29.11.08

Canción de Navidad



*
"Ya se cayó el arbolito
donde durmió el pavo real
ahora dormirá en el suelo
como cualquier animal".

A Jordi Arruga

n mi opinión una de las mejores novelas que se han publicado es La vida del Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades (1554) o, tout court, el Lazarillo (1). A pesar de su brevedad y de pertenecer a uno de nuestros siglos de oro es una novela no sólo intemporal sino también inmortal. Curiosamente el nombre de la novela conocida como Moll Flanders (1722) parece un calco del Lazarillo, al titularse Fortunas y adversidades de la famosa Moll Flanders (en el original de Daniel Defoe, The Fortunes and Misfortunes of the Famous Moll Flanders). En cualquier caso, si cada cual se tiene bien aprendidos las adversidades de los dos personajes y su propio calvario laboral y profesional, queda dispensado de leer el librito de Marvin Harris llamado Jefes, cabecillas y abusones. Por cierto, dicho sea de paso, me he vuelto mico intentando encontrar el título original del librito de Harris (cuya edición en español por Alianza Cien tradujo Isabel Heimann sin indicar la fuente). Empiezo a sospechar que originalmente Jefes, cabecillas y abusones sería un artículo o bien un capítulo de un libro, y que Alianza Editorial hizo algo alegal [sic] en su colección “Cien” porque en su colección de “El libro de bolsillo” o en “Alianza Universidad” sistemáticamente se indica el título original en el verso de la portada. La colección "Cien" duró poco y se llamaba así porque cada libro valía veinte duros. Que no se indique la fuente no parece negligencia o descuido.

Vamos a lo que vamos: la avaricia. Ay, la avaricia. A la avaricia le pasa como al aparigraha de que hablábamos el otro día, que se explica en sí misma y en referencia a otros “pecados”. Precisamente días atrás una lectora ocasional de este pobre blog me comentaba en un mensaje-e que mi aproximación a lo que es el
aparigraha yóguico no fue correcta. Me permito trasladar sus propias palabras aunque sea en nota (2). Pues de la misma manera que confundí aparigraha y asteya (tomando elementos de ambos yamas del yoga), también hallo puntos de relación entre la avaricia y el resto de los llamados siete pecados capitales (lujuria, gula, ira, pereza, envidia y soberbia). En realidad me parece definitivo el análisis de Salomón: “He visto que todo afán y todo éxito en una obra excita la envidia de unos hacia otros. También esto es vanidad y atrapar vientos” (Ecle 4,4).

El
tío Gilito, en inglés Scrooge MacDuck (“MacPato”), procede del personaje de Canción de Navidad (1843) de Dickens , Ebenezer Scrooge. La apoteosis del tío Gilito y de sus fortunas y adversidades siempre se producía cuando se zambullía en montones de rutilantes monedas doradas. Y sin embargo la avaricia todo lo abarca y no sólo el dinero. Quien se comporta como un roñoso, un tacaño, un misántropo, un egoísta, un agarrado, un usurero, un ruin o un miserable, incluso para sí, lo es para el dinero y para todo. “Se ha sugerido que las opiniones de Scrooge sobre los pobres están basadas en las del demógrafo y economista político Thomas Malthus”, nos dice la Wikipedia. Por eso el Scrooge de la factoría Disney en el principio de Cuento de Navidad, nos recuerda como cuando el explotador tacaño cede y da un poquito es a costa de mucho:

“Cradchit – Hablando de trabajo, señor Scroodge, mañana es Navidad y… me preguntaba si podía tomarme la tarde libre.
Scroodge: ¡Navidad! Está bien, pero te descontaré la paga de medio día. Veamos… te pago dos chelines diarios…
Cradchit – Dos chelines y un penique, señor.
Scroodge: Ah, sí, te aumenté el sueldo hace tres años.
Cradchit – Sí, señor, cuando empecé a hacerle la colada”.

Evidentemente la colada no tenía nada que ver con el trabajo para el cual lo había asalariado. Como el personaje de Cradchit lo hace Mickey Mouse, mi corazón siempre ha pertenecido al ratón y uno de los días más felices de mi vida fue cuando estuve en Disneyland París y pude abrazarlo.
***
(2) “Hola, Martuqui. He leído tu última entrada, y te escribo para susurrarte al oído que en realidad "resistir al deseo de lo que no nos pertenece" es la definición de asteya, el tercer yama, y que aparigrahâ, el quinto, se define como "el abandono de la avaricia o capacidad de aceptar sólo lo apropiado". Es una distinción sutil que me tiene loca, […]. Si tienes la edición del Yoga Sutra de Edaf, míralo en la página 82, en todo caso es el II, 30. Asteya se define como carencia de codicia, no robar y aparigrahâ como carencia de avaricia, sobriedad, no atesorar, que es a lo que tú te refieres en la entrada. Me imagino que la distinción está en ese no apoderarse de lo que es de otro en el primer caso y en no apoderarse de cosas que no necesitemos (aunque no sean de otro) en el segundo caso. Por lo demás, sigues siendo la mejor, tía Jenny.”

Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451  

28.11.08

El berro azul

A Maxi Barrio, en el Día de los Inocentes.

Una vez que yo fui a Roma
no me dejaron entrar
porque había unos trompeteros
que me hacían pau, pau, pau, pau.
(Bulerías de Cádiz. Letra: José Gómez León)


 



añana vuelvo a Roma. Fui en septiembre de 1990 o 1991, el año que acababan de restaurar la Capilla Sixtina y la Fontana di Trevi, que estaba tan limpia y esplendorosa que era imposible de mirar a pleno sol. La Wikipedia dice que la limpieza y restauración se hizo el año 1998 (¿?). Una cosa no quita la otra, pero en verdad fui a Roma en 1990 o en 1991 y la fuente estaba como nueva y la habían acabado de limpiar a fondo. Sin gafas de sol se me saltaban las lágrimas de los ojos si el mármol lucía a pleno sol, como era el caso. La restauración que se había hecho de los frescos de Miguel Ángel tenía el valor añadido de quitar las malas restauraciones y de aplicar a la obra original los métodos de restauración modernos, que ante todo respetan lo que es auténtico.

Cuando fui a Roma hace 17 o 18 años creo que me llevé una guía Michelin. Ahora no me llevo más que un número de Lonely Planet que se publicó al principio del invierno en donde predominan las ilustraciones. Para entonces había leído más literatura italiana de la que he leído en años sucesivos, en que he leído principalmente libros de la historia de Roma antigua. Durante estos años vinieron a mis manos los Paseos por Roma de Stendhal y el Viaje a Italia que Goethe acabó de escribir cuando Stendhal tenía 4 años. También he visto casi toda la filmografía neorrealista italiana, de la que destaco Roberto Rossellini, mientras que en los años anteriores a mi primer viaje había visto toda la filmografía de Luchino Visconti. Esas etapas se marcan con la misma nitidez con la que se marcan los anillos arbóreos y las varvas rocosas tal vez porque fui a Roma. Si me preguntáis qué más pasó el año 1990 o 1991, aparte de Roma, diría que la pérdida de un amor. Para recordar más tendría que pasar de la dendrocronología o interpretación de los anillos arbóreos a la paleografía de mis notas para aquellos años.

En los nueve días que pasé en Roma impepinablemente acababa siempre yendo al Coliseo. Por los agujeros de sus piedras travertinas despojadas de las grapas de bronce originales parecía haberse colado la sangre de los 3000 gladiadores que murieron en los juegos de los primeros 100 días de su inauguración, todo el horror de los mártires cristianos y, claro, todo mi propio horror por un amor desgraciado. Y sin embargo el límpido cielo romano, su alegre sol, todo lo restañan, y se colaban por las grietas y las ruinas y mi rencor como el más poderoso antiséptico. Me viene a la cabeza el soneto de Rimbaud (Le dormeur du val), donde también reluce el sol indiferente:

C'est un trou de verdure où chante une rivière
Accrochant follement aux herbes des haillons
D'argent, où le soleil, de la montagne fière,
Luit ; cest un petit val qui mousse de rayons.

Un soldat jeune, bouche ouverte, tête nue
Et la nuque baignant dans le frais cresson bleu,
Dort : il est étendu dans l'herbe, sous la nue,
Pâle dans son lit vert où la lumière pleut.

Les pieds dans les glaïeuls, il dort. Souriant comme
Sourirait un enfant malade, il fait un somme.
Nature, berce-le chaudement : il a froid !

Les parfums ne font pas frissonner sa narine ;
Il dort dans le soleil, la main sur sa poitrine,
Tranquille. Il a deux trous rouges au côté droit. (*)

Lo mismo que el Taj Mahal es un mausoleo por la esposa del Sha Jahan, ¿cuántos monumentos no habrá erigidos como un gesto de duelo, de amor, de dominación, de saqueo, de ostentación, de poder? Se dice que la arquitectura que Roma hizo en Oriente era muy superior a la que hizo por ejemplo en Hispania, donde –con permiso de los segovianos y los emeritenses- no había a quien impresionar. Cádiz es la ciudad más antigua de Europa, sí. Se dice que aquí en Barcelona el Auditori edificado ante el TNC (Teatre Nacional de Catalunya) pero no de frente, representa su oposición en todos los sentidos. El TNC remeda un Partenón pequeñito y el Auditori es como un cubo de Kubrick. El Auditori representa el Partit Socialista de Catalunya mientras que el TNC representa a Convergència i Unió. El Auditori representaba el Ayuntamiento mientras que el TNC representaba la Generalitat, por tantos años en manos de unos y de otros. También se dice que los mejores edificios del Berlín federal se construían precisamente ante la línea del muro del Berlín democrático, para que vieran los comunistas lo bueno que es el capitalismo. El Coliseo se construyó sobre el jardín de Nerón, fue la cantera del palacio Barberini y ha sufrido terremotos y un bombardeo, pero sigue en pie y todo hace pensar que nos sobrevivirá a los aquí presentes. No como Gaza.

Otro de los lugares a los que fui más de dos y tres veces fue a la Piazza Spagna, al Trastevere y a un restaurante chino. No tengo demasiada afición por la comida china internacional, aunque reconozco que su alquimia de los sabores es admirable. Fui pinche de un cocinero chino en Toronto (Canadá), además. Lo que ocurre es que me gusta la cocina muy poco elaborada, muy al natural. Por eso el mejor plato de spaguetti que he comido en vida mía lo comí en Asís. Y sin embargo reconozco que aquellos días de Roma me resultaba muy reconfortante sobre todo el arroz y el té con que acompañaban mi menú. Y eso, el consuelo, es el tercer pilar gastronómico donde se apuntalan los otros dos (el valor nutritivo y el valor gustativo). Decía mi abuela homónima, Consuelo Fernández, que era mejor comer una patata cocida con tranquilidad que gloria bendita con los nervios de punta, y es verdad.

(*) Expressione spagnola:
“Un hoyo de verdor, por el que canta un río / enganchado, a lo loco, por la yerba, jirones / de plata; donde el sol de la montaña altiva / brilla: una vaguada que crece en musgo y luz. // Un soldado, sin casco y con la boca abierta, / bañada por el berro fresco y azul su nuca, / duerme, tendido, bajo las nubes, en la yerba, / pálido, en su lecho, sobre el que llueve el sol.// Con sus pies entre gladios duerme y sonríe como / sonríe un niño enfermo; sin duda está soñando: / Natura, acúnalo con calor: tiene frío. // Su nariz ya no late con el olor del campo; / duerme en el sol; su mano sobre el pecho tranquilo; / con dos boquetes rojos en el lado derecho.” (El pez martillo).
*
Si hay alguien ahí, ¿podría ayudarme con este listening?: Vídeo de Camarón, Rocío Jurado, Tomatito, Curro Romero y Carlos Herrera. Lo que yo entiendo es:
Tengo que armar un tangay
con esta [...?]
tengo que armar un tangay
La mitad del mundo es Cai
y la otra mitad Sevilla
Cai, Sevilla, Sevilla y Cai,
yo he visto el mundo, primo,
esto es lo que hay.
Hay un comentario en youtube que se preguntaba hace un mes "podeis decirme la letra k dice camaron al principio, y rocio al principio tambien , por favor gracias. " A ver si entre todos la sacamos.

Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451  

Premio Marsé

A Francisco M. Ortega Palomares
Le han concedido a Juan Marsé el Premio Cervantes 2008 y una de las frases que ha dicho a la prensa es que la literatura no tiene nada que ver con los premios. Sólo por esta frase creo que debería concederse el Premio Marsé a dos escritores (que tampoco eran mancos), a Miguel de Cervantes y a Ramón María del Valle-Inclán. 


Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451 

24.11.08

Unidad de espera

El liquidámbar no tiene nada que envidiarle, como es natural (en los dos sentidos de la frase “como es natural”), al Hotel AC Córdoba Palacio, también conocido como el Hotel Oxidado. El liquidámbar o árbol del ámbar a pesar de ser americano empieza a ocupar algunos jardines urbanos y muestra todos sus colores, del verde al rojo y al amarillo. Si como dice la inevitable Wikipedia sirvió para perfumar los guantes en Francia, eso es porque su resina debe de ser muy aromática y además parecerlo. El hecho de que sean parte fundamental en el Memorial World Trade Center, en recuerdo de las víctimas del 11S, debe de ser a su vez algo bastante meditado y calculado. La verdad es que no es árbol que inspire la robustez del roble o el arce, pero es insubstituible en un puzzle de 5000 piezas con cielo azul de postal card, o bien bordeando un frío estanque crepuscular donde vadea una carpa con la ingravidez de la Ofelia de John Everett Millais cuando perdió la razón y la vida. Algo que también me inspira el liquidámbar es que tiene un metabolismo rápido. No sé si me explico. Seguramente, lo mismo que hay la proporción áurea también hay muchas cosas que se rigen por la fracción de 3 minutos. En otro orden de cosas, yo suelo comprar 10 minutos de queso, en referencia a esa forma solar y parecida a una esfera de reloj que tiene el manchego. “Póngame 10 minutos”. Pero no nos desviemos del tema (¿qué tema?) y volvamos a los 3 minutos. Es curioso que al hacer un barrido con el buscador de Google, cada 3 minutos se producen cosas dispares en principio:

Cuando sientas las contracciones cada 2 o 3 minutos y su duración sea de 45 a 50 segundos, el útero habrá alcanzado una dilatación de 8 centímetros. ...www.prenatal.net/parto.htm - 12k - En caché - Páginas similares

27 Oct 2008 ... Cada tres minutos y medio muere una persona por causas relacionadas con el trabajo, y cada cuatro segundos y medio un trabajador de la UE ...www.rebelion.org/noticia.php?id=74966 - 7k - En caché - Páginas similares

Seguridad Informática. SE REINICIA CADA 3 MINUTOS. ... Buenas, hace unos meses tuve un problema; el ordenador se reiniciava solo pasados unos 3 minutos. ...www.todoexpertos.com/categorias/tecnologia-e-internet/seguridad.../se-reinicia-cada-3-minutos - 45k - En caché - Páginas similares

Las televisiones emiten un acto violento cada tres minutos. Las televisiones emiten una media de 23,7 actos violentos por hora, es decir uno en menos de ...www.soitu.es/soitu/2008/02/08/info/1202463718_529412.html - 30k - En caché - Páginas similares

3 Nov 2008 ... Una ruptura matrimonial cada 3 minutos y medio en España ... Cada 3,5 minutos se produjo una ruptura matrimonial y más de 400 rupturas al ...www.telecinco.es/.../
Cada+3+minutos+y+medio+ocurrio+una+ruptura+matrimonial
+en+el+ultimo+... - 43k - En caché - Páginas similares

10 Jul 2007 ... Cada tres minutos se roba un coche en España. Los todoterrenos acaparan el 66% de las sustracciones.www.consumer.es/web/es/motor/2007/07/10/164797.php - 38k - En caché - Páginas similares

En España se sustrae un vehículo aproximadamente cada tres minutos, según los datos de la empresa especializada en localización de vehículos, Detector. ...www.infocoches.com/art/noticia-un-vehiculo-robado-cada-tres-minutos-17413.html - 21k - En caché - Páginas similares

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) - Cada tres minutos muere un recién nacido en el mundo a causa del tétanos neonatal, responsable de la muerte cada año de más ...www.europapress.es/.../noticia-cada-tres-minutos-muere-recien-nacido-causa-tetanos-neonatal-unicef-20... - 45k - En caché - Páginas similares

Cada 3 minutos, muere por tuberculosis una persona con VIH. La coinfección por el VIH/TB se ha extendido por todo el mundo y en México se observa desde 1993 ...www.insp.mx/medios/noticias/index.php?art/id:113 - 24k - En caché - Páginas similares

Un video de youtube que muestra la victoria de Australia a America Samoa 32 - 0. Eso sale a un gol cada 3 minutos. :)www.unosaficionados.com/story.php?title=Australia_gana_America_Samoa...cada_3_minutos - 28k - En caché - Páginas similares

Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat - Versión en HTMLCada tres minutos una persona se contagia en el mundo de lepra, una. enfermedad causada por un bacilo que se puede curar en menos de un año, ...www.redaccionmedica.com/revista_prensa/archivo/galicia_28_01_08_4.pdf - Páginas similares

Una Thermomix cada 3,5 minutos. Acabo de recibir una nota de prensa de la compañía alemana Vorwerk en la que explican que, desde 2004, ha vendido el 35% del ...www.gaceta.es/Blogs/la-gadgeta/?p=255 - 11k - En caché - Páginas similares

En la India se produce cada diecisiete segundos un delito y cada tres minutos hay una agresión contra las mujeres, según un informe de la Comisión Nacional de Registro de Delitos (CNRD), que publica hoy el diario "The Times of India".

Noticias de última hora y en español sobre la actualidad nacional, internacional , economía, deportes, tecnología, cultura, sociedad y mucho más.www.caracol.com.co/noticias/327303.asp?id=327303 - 31k - En caché - Páginas similares

Ya que el año pasado se lanzaba un nuevo producto(ii) cada tres y medio minutos. Sólo en 2005, se introdujeron 156.125 nuevos productos de consumo ...

Nuestro entrevistado califica de emergencia extrema la situación de los migrantes: “Cada 3 minutos muere un migrante en América, producto de xenofobia, ...www.abc.com.py/2007-09-09/articulos/356142/cada-3-minutos-muere-un-migrante-en-america - Páginas similares

Actualmente, se producen un aborto cada siete minutos… cifra que aumentará, a partir de 2008, y será de un aborto cada tres minutos.
...infonacional.com/modules.php?name=News&file=article&sid=4929 - 67k -

Vas a hacer una sucesión de 6 ejercicios destinando 30 segundos a cada uno (el equivalente a 3 minutos). Mientras mantienes las rodillas flexionadas, ...

18 Feb 2008
... Una de cada cinco especies de plantas en Alemania se está viendo ... Los ataques causan daño cerebral en tres minutos, revelaron unos
...www.laflecha.net/canales/ciencia/noticias/los-ataques-cerebrales-causan-dano-despues-de-tres-minutos - 55k - En caché - Páginas similares

LIBROS - LOS TRES PRIMEROS MINUTOS DEL UNIVERSO Más LIBROS - MARCAPAGINAS PELUCHE OSO BERTIE · MARCAPAGINAS PELUCHE OSO BERTIE. IF HOUSE. Cuando cada uno de ...www.casadellibro.com/libro-los-tres-primeros-minutos-del-universo/2900000679018 - 58k - En caché - Páginas similares

Me propongo esta semana meditar no tanto sobre el carpe diem o el tempus fugit y el sic transit gloria mundi u otros latinajos que no tienen que ver ni con el habeas corpus o el ab intestato ni con el cunni linguis, sino sobre los 3 minutos como unidad de espera. En realidad, creo que si a veces esperásemos 3 minutos seguramente el panorama de este calidoscopio en el que a veces estamos girando lo percibiríamos de otra manera. Todo es cuestión de tiempo. Evidentemente, si uno no se muere de tétanos o le roban el coche en 3 minutos, eso no le inmuniza para que no le ocurra en los siguientes 3 minutos. No es eso. Además, los 3 minutos del maltrato de género se pueden solapar con comprarse la Thermomix, de manera que nada garantiza que hayan 3 minutos de tranquilidad o de lo que sea en exclusividad.

Estoy pensando en usar el reloj de arena que uso para pasar los huevos por agua (de 3 minutos) a ver qué pasa.


Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451  

18.11.08

Los cinco sentidos

Hoy como gallega que soy he respondido un post de Nuno Castelo Branco en Estado sentido, con una pregunta (*). No lo he podido evitar. Invito a los lectores que pudieran recalar en este post mío a que se vayan derechitos al blog portugués para leer su mirada sobre España. Y los invito también para que pongan remedio con sus comentarios sino a mi ignorancia al vacío de otras opiniones más vigorosas y más autorizadas que la mía.
Álbum Nós (Daniel Castelao, 1916-1918)
(*) "Gracias por tener en cuenta un comentario como el que yo pude articular ante el impacto por el video legitimista. He invitado a otras personas, de mi confianza y de mi admiración y con más criterio, para que le pongan remedio a la ignorancia que voy a desplegar en este otro comentario.
Tres cosas:
· Primero, agradecer cualquier mirada sobre mi país, que no he conseguido entender pero sí amar con todo el corazón. Y más viniendo de Portugal, otro país que también amo.
· Segundo, que a pesar de que no he conseguido entender a mí país, sí que puedo decir objetivamente que se QUIERE BIEN al rey Juan Carlos I y a la reina Sofía. Sólo unos grupos muy minoritarios y radicales de signo nacionalista les abuchean, queman sus fotos oficiales o les hacen escarnio en programas televisivos y radiofónicos de dudoso contenido humorístico.
· La tercera cosa y la más importante ahora es que estoy *maravillada* de la muerte de tu capacidad de análisis y de síntesis. Proyectas una mirada privilegiada sobre España y eso sin situarse a vista de pájaro (por encima), o sin situarse desde una perspectiva lejana desde la cual trazar un mapa en donde todo se ve pero muy pequeño, difuminado y cohesionado. Tu forma de mirar para mí es nueva. Ya estás sabiendo que yo me muevo por capas de realidad, imágenes sueltas, retales, escombros, y que pocas veces consigo ver las conexiones que hay entre ellos. Pero cuando las veo, las digo.
*
Un ejemplo: El 20 de noviembre de 1975 yo tenía 14 años y nos dieron fiesta en el colegio por el luto de 3 días. Estudiaba conmigo una heredera de un gran propietario rural que habían matriculado en mi escuela (niños de obreros y pequeños comerciantes) para rectificarla porque estaba un poco descarrilada. Fui con ella a casa de su tía, en uno de los barrios ricos de Barcelona. Era un piso increible. Grande, luminoso, moderno (¡hasta se oía bossa nova!). La tía de A tenía unas botellas de champagne o cava para celebrar la muerte del dictador Franco. Aún no he conseguido llegar a poder justificar todas las piezas de ese puzzle o –en español- “rompecabezas”: el cava, la celebración de la muerte de Franco, la bossa nova, los enormes sofás, la adolescente heredera de una gran fortuna rural. Otro ejemplo: no hay nada que sea tan parecido entre sí en la multicultural España como lo que han conseguido Cataluña, Galicia y el País Vasco al querer distinguirse. Nunca se hubiera parecido Galicia a Cataluña de no haberse empeñado en normalizar el léxico gallego que sistemáticamente más se aparta del español. La revalorización de la cultura folklórica y de los festivales populares también ha exacerbado el parecido entre comunidades autónomas. El proteccionismo de las lenguas minoritarias y de sus patrimonios literarios y pseudoliterarios ha promovido una nueva clase social interhispánica de gente que está dispuesta a seguir obteniendo premios y subvenciones por obras de muy poca o ninguna calidad. La defensa de estos personajes de la "norma" que se han fabricado como standard es pueril. [También es una prueba de ese parecido el calco del tripartito como pacto entre fuerzas sin mayoría suficiente]
*
En definitiva, por mucho ejemplos que pusiera y que solo esbozo, a lo que voy es a mi pregunta: ¿Qué es lo que hace enriquecer a un país?, ¿Qué es lo que hace enriquecer más a unos que a otros dentro de un país? Y mi pregunta no es de derrota ante el diálogo o la conclusión, como formas productivas de pensamiento. Mi pregunta no es una provocación o un desafío. Mi pregunta es una denuncia. Aaoiue dixit :·) "

Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451   

15.11.08

Perdidos en el espacio



The planet of the apes (Franklin J. Schaffner, 1968 )

A Odisea-Win Yun Po
No como el mítico gigante griego de bronce,
De miembros conquistadores a horcajadas de tierra a tierra;
Aquí en nuestras puertas del ocaso bañadas por el mar se erguirá.
Una poderosa mujer con una antorcha cuya llama
Es el relámpago aprisionado, y su nombre.
Madre de los Desterrados. Desde el faro de su mano
Brilla la bienvenida para todo el mundo; sus templados ojos dominan
Las ciudades gemelas que enmarcan el puerto de aéreos puentes
"¡Guardaos, tierras antiguas, vuestra pompa legendaria!" grita ella.
"¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres
Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad
El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas
Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí
¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!"
Emma Lazarus, El nuevo coloso (al pie de la Estatua de la Libertad)
*
En esta vida nuestra es difícil que andemos acertados en el momento adecuado y que además por ende seamos oportunos. La mayor parte del tiempo por lo tanto estamos en manos de la rutina y de nuestros deberes o compromisos, y el resto del tiempo lo confiamos al ocio o a nuestros anhelos, pero no sé si vivir es eso. Ni tampoco a estar subidos en la oxitocina, esa hormona que procura unos colocones emocionales que ríanse ustedes de los 8 loopings del Dragon Khan del Park Aventura, en Salou (Tarragona). Por algo que no llegamos a saber bien cómo ocurre, a veces nos pasan cosas y a veces no. Y ni siquiera digo que sean cosas que nos resulten ventajosas o que nos resulten desfavorables. Simplemente, a veces parece que no se mueve ni el aire, y otras parece que todo se pone en marcha y hasta lo hace armoniosamente. Por armoniosamente me referiría tanto a la escena de sexo de Delicatessen como a cuando se escucha verdaderamente con la debida atención a Bach o a Beethoven –por un decir- y descubrimos que un haz de luz arrojada sobre la llave de un cajón, los gorriones, todo, imita y celebra algo que va más allá de la melodía. Un orden.

Nuestra vida deja muy poco espacio a la peripecia, al avatar, a la aventura. Hay el sucedáneo del turismo y el voluntariado, que a su manera es como un sucedáneo de la solidaridad y que tampoco no sé si es vivir. Si alguna cosa yo hice alguna vez acertadamente en el momento adecuado y oportuno estoy segura de que fue leer las novelas que se suelen catalogar como novelas juveniles. Tuve la suerte de que el marido de mi madrina nos pasó a mi hermano y a mí la prodigiosa colección que él había tenido de niño. Como tanto J.Mª como yo leíamos como maníacos, pronto nos habíamos leído todos los libros no una sino varias veces. Como tuve un par de accidentes, uno a los 9 años y otro a los 12, casi todos mis compañeros del colegio, de la calle y del grupo de boyscouts (sí) me regalaron libros. Por lo tanto reuní una colección creo que desproporcionada con respecto a lo que eran mis propios recursos económicos, y además sin duplicados. Los libros que más me gustaban eran la vida de Genoveva de Brabante, la Odisea, los Viajes de Gulliver, las 20.000 leguas del viaje submarino, Viaje al fondo de la tierra, Viaje a la luna y Robinson Crusoe. Leí la Odisea a los 13 años (por eso para mí sigue siendo sobre todo una novela juvenil de aventuras). Y su lectura me llevó a los 15 a las Metamorfosis y eso me arruinó el gusto, puesto que ya no fui capaz de leer según qué, de la misma manera que después de un buen vino o de una buena conversación ya no es fácil pasar por cualquier cosa inferior ni correosa. Después he leído hagiografías y, lo que es lo mismo, autobiografías. Lo bueno de las autobiografías es que con leer el primer párrafo sin salir de una librería es fácil darse cuenta de si lo que mueve al autor es una cuestión de vanidad y autocomplacencia o publicidad, o exhibicionismo, o si hay verdaderamente un trabajo de superación, de generosidad, de indagación o de meditación.

Como en la época juvenil, que al parecer los psicólogos suelen situar entre los 12 y los 17 años, tenía tiempo para todo, también disfrutaba de las series televisivas de aventuras. Tengo un recuerdo muy vivo de
"Flipper", "Maya", "Daktari" y, en menor grado, de "Bonanza", aunque admito que estaba muy bien explicada y perfilada. Pero las dos series a las que, como se dice ahora, estaba “enganchada” fueron sin duda "Perdidos en el espacio" (Lost in the space) y "Viaje al fondo del mar". Prefiero definitivamente "Kungfu" a "Hechizada" o "Embrujada". Luego hubieron muchos héroes que se movían sobre ruedas y no me refiero a Ironside y a su maravillosa furgoneta adaptada, sino al Ford Torino rojo de Starsky y Hutch (el “tomate”) y el Peugeot 403 de "Colombo". También recuerdo vagamente "Espacio 1999" y "La mujer policía", pero nada me llegó a cautivar tanto como "Viaje al fondo del mar" y "Perdidos en el espacio":

"Serie producida en 1965 por CBS y emitida hasta 1968. Creada por el mago de la ciencia ficción Irwin Allen. Inspirada en la novela "Los Robinsones Suizos"de J.R. Wyss, la acción se desarrolla en el "futuro"1997, y cuenta el proyecto del gobierno americano en el que se propone por vez primera, enviar al espacio a una familia con el propósito de colonizar nuevos planetas, ante la sobrepoblación de la tierra. La familia estaba encabezada por el profesor John Robinson (Guy Williams), su esposa Maureen, (June Lockhart), y sus hijos, Judy, Penny y Will (protagonizados por Marta Kristen, Angela Cartwright, y Billy Mumy), por último, el comandante Donald West (Mark Goddard), era el piloto de la nave espacial "Jupiter II". Su destino, un planeta habitable que gira alrededor de una de las estrellas del sistema de Alpha Centauri, a unos 4,5 años luz de la Tierra.
También viaja con ellos el maquiavélico Dr Zachary Smith (Jonathan Harris), contratado por una potencia extranjera para sabotear el viaje. Aunque finalmente sus planes son descubiertos, su ataque hará que la nave se salga de su trayectoria y comience a vagar sin control por el cosmos, quedando sus tripulantes perdidos en el espacio. A partir de ese momento, los Robinson tendrán que enfrentarse a numerosos peligros desconocidos, y siempre con el Dr Smith al acecho.La mascota del viaje era el inteligente robot 1a1998, programado en principio por el malvado Dr para matar a la familia, y controlado finalmente por el pequeño Will.”

Reconozco de corazón que la nave Júpiter II de "Perdidos en el espacio" ahora parece una fiambrera, pero era maravillosa. Es verdad, sin embargo, que el no menos maravilloso
sónar de "Viaje al fondo del mar" o el periscopio transportaban mi imaginación a las profundidades pelágicas de un océano más misterioso y cortocircuitante que el mismísimo firmamento. Y los perdidos en el espacio me sugerían todo lo que puede dar de sí un viaje. Las sirenas de Ulises hacen reír al lado de los huevos que descubre la capitana Ripleu de "Alien, el octavo pasajero" (1979). Y no obstante, cuando la computadora Madre de Alien despierta de su letargo artificial a los tripulantes del Nostromo, servidora no puede menos que acordarse de la isla de los lotófagos del principio de la Odisea, cuando al comer loto se desmemorian y no piensan en regresar a Ítaca. El letargo artificial de Alien ya estaba en cierta manera en "El planeta de los simios" (1968), ya que al principio de la película los astronautas están hibernados. No es casualidad que el coronel George Taylor (Charlton Heston) en la versión del libro en que está inspirado el guión (La planète des singes, Pierre Boulle) se llame Ulysse Mérou, de la misma manera que no es casualidad que el héroe principal de "Perdidos en el espacio" se llame John Robinson. Está claro que "2001 odisea del espacio"(1968) también retoma la historia del periplo de Odiseo-Ulises.

La idea de periplo no tanto como “recorrido o trayectoria espiritual de una persona” como de “viaje o recorrido, por lo común con regreso al punto de partida” alcanzó su versión más tremenda en "El planeta de los simios", cuando El coronel Taylor y Nova se encuentran con la Estatua de la Libertad semienterrada. La imagen de la pareja en la playa con el caballo ya es de por sí muy poderosa, pero el descubrimiento de Taylor de que están en la Tierra y no en Orión, es un fotograma definitivo en la historia del cine. Curiosamente, muy cerca del emplazamiento de la Estatua está la isla de Ellis, donde estuvo la principal aduana de Nueva York, donde entre 1892 y 1954 entraron 12 millones de pasajeros. Entre ellos habían multitudes de emigrantes europeos y entre esos emigrantes europeos, mi abuelo, que estuvo 25 años en la ciudad.
*
Me acordé de “Perdidos en el espacio” después de visitar a un amigo mío en una clínica de enfermos crónicos y terminales. Su mujer, también amiga mía, está con él todo el tiempo posible, porque en realidad eso es todo lo que se puede hacer por él. Después de un derrame cerebral masivo fue operado y aunque estuvo en coma inducido unos días, fue despertado y contra todo pronóstico sobrevivió. Vive, si es que eso es vivir, con una traqueostomía. Además lleva una gastrostomía para comer de unas bolsitas de nutrición enteral. Entiende pero no puede articular palabra y su estado no le permite caminar ni leer. Se hace entender con las manos y recibe todo el antidepresivo que se puede administrar a una persona. Pepe y María están perdidos en el espacio, están ahí a la vez varados y a la deriva. Muchos de los enfermos están enajenados, algunos están abandonados por sus familias y apenas reciben visitas. Unos pocos de los que están medio bien como para estar en las salas comunes o en la terraza de la azotea, se pelean entre ellos. Un día, uno de ellos se interpuso desafiante con su silla de ruedas (le faltan las dos piernas) en la entrada del ascensor y no dejaba entrar a nadie. No sé si hace falta decir que estos centros no son como el crucero del amor de "Vacaciones en el mar" (ya que hablamos de películas).
Más:
La mirada de Ulises (la escena de Sarajevo) (1995)
O Brother (la escena del Cíclope) (2000)

Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451 

7.11.08

Las señoras de la piscina



Beatrix Potter

*
"Triste é o cantar que cantamos,
máis ¿qué facer si outro mellor non hai?
Muita luz deslumbra os ollos,
causa inquietude o muito desexar.
Cando unha peste arrebata
home tras home non hai máis
que enterrar depresa os mortos,
baixa-la frente, esperar

que pasen as correntes apestadas...
¡Que pasen..., que outras virán!"
Rosalía de Castro

“¡Yo, que de un estropajo hago cuatro!” 




acía tiempo que en este blog no comentábamos una frase al vuelo, pero últimamente he oído dos sin desperdicio. Una la oí en la calle: “Yo mi sofá, mi mando, mi tabaco y, si quiero, un cortadito”. La otra la pronunció mi madre, cargada de razón: “¡Yo, que de un estropajo hago cuatro!”. Y es que verdaderamente los estropajos que usa, los de rejilla de plástico duro recogidos en forma de flor con un bodoque en el centro, son demasiado e innecesariamente grandes mientras están nuevos. Esta frase al vuelo, aunque está en un entorno sobre el que voy a escribir a continuación, tiene la propiedad de todas las frases al vuelo de tener por sí misma un significado poderoso y una sonoridad característica. Le pasa como muchas frases del Paradiso del poeta José Lezama que tienen una resonancia especial y que sugieren muchos sentidos. Por ejemplo aquella de “La caca del huérfano hiede más”. 
La presión que estoy soportando es inhumana. Me explico: el día que las madres de España (esos seres de la mitología prerromana, esos pilares biológicos) se pongan todas de acuerdo y a la observación totalmente inofensiva de que “después de tamaño desayuno me vendría bien un cafelito” respondan “Pues te vas al bar”, ese día –digo- esto se hundirá irreversiblemente. La mía está en pie de guerra desde que sin quererlo ni beberlo le quitaron la tarjeta rosa que le daba derecho a usar los transportes públicos del área metropolitana de Barcelona gratis. Ahora, mejor dicho, su tarjeta rosa sólo le da derecho a adquirir la T4, que es la tarifa mínima. La cuestión es que le retiraron su tarjeta rosa, la buena, cuando fue al consejo del distrito a devolver la de mi padre, cuando murió en enero de 2006. El Ayuntamiento les había enviado la tarjeta rosa automáticamente a los dos cuando cumplieron 65 años. Alegaron que la administrada tenía dinero. Probablemente, pero la pensión que percibe no llega a 600 € y es menor que la percibían los dos dividida por dos. Cualquiera sabe que los gastos de agua, teléfono, electricidad, comunidad de vecinos, gas, etc. de dos personas vienen siendo iguales que los de una sola persona. 
La primera reacción de mi madre fue la de dejar de reciclar. Es decir, la de tirar todo directamente en la basura sin separar los tetrabricks de la leche y las botellas de Fairy de los diarios gratuitos y la publicidad, las mondas de naranja y el marro del café. Nótese que la especificación de los desechos de mi madre es todo lo intencionada que parece, puesto que es una basura que refleja una actividad absolutamente impecable y de una persona que de un estropajo haría cuatro. La segunda reacción de mi madre, C.S.M., fue la de sacar el tema diariamente por lo menos una vez. Por ejemplo, si salía el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, por la tele, decía: “Ése, que cobra 178.000 € cada año, ¡más que ningún alcalde!, y le quita la tarjeta rosa a las viudas”. Habría que llamarlo "Jordi Eureu".
Como C.S.M. es lenta pero implacable, ahora está en el proceso de ir a reclamar hasta donde se pueda reclamar. Le sugerí –yo, que soy rápida pero inconsistente- que había una ley muy importante por la cual claramente lo que le habían hecho era ilegal o alegal o lo que sea que es. Me refiero al artículo 113.3 de la Ley 30/92, de 26 de noviembre Ley de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común:
“El órgano que resuelva el recurso decidirá cuantas cuestiones, tanto de forma como de fondo, plantee el procedimiento, hayan sido o no alegadas por los interesados. En este último caso se les oirá previamente. No obstante, la resolución será congruente con las peticiones formuladas por el recurrente, sin que en ningún caso pueda agravarse su situación inicial”.
En cualquier caso, siendo ella lenta y yo rápida, ella implacable y yo inconsistente, lo que tenemos en común es que somos de protestar y no de quejarnos ("ay ay ay ñi ñi ñi").
Como el tema le lleva a mal traer anda opaca y ensimismada, no explica mucho, pero le pregunté qué iba a hacer. Me dijo que ya se había informado y que tenía que ir a una oficina donde los Ferrocarriles Catalanes. Le pregunté que quien le había informado y me respondió “Las señoras de la piscina”, a lo que yo no me atreví a rechistar nada, puesto que la debilidad del argumento inspira una indefensión elocuente. 
Lleva una mala temporada, sí. En el taller de memoria les pidieron que escribieran una historia que recordasen y la escribió de un tirón: 

“C[…] S[…] M[…]. Nací en Finisterre el 20 de mayo de 1934. + Hija de marinero. A los 8-10 años que estábamos en plena postguerra hacía mucho frío y muy poca pesca. Es más, a veces salía a pescar y volvía de vacío. Recuerdo que mi padre llegaba con los ojos llenos de legañas y los puños rozados de la ropa de agua de remar y había hasta galernas. No teníamos para comer y menos para juguetes, que nosotros confeccionábamos […] Pero llegaba la fiesta de Reyes y los niños que sus padres tenían dinero les traían juguetes y a los pobres no nos dejaban nada. Teníamos en la parroquia un cura que se llamaba Don Juan Bueno y Bueno […] Llegó al punto de solucionarlo, supongo que le costó mucho tomar la decisión de decirnos que nosotros éramos buenos pero que nuestros padres no tenían dinero. Yo era pequeña pero me acuerdo que no sentó bien a todo el pueblo, pero yo pienso que no estuvo mal. El sentimiento que yo tengo es por mis padres lo que debieron sufrir […]” (Clicar en la lupa de Picasa para ver la imagen ampliada).
Nunca había visto un texto tan largo de mi madre, que sólo hace cuentas o listas de la compra y se apunta palabras que oye en la radio cuyo significado ignora, poco más. Pues entendió mal y el profesor pasó totalmente por alto el ejercicio. Yo sé que lo escribió en la mesa de la cocina porque había algunos trazos del mismo bolígrafo en el hule. Bueno, un chasco lo tiene cualquiera.
Esta anécdota ya me la había explicado a mí, que la recogí en este blog: “Me he acordado del P. Juan Bueno Bueno. Además de dos veces bueno fue breve, como si lo dijera Gracián, porque vivió poco. O, mejor dicho, vivió pocos años. Me sabe hasta mal hacer un chiste tan a huevo, pero es que es así tal cual lo digo. Era bueno. Fue párroco en el pueblo de mi madre después de la Guerra Civil, la guerra fraticida, ¿cuál no lo es? Un día, en un oficio de Adviento, le dijo a los niños: "Niños, los Reyes son los padres". Y es que al Padre Bueno le dolía ver que unos niños tenían muchos regalos y otros nada. Y le dolía ver que los niños pobres y los niños ricos encontraran en esa distribución de la riqueza o de la pobreza, respectivamente, alguna razón o alguna justicia (fuera humana o divina).” (El día más corto del año)
A C.S.M. no le va a gustar lo que estoy haciendo. No me refiero a este pequeño homenaje al Padre Bueno, sino a colgar un texto suyo en internet, un lugar que en general le parece una tontería y una pérdida de tiempo. Además no le gusta figurar en ningún sitio.
En la trayectoria de su vida el siguiente día remarcable fue cuando se comió un bizcocho entero en la casa del diputado para el que trabajaba en La Coruña. Si nos saltamos la boda y todo lo demás, ya nos vamos a otro hecho insólito, que fue cuando devolvió 500 pesetas a la RENFE al darse cuenta al llegar a casa –después de comprar un quilométrico- de que le habían dado el cambio mal. Nos estamos refiriendo a 500 pesetas del año 1965, que serían unos 125 euros de hoy. Pues le enviaron una carta y todo, anunciándole que su gesto de honradez había tenido eco en la revista "Vía libre", una publicación corporativa de la Red Nacional de Ferrocarriles Españolas. Ahora, según y como la RENFE se llama ADIF, sobre todo si se trata de atender a los del AVE, esos canallas insolidarios que se han quedado con gran parte de la Estación de Sants en Barcelona en detrimento del populacho inmundo que usa la líneas de largo recorrido habituales que me resisto a criticar. Éste tema sera tratado en otro momento, como creo recordar que se decía a menudo en La conjura de los necios.
Si pasamos por alto lo de la aluminosis en el Turó de la Peira en los noventa, y como le practicaron 70 catas al piso de mis padres, haciendo unos agujeros de unos 40 cm en el techo (cada cual a un metro cuadrado del otro), si pasamos por alto que estuvimos recogiendo polvo una semana y que tuvimos la suerte de no tener que apuntalar el piso, esa inmensa suerte fue desmentida por el entonces presidente de la Generalitat de Catalunya, cuando dijo: "Home, és que la gent hi posa pianos a les cases". Que yo sepa en el barrio sólo había alguna guitarra, o armónicas, zambombas o flautas, pero ¡¿pianos?! Eso donde vivía él, en la Ronda de Dalt.
El siguiente trance en la vida y milagros de C.S.M. se produjo durante los 6 años de la enfermedad de mi padre y después ya nos vamos directamente a la viudedad y a lo de la tarjeta rosa. Ah, y cada cierto tiempo, mi madre -con quien comparto la titularidad de mi cuenta corriente- tiene que presentarse en la oficina bancaria para dar fe de vida. Esto ocurre cuando el cajero automático de "la Caixa" me indica desalmadamente: "Retire su dinero. Por favor, el titular de la pensión o el seguro debería pasar por cualquier oficina para comprobación de datos." 
Por todo esto, por una vez me he decidido a hablar de un tema personal. Por favor, digo yo, un respeto por las señoras de la piscina. Vale ya. 

Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451  

5.11.08

Relecturas (7): Aparigrahâ y downshifting

A todos los buscadores y también a los perdedores

uscas la expresión "homo sapiens" con el superhipermega buscador internauta Google y surgen en 0,15 segundos 231.000 resultados. A bote pronto. Seguro que si pensara un poco se me ocurrirían montones de frases vulgares inmersas en la gran masa de frases del conocimiento organizado. Y si no pensara también.
Una de las disciplinas que desconozco es la Psicología. Vaya eso por delante. Supongo que es la Psicología la que podría situarnos con bastante exactitud en qué edad se espera que un niño sano será capaz de apreciar las magnitudes de la realidad y su posición en el mundo. La idea primera de la distancia la dan las ventanas, el trayecto a la escuela y cosas así. 
Ideas como Mesopotamia, Lipobay, Calatayud, ciervo a las finas hierbas, escorbuto, "el año que viene", "los hombres tienden a enamorarse más románticamente que las mujeres", deben requerir una mayor madurez. Hay factores como la liga de fútbol que deben contribuir grandemente a formar y consolidar bien los referentes de espacio y tiempo.
Una vez dicho esto, me pregunto en qué punto del proceso de maduración psicoespaciotemporal nos encontramos cuando ya tenemos más o menos situados la escuela, Calatayud, Mesopotamia, el asteroide B612 de Saint Exupéry, la herejía priscilianista, la pertinaz sequía, el año que viene, la liga de fútbol, y cuando ya vimos que la bicicleta estática es un trasto. No sé si me explico.
Sin embargo no seré yo quien irá a sobreestimar la verdaderamente ridícula diferencia entre la inteligencia de los primates inferiores y la del homo sapiens. Lo que no sabemos comparado con lo que sabemos es enorme.
¿Será por eso que hay una oferta de deformación continuada estratosférica? Cursos, cursillos, cursillitos, másters del universo de dudosa calidad, postgrados lucrativos, seminarios mil presenciales, a distancia, en línea, en 3 años, en 6 días, en 8 horas seguidas sin parar o a altas horas de la noche, con doble titulación o sencilla. Es que no sé qué tiene que ver tamaña oferta con las necesidades reales de la sociedad.
Llega el otoño y llegan la campaña de pijociencia urbana, las hordas tentadoras de certificados de aptitud rápida y la retaguardia de coleccionables, fascículos y miniaturas. Es agobiante. Aun renunciando a darle un vistazo superficial a la prensa, siempre quedarán el inglés y otras asignaturas pendientes. Con mi ignorancia de siempre, me vuelvo a hacer otra pregunta. ¿Qué hacen los anglófonos con el tiempo que los otros dedicamos a los idiomas?
Lo que se dice saber sé muy poquillo. Pero estoy tranquililla, a salvo por ahora de falsas necesidades. Es la aparigrahâ hindú de que habla Patanjali, la capacidad de desprenderse del deseo de lo que no nos pertenece. El inglés americano ha generado el término downshifting, literalmente "bajar" o "ir a menos". Luego está la pereza pura y dura. Tengo que admitirlo como es.
El primer día de otoño recibí una especie de proposición matrimonial o así en mi correo electrónico. Con mi ya mencionada ignorancia de las ciencias que estudian el alma humana, no sé en qué grado de la escala del estrés se encuentra lo de recibir un mensaje inoportuno o una sorpresa desagradable que además tarde o temprano habrá que atender.
Al recibirlo noté que algo no iba bien. Deslicé el puntero hasta su última línea, marcando el bloque de 1069 palabras para imprimirlo. Como si saltara de la pantalla, vi la frase "[...] would Australia be of any interest to you?" (¿Sería Australia de algún interés para ti/usted?) Debió de pasarme igual que cuando la gente consigue ver saltar los delfines en las estampas tridimensionales. Como yo nunca lo conseguí, no sé si es acertada la comparación.
Al leer la retahíla de 1069 palabras (ni una sola en mi lengua materna) y llegar a la parte con pinta de contrato, con sus 4 cláusulas numeradas y todo, la sangre me abandonó las manos. Se fue toda de estampía hacia el corazón. Así es que pasé del aparigrahâ y del downshifting a la pereza en un instante. Una está preparada para oír "cásate conmigo" y responder "ni hablar". Me pierde la espontaneidad.
Conocí a H.C. en un taller de tai chi en Canadá en agosto de 2000. Luego nos hemos seguido comunicando por la red ésta. Parece que los usos y costumbres del territorio internauta no están muy definidos. Yo hubiera dicho que un e-mail no es tan personal como una carta y que es más informal. Que no compromete tanto, vaya. Su mensaje anterior ya me había inquietado. Le noté nervioso. Fue por la semana de los macroatentados. Estaba disgustado porque había quebrado la única compañía aérea que vuela en ese remoto lugar de las antípodas en donde H.C. vive. Había pues perdido los pasajes y el dinero de unas reservas a Nueva Zelanda y a Perth (para asistir a más talleres de tai chi taoísta).
Nada como un revés económico para reconsiderar posiciones e incluso, lo digo sin cinismo alguno, reconsiderar su escala en Barcelona en julio de 2002, de camino a Toronto, desde el punto de vista de asegurarse "mi" rentabilidad. En fin, no voy a darle más vueltas, no voy a dejarme acorralar por algo que no es la vida misma.
Una semana después leo la columna de una de las plumas a sueldo de "El País". Sobre Betty la fea. "Cuenta Manuel Castells [...] que `los hombres tienden a enamorarse románticamente, mientras que las mujeres, debido a su dependencia económica y su sistema afectivo orientado hacia las mujeres, se dedican frente a los hombres a un cálculo completo, en el que el acceso a los recursos es primordial´. A pesar de todo, seguí leyendo la columna y me encontré con otro hallazgo de la alta especulación metafísica ibérica: "Hay más hombres que mujeres que matan a sus parejas, pero es incomparable el número de hombres que se suicidan a continuación frente a lo insólito que resulta ese caso entre las esposas".
Seguramente no lo habré entendido bien, como me suele pasar. No voy a ir a lo fácil y refutar lo que no creo con una barbaridad del estilo (p.e. "claro, es que las mujeres se suicidan antes de matar a su marido") .
Hasta aquí llevo 1029 palabras, que van a ir derechitas a esa gran masa que Google incesantemente procesa: Google 0,15 segundos liga de fútbol bicicleta estática primates inferiores postgrados Psicología altas horas de la noche sencilla tamaña oferta otoño miniaturas asignaturas pendientes cásate anglófonos poquillo downshifting 1069 B612 antípodas hallazgo rómanticamente. Y me voy a pensar en lo fácil que es amar a quien amamos. Que no tiene ningún mérito. Y me vuelvo al más fervientemente deseado de los silencios."

[Publicado en Concienciasinfronteras el año 2001.]


Post registrado en SafeCreative: A la flor del berro (1) #1105179237451