2.5.17

La cebadilla ratonera

na de las dos fotografías valiosas e irrecuperables que perdí con mi última experiencia con un MacBook de Apple, era la del rastro de la calle en donde yo jugué cuando era una niña. El verano pasado empezaron las obras del nuevo bloque que se ha construido en donde antes había dos manzanas y ya no queda rastro de la calle ni de la fotografía que hice hace dos años. Esa fotografía llegó a estar en un álbum de Picasa Web pero nunca hice copia de seguridad y es totalmente irrecuperable. Tampoco queda gran cosa del terreno arcilloso que había en los descampados y en donde las balsas y la "bòbila", de un rojizo precioso. Pero de lo que menos hay es de la "flora" que teníamos, que en cuanto me refiera a ella por sus nombres pronto se verá que podríamos generalizar y llamar "maleza" tout court.
De lo que más me puedo acordar es de las berzas, las endivias salvajes, el trébol blanco, el diente de león, el llantén, la correhuela y, por supuesto, las espiguillas. Como hay por lo menos tres plantas a las que llamamos "espiguillas" habrá que añadir que me refiero no la poa annua o a la poa pratensis, que también las había, sino a la popular cola de ratón que usábamos para hacer batallas de espigas. Se enganchaban a la ropa como velcros. El término botánico para la cola de ratón o cebadilla ratonera, también conocida como zaragüelle es hordeum murinum.
Delante de mi casa, justo en la ventana a la que se asomaba la habitación de mi hermano teníamos una robinia que estaba medio muerta de asco porque creo que le echaban cubos de agua sucia con lejía. En el Turó de la Peira teníamos pinos, solo pinos. Luego cuando lo arreglaron y lo adecentaron como parque, le plantaron más especies, incluso ornamentales, pero originalmente era un pinar. 
Gracias a Dios luego he podido ver otras regiones de Cataluña. de España, de Europa e incluso de América, pero mis primeros años entre tan reducida variedad de especies lejos de limitarme me prepararon para apreciar mejor la naturaleza. Así que puedo recordar con todo detalle las silveiras con moras de los veranos en Finisterre, los castaños de Lugo y una vez que cerca del Montseny encontramos una mata de fresas silvestres deliciosas.
Cuando veo que la gente no recoge la caca de los perros si la hacen en un alcorque, o cuando veo que en general no aprecian las anagallis arvensis (pimpinelas) que proliferan al principio de la primavera, llego a la conclusión de que vivimos adocenados e insensibles a todo cuanto no es enorme o para los récords. No tenemos remedio. 
La cebadilla ratonera aparte de para hacer batallas de espigas solo tiene un uso forrajero y eso será si no hay algo mejor.
Plantago maior. Llantén

Hordeum murinum. Cebadilla ratonera

(c) SafeCreative *1705022225231

No hay comentarios:

Publicar un comentario