8.6.14

El canto del pavo real

No me quejo, no murmuro, diosa, sin motivo -decía el pavo real a Juno-. El canto que me has dado, desagrada a la Naturaleza toda; en cambio, el ruiseñor, insignificante pajarillo, lanza dulces y vibrantes sonidos; él por sí solo es el encanto de la primavera. 
Irritada Juno, respondió al instante: 
¡Pájaro envidioso, debes callarte! ¿Puedes envidiar la voz del ruiseñor? Alrededor del cuello luces un arco iris de cien tonos de seda, y desplegando ante nuestros ojos una cola que parece la vitrina de un joyero, presumes orgulloso. ¿Cuál otra ave bajo el cielo, como tú, está hecha para agradar? Ningún animal tiene todas las virtudes: dimos a unos la fuerza y el tamaño; el halcón es veloz, y el águila valiente; el curevo tiene sus garras, y la corneja advierte las desgracias futuras. Todos viven contentos con su suerte. ¡Cesa ya tus lamentos, o, para castigarte, te quitaré las plumas!
Jean de la Fontaine, EL PAVO REAL QUEJÁNDOSE A JUNO, Fábulas.
Hoy la base de datos de Xeno-canto ("Sharing bird sounds from around the world") registraba unos 172.000 registros de más de 900 especies. He observado que para poderlos disfrutar hay que registrarse, cuestión para la que apenas hay que dar un correo electrónico y poco más. Del pavo real o pavo de la India (Pavus cristatus) hay 15 grabaciones de India y Nepal casi todas. A mí me recuerda la bocina de un payaso aunque por su forma también podría recordar a aquellas cajas de juguete que cuando se inclinan emiten el sonido del mugido de una vaca. Pero esto ya es hablar por hablar.

Ilustración de Gustave Doré para "Le paon se plaignant à Junon"