17.6.15

Propuestos y presupuestos

iento que hoy no me pueda entretener más que 20 minutos y tener que escribir aquí desde hace varios días así, a salto de mata, entre mis tareas domésticas, deberes sociales, compromisos adquiridos, plazos ineludibles, etcétera. Pero no puedo menos que dejar unos apuntes sobre algo que hace tiempo me voy encontrando y que exigiría un mayor detenimiento. El tatuaje que vimos lucir en su mano izquierda el otro día durante la investidura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona, al tercer concejal de la CUP (Josep Garganté) me recordó al que lucía Robert Mitchum en su papel como asesino en serie, el reverendo Harry Powell. Creo que Josep Garganté luce en su mano derecha la palabra AMOR tatuada a lo largo de sus cuatro dedos. Esa mano con la que destrozó una cámara de TV3 durante la huelga general de 2010. Tan poco me gustan los gestos, que ni a favor estoy. Tampoco en contra.
El gesto con el que Artur Mas, Presidente de la Generalitat de Catalunya, suele coronar sus faenas es el de las cuatro barras, que hoy también ilustra este pobre blog. Curiosamente, a bote pronto, yo diría que no ha cumplido ni una sola legislatura (4 años). Y ese gesto, por algo en lo que hoy tampoco me puede detener debido a mis múltiples ocupaciones, me recuerda al saludo vulcaniano de Star Trek más que a otros saludos a los que la política de masas nos tiene acostumbrados (el saludo nazi y el comunista principalmente). El mundo de Star Trek es apasionante y me zambulliría en él si no es por lo que llevo diciendo desde el principio del post y porque antes tendría que consumir todos los DVDs que tengo de las diferentes épocas de "Xena, la princesa guerrera". Creo que soy más de Star Trek que de Xena, pero si tengo salud todo se andará. Y habrá tiempo para todo.
Hace una semana pasé un ratito -a pesar de mis problemas para poder gestionar bien mi tiempo- con una conocida que lleva meses de baja por un trastorno crónico agravado e intratatable que le impide trabajar. Su padre es pensionista y ya tiene adquirido un 67% de dependencia (o 65%, ahora no estoy segura). El buen hombre vive lejos, en un pueblo, al cuidado y del cuidado de otra hija, la mayor, que percibe una pensión a causa de ser una enferma mental. Síndrome bipolar. Son independentistas. Viajan mucho: Etiopía, Costa Rica, Perú, Bolivia, Islas Maldivas. Nunca España.
Ya he tenido ocasión de decir aquí y no una vez sino por lo menos tres o más, que no veo mal que "la gente" -como se dice ahora- aspire a la independencia. Otra cosa es que se pueda. Que económicamente y socialmente esa aspiración esté respaldada y tenga futuro viable. La situación de mi amiga me recordó unas declaraciones que le oí una vez a Julia Otero en este mismo sentido. Y en que la solidaridad que se le quiere retirar a las regiones menos favorecidas o más empobrecidas de España  es un modelo que también actúa fractalmente o no en cada una de las regiones. Porque en Cataluña también hay pobres y podríamos decir "ah no, yo no tengo porque estar todo el día trabajando para mantener la sociedad del bienestar de los que están enfermos o son discapacitados psíquicos o físicos". Es decir, para que se me entienda -porque también he de suponer que los demás tienen tan poquito tiempo como tengo yo-: me importa lo mismo que un señor de 85 años quiera meterse en una residencia geriátrica municipal barcelonesa con piscina, taller de memoria y voluntariado que un parado alcoholizado de Moaña (Pontevedra). Borro lo de alcoholizado.
Pero por si esto pudiera estar mal explicado o mal entendido añado que quiero que las personas con aspiraciones independentistas, o no, pero con familias llenas de miembros que son una carga para la sociedad (y permítanme por las prisas esa expresión tan áspera) no nos estén "robando". El mundo de Star Trek o de Xena es más realista que lo que en sus delirios discurren las mentes de algunos soberanistas defensores del concierto y el procés. 

Siempre, siempre, cuando hablamos de las razones de las fronteras no hay más remedio que ir a las fronteras de la razón.

Josep Garganté i Closa. Tercer concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona

Robert Mitchum  en "The night of the hunter" (Charles Laughton, 1955)

Artur Mas
Saludo vulcaniano de Star Trek

(c)Post registrado en SafeCreative *1506174347716