas que no hace falta pormenorizar. Pero los tramposos son capaces por malas artes de primero disparar los dardos y luego dibujar la diana, cosa que es indistinguible supongo que hasta para un périto dardero.

Mera fotografía registrada en SafeCreative *1310055874624

Post registrado en SafeCreative *1310075884368