4.8.14

Problemas epistemológicos

"Sir Humphrey: Unfortunately, although the answer was indeed clear, simple, and straightforward, there is some difficulty in justifiably assigning to it the fourth of the epithets you applied to the statement, inasmuch as the precise correlation between the information you communicated and the facts, insofar as they can be determined and demonstrated, is such as to cause epistemological problems, of sufficient magnitude as to lay upon the logical and semantic resources of the English language a heavier burden than they can reasonably be expected to bear.
Hacker: Epistemological — what are you talking about?
Sir Humphrey: You told a lie.
Hacker: A lie?
Sir Humphrey: A lie.
Hacker: What do you mean, a lie?
Sir Humphrey: I mean you… lied. Yes, I know this is a difficult concept to get across to a politician. You… ah yes, you did not tell the truth."
"Yes, Prime Minister" (The tangled web)

En los años de "Sí, Primer Ministro" estaba de moda la Epistemología, aunque cuando rascabas pasaba un poco como en los años 90 con el tantra y más recientemente con el oxímoron. Como el "Yo sigo" de Joe Rígoli, una vez que cada uno de los latiguillos se ha pronunciado 58.743 veces pasa al hartazgo y cae en desuso. Obsérvese sin embargo la broma nos sirve para ver que el humor inglés señala con precisión la diferencia que hay entre mentir y no decir la verdad.
Hubo un tiempo en que me miraba el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya y el Boletín Oficial del Estado. El domingo estuve visionando vídeos de Pujol para ver su maestría en el segundo arte, el de no decir la verdad. Partía yo de la base de que mentir lo que se dice mentir nunca mintió. Hay un vídeo de 145 minutos en Youtube que reproduce el debate de "La clave" de 16 de marzo de 1984, sobre Cataluña. Ya José Luis Balbín lo presenta como una "sucesión de monólogos". Participaron Jordi Pujol Soley, Raimon Obiols (PSC-PSOE), Antoni Gutiérrez Díaz (PSUC), Fabià Estapé, Rafael Arias Salgado (ex-Ministro de Administración Territorial), Eduard Bueno (AP-PDP-UL) y Heribert Barrera (ERC). El año 1984 Jordi Pujol era President del Govern de la Generalitat y Heribert Barrera del Parlament. Creo, no estoy segura, que la película que centró el debate es "La piel quemada" (Josep Maria Forn, 1967). Forn estaba emparentado cinematográficamente hablando no con la Escuela de Barcelona (Nouvelle Vague) sino con el neorrealismo. Los problemas que tuvo con la censura fueron más por las escenas eróticas de Luis Valero (el albañil) y Silvia Solar (la belga) que por nada más, e incluso en la "sucesión de monólogos" se señala que se respetaron los diálogos en catalán, cosa que no es sorprendente a pesar de que hay quien sigue hablando de aquellos años como de los años de represión de catalán. El programa se emitió a dos meses de las elecciones al Parlament y con un índice de paro del 20% según Gutiérrez y del 35% según Balbín.
En el minuto 15:05 Antoni Gutiérrez introduce un elemento que por aquel entonces empezaba a esbozarse: "A veces también aparecen elementos de posiciones políticas que intentan monopolizar Cataluña". Hay que esperar al minuto 47:20 para que se retome este hilo y lo hace Raimon Obiols: "Se ha llegado a unos equipos humanos cuya composición sociológica, cultural, lingüística, no reflejan en absoluto lo que es la realidad actual contemporánea de la Cataluña de los años ochenta, del año 1984". Y Obiols continúa: "Hay que hacer un gran esfuerzo, que no sería el esfuerzo de cupos, porque ese sería un gran absurdo, sino un esfuerzo de generosidad, un esfuerzo de los partidos a través de la composición de los partidos, a través de la tarea de gobierno, de la tarea institucional, de construir unos grupos humanos que reflejen exactamente lo que es Cataluña hoy y no una visión sesgada". Le interrumpe Barrera diciendo: "Estos son los cupos, estos son los cupos". Sigue Obiols: "Sería ridículo. Es una manera de caricaturizar completamente el pensamiento y por lo tanto de formularlo groseramente. Se trata simplemente de que en los partidos haya gente que represente exactamente lo que es Cataluña y no una parte, no una fracción, y se trata después de una cosa que me parece tanto o más importante y se ha hecho ya alusión a esto aquí . Se trata de comprender lo que es Cataluña, Cataluña como idea y como realidad, y no tratar de imponer una propia visión personal o partidista a todos los temas en relación con lo que es Cataluña. Cataluña es una historia, es una realidad nacional, pero Cataluña es también una realidad viva y contemporánea que son sus seis millones de ciudadanos y ciudadanas, seis millones de hombres y mujeres que tienen todos la propiedad indivisible de Cataluña. Y nadie puede decir "yo soy más propietario de esta idea, de esta realidad de Cataluña que usted", nadie tiene esta posibilidad completa ni este derecho y nadie puede tampoco decir "si usted quiere participar de esta propiedad tiene que amoldarse a la idea de Cataluña que me hago yo".
Pero la mayor parte de la sucesión de monólogos se la llevaron los temas económicos y lo que Obiols esbozaba, y de hecho Barrera reconocía, no se había manifestado -más que para pieles muy sensibles- hasta el punto en que está hoy en día, en que incluso es difícil no ya distinguir epistemológicamente lo que es verdad de lo que es mentira sino que lo difícil es distinguir la realidad y la ficción.

Estuve mirando el mismo día otro vídeo que es claramente un  fake. Todo  el mundo sabe que odio los fakes con todo mi corazón. El vídeo muestra cómo comer sushi y está en japonés pero los subtítulos están en español, que es lo que yo entiendo y ahí es en donde se detectan los disparates. Aunque hay que decir que resulta más que raro que el preparador de sushis use la toallita templada con la que ha limpiado la tabla de cortado para sucesivamente limpiarse la cara y luego un cuchillo con el que obviamente seguirá trabajando. Es altamente improbable que un cocinero japonés haga tal cosa y mucho menos para mostrar cómo comer sushi.
Se dirá que el fake canónico sirve para regodearse en la propia ignorancia, reírse un poco de todos y jugar, como con los timos en general, con la complicidad de los otros. Y que la forma de ocultar la verdad de los políticos también es una forma de favorecer a alguien. O a una parte de la sociedad, por pequeña que sea esa parte.
El hecho de que Bueno acabara en la cárcel por delitos fiscales, Barrera fuera en sus últimos años bien identificado como un xenófobo declarado y de que Jordi Pujol Soley haya confesado recientemente su fraude colosal, el grano del vídeo descolorido, el purito de Estapé, su sonido pésimo, hacen que la grabación parezca un "cuento contado por un idiota".
El sábado escuché en la cafetería de "El Corte Inglés" en la mesa del lado: "És una cortina de fum del Rajoy". Y yo pensaba: "¿Cortina de humo? Ostras, pero si solo lo que ha trincado el hijo mayor es tanto como la deuda de Argentina."
Jordi Pujol tenía engañada a su hermana, al parecer. Eso me hizo recordar a F. Millet:  Le cobró 40.000 euros por la boda de su hija al suegro, y en realidad los había sisado de la caja del Palau o de cualquiera de sus otros negocios sucios. De hecho me he llegado a preguntar más de una vez si el matrimonio Pujol-Ferrusola no tuvo tantos hijos para tener el dinero más estratégicamente repartido. No sé si me explico.


(c)SafeCreative *1408041705295