15.8.14

La patada de un conejo

"If it was with my dying breath, I would caution anyone against
 attempting the feat... I would sooner walk up
 to the mouth of a cannon, knowing it was going
 to blow me to pieces than make
 another trip over the Fall."
Annie Edson Taylor

Cuando supe que Núria de Gispert era tataranieta de Dorotea de Chopitea por un momento creí estar ante una patraña internáutica. La tatarabuela de la presidenta del Parlament de Catalunya tiene un proceso de beatificación pendiente y recibe el trato de venerable en la Iglesia Católica y verdaderamente vivió entre los años 1816 y 1891. Creo que la venerable no tiene calle pero sé que da nombre a un jardín de Sarrià, cerca de Vil·la Amèlia. 
En mi pobre cabeza ese nombre tiene un aire a los personajes de Cela, apenas esbozados pero inmensos y algo tremendos. Pero, como bien sabemos, la realidad nos ofrece una cantera de personajes tremendos inagotable. La filántropa y pía Dorotea de Chopitea también me recordaba, salvando las distancias, a la cubana enana, Espiridiona Cenda. "Espiridiona" será por San Espiridión de Tremitunte, muy milagroso. En la novela de Antonio Orlando Rodríguez, Chiquita, parece ser que aparece, entre infinidad de personajes, Annie Edson Taylor, que fue la primera persona en saltar por las cataratas del Niágara en un barril. En 1901, cuando tenía 63 años. El año 1911 lo intentó un inglés, Bobby Leach, que se pasó luego seis meses hospitalizado a consecuencia de las lesiones. Curiosamente, Bobby Leach, en uno de los tours vodevilescos en que siguió sacándole tajada a su aventura, en Nueva Zelanda, resbaló con una piel de naranja o de plátano con la mala fortuna de que la herida se infectó, le ocasionó una gangrena y a los dos meses falleció. Lo que demuestra que se puede uno morir de la patada de un conejo.
Bobby Leach provenía del mundo del circo. En sus apariciones públicas después de su proeza se mostraba el recipiente en el que se había expuesto a la fuerza de las aguas, cosa que Annie Edson Taylor no pudo hacer:
"Taylor ganó algo de dinero dando entrevistas donde contaba su experiencia más nunca pudo concretar un gran fortuna [sic: 15 de agosto de 2014] la cual gastó, en gran parte, pagando detectives privados que localizaran a su representante, Fran M. Russel, quien escapó con su barril." (Annie Edson Taylor, Wikipedia)
La preparación del barril y cómo se hizo una prueba con un gato doméstico el día anterior vienen explicados en la Wikipedia, por lo que me voy a centrar en la frase que dijo a la prensa después de su aventura, la que abre el post: "Aunque fuera con mi último aliento advertiría a todo el mundo de no intentar tal hazaña... antes me pondría ante la boca de un cañón a sabiendas de que me iba a volar en pedazos antes que hacer otro viaje por las cataratas".
A.E. Taylor descansa en paz en el cementerio de Niagara Falls junto a Carlisle D. Graham y Matthew Webb. Webb, que fue el primer hombre en cruzar el Canal de la Mancha a nado, pereció en el intento de surcar las cataratas. Pensemos que además de los nadadores y de los saltadores de barril han habido también funambulistas. La página de NPC, de la ribera canadiense, distingue entre stunters y tightrope walkers y advierte que solo se permiten aventuras cada 20 años, lo justo para mantener calculadoramente el interés de uno de los lugares más visitados y turísticos del mundo.
*
Últimamente no me gustan mucho los símiles. Digamos que todo me parece tan singular e inopinado por un lado y por otro tan consabido, que prefiero dejar que la elocuencia de los hechos remate el caso. Y sin embargo no puedo substraerme de establecer un cierto paralelismo entre los funambulistas y stunters y nuestro president Mas, ya conocido por esa denominación tan gráfica de "cadáver político". Los stunters y los funambulistas difícilmente ponen en riesgo otra vida que la suya. Ayer Joana Ortega se rectificó o desdijo de sus anteriores declaraciones sobre la consulta y dijo "l'únic pla de l'executiu català és votar el 9-N". Que solo hay un plan, sin alternativa, y que el ejecutivo catalán solo piense en ese plan -las dos cosas- es obvio. Aparentemente no hay ningún otro tema que no sea el llamado "procés". Las declaraciones de Artur Mas públicas son frecuentes pero no tienen nada que ver con los 23 puntos famosos que llevó a Madrid recientemente. Siempre son sobre el procés.
La obstinación con la que se refiere constantemente a la "voluntat d'un poble"  lejos de ser un modelo de tesón y de firmeza, es un ejemplo de onanista estupidez del delfín de Jordi Pujol Soley. Es evidente que no tiene salida.
Annie Edson Taylor tras el salto de las cataratas del Niágara (1901) y en estado de  conmoción
Annie Edson Taylor

Post registrado en (c) SafeCreative *1408151766841