31.10.11

Ella


Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative #1110310415285

30.10.11

Las tirrias de los prejueces

Los programas televisivos de zapping tipo "La batidora" o en TV3 "APM?" (*) o hasta algún espacio radiofónico como uno que oí hoy en "L'agenda" de OndaRambla -de un señor que tenía voz como de eunuco- tienen un enorme tirón y aún son más baratos que los de tertulia jaranera, que ya es decir. Los guionistas usan los recortes como nosotros usamos el teclado. Es decir la tecla t sería aquel vídeo de "la he liado parda" y la o "si me queréis, irse" o "dientes, dientes, que eso es lo que les jode" y la v "os quiero mucho a todo el mundo". Como si de la RAE se tratara podrían reservarle la m a Isabel Preysler, que dice "estupendo, muchas gracias, todo muy bien" como nadie. Pero con Isabel Preysler no se meten. Se meten con la gente que no tiene quien les valga. "APM?" jamás ridiculiza un palurdo que sea catalán, por libro de estilo prefieren recurrir al palurdo carpetovetónico y a toda la patulea de deformes, desdentados y borderlines del circo peninsular. Además de las frases que se puedan construir con esos pedazos de oraciones, también recurren a la onomatopeya y al repertorio de pedos, risas absurdas, eruptos y alaridos o sopapos en general. Para cuando no tienen suficiente material recurren al Homo APM, que es una especie de infiltrado que hace fakes en la calle para provocar situaciones que se avengan a los resultados que se pretenden. De manera que se mete con alguien que está fumando tranquilamente en la calle y le joroba el cigarrillo, o le toca las narices a un dependiente de unos grandes almacenes diciéndole que le ha faltado el respeto o se mete en el Desfile de la Hispanidad y dice alguna barbaridad para que le digan otra más gorda. Este Homo representa la degradación y es a mi entender un esperpento de lo que tendría que ser un actor.
Hay un clásico -que si fuera una tecla sería la coma o el punto- que es el de una señora que la pillaron en la calle y se puso a cantar "Yambambó, yambambé" con todo el desparpajo y no sé a cuento de qué. Otro fake o fingimiento, seguramente. En "APM?", con el que me torturan la sobremesa de los domingos cada semana, yo diría que sale cada mes.  ¿O es en "Telemonegal"? Si a toro pasado encuentro una grabación la enlazaré, pero ahora no soy capaz de dar con ella.
"Yambambó, yambambé" si lo escribe el poeta Nicolás Guillén y lo canta Teresa Berganza o hasta Victoria de los Ángeles, aunque era hija de un conserje de la Universidad de Barcelona, tiene ese no sé qué queda balbuciendo de la música culta, sobre todo si va firmada por Xavier Montsalvatge y no por Manuel el Titi o cualquiera de esos seres que se han dedicado a la música sin saber leer no ya una partitura sino incluso su portada. Pero no hay pena, porque ahora que se está transcribiendo toda la música popular del flamenco -en parte gracias a que la labor es menos insidiosa auxiliada por los recursos  informáticos- ya se ve que tiene su complejidad y que las semifusas no hay canuto que las haga. La verdad, dudo que los que cortan y pegan en los programas batidora sepan que lo que canta la infeliz maruja es el quinto Canto Negro de Montsalvatge, porque seguramente no llegan más allá de la Pequeña música nocturna de Mozart y algo de U2. En consonancia con ese vídeo inmundo que comentaba muy por encima esta mañana, correrán los prejueces clasistas postmodernos en el mejor de los casos a admitir que esa música la habrá escuchado la buena mujer en la casa de los señores.
Mi parte optimista me dice que los programas de zapping desaparecerán de la misma manera que han ido desapareciendo los chistes de maricas y gangosos y la oferta de fondos y animaciones para móviles de concha. Mi parte pesimista me dice que el clasismo, el sexismo y todo tipo de prejuicios discriminatorios siempre encontrarán su forma de manifestarse y regodearse. Es bien cierto que ahora aquellas páginas que había al final de algunos semanarios con logos para móviles (temas: zodiacal, futbolístico, Che Guevara, peinetas varias y animales salvajes o gatitos) han sido relevadas o  tomadas por los videntes, los que tienen una línea directa con la corte angelical, los echadores de cartas españolas, tarotistas egipcias, expertos en runas y toda la ralea de la adivinación y el santerío negro o marrón contra la eyaculación precoz, las verrugas y el mal de amores. De manera que parece que siempre hay un espacio para los subgéneros.
***

Este mediodía he visto muchos avisos de desahucio en los nichos del cementerio donde yacen mis difuntos. Está claro que los embargos llegan a todas partes. A mí me haría mucha ilusión, ya lo dije por lo menos una vez en el blog, tener un panteoncito como el de Elizabeth Barrett Browning, igual pero no con rosas. Creo que podría pagar hasta 6000 euros por tener el terrenillo y luego reunir trabajosamente otra cantidad para trasladar allí todos los restos que tenemos ahora en un nicho más otros 6000 por la urna, pero es que no me da la gana pagar el catastro. Para eso la pondría todo en mi balcón.Y es que tengo la creencia de que darle dinero al Ayuntamiento de Barcelona es peor que tirarlo, porque si lo tiramos al menos no hace daño a nadie.  

♫ Yambambó, yambambé ♫ ♪

Watanabe Seitei


(*) "Alguna pregunta més?"

"Las tirrias de los prejueces" está amparado por una licencia SafeCreative #1110300408303

Post 729: Cortar, copiar y pegar

sta semana pasada lo más cacareado ha sido el vídeo de la campaña de Rubalcaba reñidamente, muy de cerca, con el desafortunado comentario de Gregorio Peces-Barba en el X Congreso Nacional de la Abogacía celebrado en Cádiz, que por cierto es la ciudad más antigua del continente y el contenido. Más antigua que Roma, más que Atenas y más que cualquiera de las hermosas ciudades ensanchadas o no de la vieja Europa. No me quiero desvíar al tema de los bombardeos en Barcelona durante la Guerra de Sucesión, cuya derrota se conmemora el 11 de septiembre cada año. Me resulta inverosímil que se usaran "6.000 bombas" a principios del siglo XVIII, como si con un par de bombas no hubiera sido más que suficiente. En Colonia si no recuerdo mal cayeron cerca de 7.000, de verdad, y quedó (como es fácil de comprender) asolada. 
Al principio, el comentario de Peces-Barba, sacado fuera de contexto, como en un titular torticero de "La Vanguardia" o cualquier otro periodicucho al que le conviene la tensión, me pareció muy impertinente y que conseguía aquello que rara vez se consigue: ofender a todo el mundo. Lo primero es reproducir la frase lo más desarrollada posible:
"Siempre me pregunto medio en broma qué hubiera pasado si nos hubiéramos quedado con los portugueses y hubiésemos dejado a los catalanes. Quizá nos hubiera ido mejor", ha comentado. Tras ello y con el mismo tono, ha indicado que "hubiera habido un gran problema" que no es otro que "no se hubiese podido jugar el Madrid-Barça" ("La Vanguardia", 27 de octubre de 2011)
Lo que me ha apartado de la primera impresión que obtuve de esa afirmación, que lo mismo podía molestar a los catalanes que a los portugueses, pero siempre en la medida de cómo estén las susceptibilidades, claro,  no fueron las reacciones en Twitter con insultos como los de Joan Sardà (*) y lo de siempre. Esas reacciones se quitan a sí mismas toda la razón que pudieran tener. El vocabulario de Carod-Rovira hace unos meses sobre la Plaza de Cataluña orinada por los indignados, estaba en la misma línea semántica que el tuit de Sardà. No, lo que me apartó de mi primera impresión fue simplemente volver a leer la frase y más con la coletilla futbolera. Me la tomo más como una reflexión desagradable ("nombrar la soga en casa del ahorcado") que como un ultraje. Las conquistas de Mallorca ninguna se hizo "de buen rollo", por cierto, ya que nos retrotraemos al Pleistoceno superior.

Las tres referencias que he hecho van enlazadas a su fuente, de manera que intento que en el futuro, si los enlaces no se rompen, cualquier pueda recuperarlas. En general veo que el copy-paste se suele hacer como única garantía de fidelidad textual (?). Es decir, por un lado tenemos el copiar-pegar plagiario inmundo y por otro lado tenemos el no menos inmundo uso de las comillas a diestra y siniestra por toda garantía de fidelidad textual. Prefiero yo remitir a la fuente más original y además citarla. Que eso además es lo que se suele hacer, me parece, cuando se quiere facilitar la comprensión de los lectores (no la adhesión incondicional) y cuando se quiere tener un mínimo de rigor. Lo digo porque también a vueltas con un fotoclip en Youtube, en este caso de Intereconomía, sobre las intenciones del PSOE, se recoge una frase que se arroga a Pasionaria (Dolores Ibarruri). "Media España debe liquidar a la otra media", o algo así. Algún blog desmiente la filiación de esa frase y reproducen una entrevista de Chronicle News a Francisco Franco el 29 de julio de 1936, donde se puede ver que la frase la dijo él. Pero no enlaza a la fuente y eso hace que quien quiera buscarla tiene un trabajo considerable. Lo del respeto supersticioso a la letra escrita se acabó hace años. Y lo del copy-paste por veces que se reproduzca un texto nunca prueba nada. Prueba en todo caso que algo ha sido reproducido, nada más. Como aquella porquería que le atribuyen a Borges incansablemente. El texto se ha difundido traducido al español, cosa que añade la posibilidad de una traducción tan poco rigurosa  como el descuido en la citación de fuentes hemerográficas, sin enlaces ni fotos ni nada. Un asco intolerable ya.
Tarde me he dado cuenta de que hay gente que no ve la diferencia no ya entre la velocidad y el tocino o el culo y las témporas, que es fácil y consabida, sino entre hemeroteca y hemorroide, entre puerta y huerta y ya no digamos entre conceptos más asimilados y sutilezas.
Si algún día alguien dedicara su tiempo de oro a analizar las campañas de Intereconomía o las de Rubalcaba, no tendrán sufiente con documentarse con Las lágrimas socialdemócratas a las que nos referíamos días atrás. Hablando de caspas y fluídos, además de las lágrimas está la bilis negra y la cagada. El vídeo del niño es revulsivo y en especial, esto se ha dicho hasta la náusea y hasta la diarrea, porque los niños "caviar" del PSOE van al Colegio Alemán y a otros más caros aún. Este tema me irrita tanto que hoy, y aunque estoy segura que me arrepentiré de haberlo hecho, diré que a los socialistas obreros españoles no les sirve de gran cosa llevar a los niños al Colegio Alemán o al Suizo o al norteamericano porque a eso de los 12 años todo el tiempo se les va en probar las drogas que les acercan a los barrios altos. Digan que será muy prestigioso llevar en el ridículum vitae una referencia a una esmerada y verdaderamente multilingüe educación primaria, y que saber a los 12 años inglés, alemán, catalán y español no te lo quita nadie. Pero el desnorte y la degradación neurológica que comporta la droga tampoco.
Mi madre fue niñera cuando vino a Barcelona, después de pasar unos años en La Coruña como asistenta de un diputado provincial que también era notario. Ni ellos ni ella tuvieron motivo de queja nunca. Familia excelente, la de Barcelona, que siempre le han demostrado no solo cariño y respeto, sino que incluso en algún momento tuvieron que tratarla como los padres que tuvo que dejar en el pueblo, que a su vez estaban bastante mal parados por la muerte de otra hija en Comodoro Rivadavia (Argentina). No es que mi madre anduviera desnortada, con lo juiciosa que era y es, pero cuando le dio en casarse, como era mi padre 10 años mayor que ella, los señores T. le pusieron un detective para comprobar su probidad. Lo supe hace poco y reí mucho porque si había alguien rutinario en este mundo ese era mi padre, de manera que me figuré lo mucho que hubo de aburrirse el detective siguiéndole dos o tres días por ver qué hacía. Siempre lo mismo. Pero si siempre cantaba la misma canción para afeitarse. Que me pasé 25 años oyendo la Habanera de "Carmen" cada mañana, que mi habitación estaba al lado del baño. Por lo demás, se ve que en aquellos tiempos esa función paternalista de los detectives era tan normal como ahora hacer ir a los viejos a La Caixa para demostrar que no se han muerto. Estaba Barcelona llena de asistentas llegadas de sus pueblos y algún desgraciado habría que las llevara a la huerta sin pasar por la hemeroteca.
El vídeo se las trae y se podría escribir cuatro tesis sobre cada elemento, pero ¿quién tiene ganas de pasar su tiempo en algo que no sea una verdadera obra de arte o simplemente algo bien hecho? Por lo tanto me limitaré simplemente a afirmar que no tiene nada de malo ser asistenta o niñera. Y menos cuando se hace bien el trabajo. Ojalá hubiera más trabajo para las niñeras. ¿Qué pretende el Sr. Rubalcaba, que todos seamos profesores universitarios de Química? ¿O que todos seamos niñeras?
Se suele decir que la única foto que Henri Cartier-Bresson recortó (< to crop) fue la que hoy traigo al álbum y que es una de mis preferidas junto con la del grupo de mujeres en Cachemira con burka. No sé por donde se recortó para reenmarcarla, qué fue lo desechado, donde se deslizó la composición, qué ángulo se privilegió. Se diría que la cortara por donde la cortara toda era buena, y que como se suele decir "hasta el rabo todo es cerdo".
Se diría que hay errores lo mismo cortando que copiando y no digamos pegando. Y esto con 5 millones de parados.

Derrière la gare Saint-Lazare (Henri Cartier-Bresson, 1932)

(*) Me veo en la obligación, por el rigor al que he apelado, de reproducir el tuit de Joan Sardà, ya que desaparecerá pronto de los archivos de Twitter, al menos aparentemente: "Paraules de Peces Barba sobre bombardeigs de BCN només poden respondre a maldat i, dit en nom d les víctimes, a ser un enorme fill de puta".

"Post 729: cortar y pegar" está amparado por una licencia SafeCreative *1110270391827

29.10.11

Foto borrosa

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative #1111010421668

Esta mañana temprano tomé esta fotografía. Entre que no llevaba las gafas, no había aún bastante luz, empleé el zoom y además estaba el visor de la cámara también desenfocado, salió como salió. Pero estoy segura de que el gatito no se volverá a sentar nunca más ahí.

27.10.11

Los inventores de la rueda

Miña nai, miña naiciña
coma a miña nai ningunha,
que meu quentou a cariña
co calorciño da súa.

Roda meu carriño,
roda pola meiga terra nosa
que a miña ialma saudosa
lonxe dela non se afai.

Swing low, sweet chariot
Coming for to carry me home,
Swing low, sweet chariot,
Coming for to carry me home.
Wallace Willis


Me encanta cuando descubro un blog personal y particular como el de Homenaje a Madelman, de un bloguero cántabro. Lo descubrí buscando fotos sobre carrilanas simples. La única mención a las carrilanas en la Wikipedia tiene la entrada por "Goitibera" (que debe de ser como se las conoce en vascuence) y el ejemplar que la ilustra parece el resultado de aparear un Lamborghini murciélago con un  Messerschmitt KR o un Twike, que parece a su vez una bicicleta tándem cubierta. A mí me gustan las carrilanas que se parecen a las que hacían los chicos en mi barrio, con palos y cuatro ruedas, poco más. No confundir con los monopatines. Las carrilanas -que creo que aquí en Cataluña se llaman carretons- pertenecen a la órbita de los llamados "deportes de inercia" pero que yo llamaría de caída libre. Ya he dicho alguna vez que nunca me tiraré por la falda de una montaña sobre la tapa de un wáter, que no cuenten conmigo para el vuelo sin motor y que prefiero no subir a un teleférico ni nada que se le parezca y que esté varios metros por encima del nivel habitual de las tirolinas. Hay algún vídeo sobre las carrilanas de Esteiro (concello de Muros, en La Coruña) que hacen pensar en aquellos chiflados en sus locos cacharros. En la web de la Asociación Galega de Carrilaneiros reunidos se pueden llevar una impresión general del tipo de artefactos con los que hay gente que está dispuesta a salvar desniveles. Alguno emula los minicars o hasta los autos de choque, o un trineo con su cabeza de reno como si fuera un mascarón de proa.
En Cuba le llaman chivi chana y es muy parecida al modelo que yo recuerdo. Los cubanos se creen haber inventado el ingenio y lo mejor es no desmentirlos. Es como con los del Nuevo Drama. Según leo en el Diccionario de zonagravedad.com: es la carrilana un "Vehículo similar a un coche que desciende sin ningún tipo de transmisión. Se conocen en inglés como soap box, en francés como caisse è savon y en alemán como seifenkisten". Al parecer, según la Wikipédia de nuestros vecinos la carrilana en Francia la promocionó un fabricante de jabón, usando las cajas en las que distribuía sus productos. Algo de verdad tendrá el aserto, pero me cuesta creer que no se les hubiera ocurrido antes, yo qué sé, a los tapiceros o a los niños o a quien fuera. Pero eso no es importante. Cuando una cosa la inventaron tantos es que no la inventó nadie.
En mi barrio cuando una niña tenía que aprender a patinar iba con otras dos que ya sabían a lo alto de la calle más empinada. Allí te cogían tus amigas cada una de una mano, con los patines puestos y cuando habías cogido velocidad te soltaban. Aquellos patines tenían correas de cuero y unos frenos atornillados que se podían quitar. Lo probé tres veces y no le cogí el tranquillo, pero me pegué unos porrazos descomunales, por no decir nada de la vez que con el impulso atravesé la calle poco antes de que la cruzara un coche. De manera que puedo decir que donde me sobró valor no me faltó juicio y después de tres pruebas me dije: "No sirvo". Sé que sobre mis pies o en el agua puedo hacer cualquier cosa, pero sobre ruedas es mejor que haga lo menos posible. Hasta en el supermercado no cojo un carro ni loca. Y así hasta hoy.

Street luge
"Los inventores de la rueda" está protegido por una licencia SafeCreative #1110270391827

Age quod agis (2)

Haz bien lo que haces, trabaja con fidelidad en mi viña;
Yo seré tu galardón. Escribe, lee, canta, suspira,
calla, ora, sufre varonilmente la contradicción:
la vida eterna bien vale todo eso,
y es digna de mayores combates todavía.
T. Kempis, Imitatio Christi, cap. 47, #3

n mi escuela el método de escritura era el Campanillas y creo que ahora ya no existe más que para los coleccionistas y sí resiste  el  método Rubio, que creo que además se emplea para rehabilitarse de determinadas enfermedades degenerativas. Pero el papel pautado sigue siendo la constante, supongo que para imponer la regularidad y el aplomo. Ya no se ven falsillas, que eran unas hojas pautadas que se usaban debajo de la hoja de escritura para guiarla y que no saliera ascendiente o descendiente. Yo recuerdo haberlas visto aún en la Facultad de Filología, hace unos 25 años. Las vendían cuando ya no se vendían palilleros y sin embargo ahora que vuelven a venderse palilleros ya no se venden falsillas. Otro clásico del material de escritura era el papel secante, que en "mi época" era de color rosa pero sin publicidad, cuando hubo anteriormente muchos que sí la llevaban. Aunque las tintas de estilográfica que hoy en día se usan secan rápido el secante ha persistido pero como objeto de escritorio, de la misma manera que aún vemos algún abrecartas con su lupa a juego. 
De todo cuanto hemos dicho sólo los abrecartas pervivirán en alguna novela negra o en la forma de cutter o de souvenir (para tener una miniatura de espada toledana de adorno), pero me temo que todo lo demás irá desapareciendo y que hasta los clipes y tal vez los post-its pasarán a mejor vida. Y sin embargo los lápices, las plumas, etc. yo diría que resistirán, porque por poco que escribamos siempre habrá algo que escribir, y ahora -si no lo pienso mucho- me resulta inconcebible anotar en el móvil algo que puedo tener apuntado en mi libretita de notas Regina y que luego puedo recordar de un vistazo, como lo haría un lector de códigos qr pero con la sensación añadida de la tangibilidad y la intimidad, de poder incluso revivir cómo me encontraba cuando anoté una determinada frase. Esas libretitas de piel llevan unos recambios de 6x10 cm y no tendrán más de 30 páginas, pero a pesar de todo me duran más de un año y por eso los guardo. Serían como los renglones torcidos, aunque yo (si se me permite la jactancia) apenas he tenido que usar falsillas. Otra cosa no escribo de mi puño y letra, no siendo algo en la agenda del trabajo, algún apunte al margen de un texto, casi nada. 
Por mi trabajo precisamente tengo que visitar infinidad de páginas web a diario y aún no he visto ni una sola, y las vengo visitando desde el año 1997, que me inspire la emoción estética que sí he sentido con algunos libros editados de acuerdo con la excelencia tipográfica y otras. Y estoy hablando no de coffee table books o object books, no, no, hablo de libros normalitos, de texto y tira que te vas. Es bien cierto que se ha perdido oficio y que cualquiera se dedica a eso que se ha dado en llamar "diseño gráfico", sin las nociones que se consideraban fundamentales no hace tanto. Y así tenemos webs que son auténticos aparatos de pinball (aquellas máquinas con bolas de acero, islas, luces intermitentes y premios especiales). Y debo añadir que aparte de que no me inspiran ninguna emoción estética que no sea adversa o de fastidio, me fatigan la vista y me hacen la navegación una tortura china alambicadísima sobre un catafalco lleno de pinchos y no sobre una autopista de la información. El padre de la usabilidad internáutica, Jacob Nielsen, creo que está perfectamente ignorado en la mayoría de las plataformas que tengo que manejar a diario. La sencillez no es fácil y además los aficionados siempre querrán hacer ostentación de su arsenal de colores, pop-ups, menús, submenús, atajos, ventanitas, y todo aquello. Es como esas viejas que cuando van al baile se ponen todo lo que tienen en el joyero.
Hoy en el álbum incluyo una muestra de caligrafía turca. Que yo sepa sólo los calígrafos islámicos de Turquía han empleado hojas desecadas y sobredoradas para sus trabajos. El calado de la hoja se hacía con una aguja finísima hasta dejar las nerviaciones al aire y la técnica de escritura es como la del estarcido o stencil, al parecer, pero no puedo asegurarlo. Es decir, se hace un molde y luego sobre ese molde se sobredora con pan de oro. La hoja de hoy, obtusa, no sé a qué especie corresponde, pero es cuestión de tiempo. Parece de tabaco. La frase que está inscrita dice: "la industria está cerca de la devoción". Sería equivalente al "Ora et labora" de la Regla de San Benito. Los islámicos muy a menudo recurren a frases como "Allah es sabio" o "Allah es perfecto", para  justificar las imperfecciones que pueda tener su trabajo, como si pretender la perfección fuera impío. En cualquier caso no consta un artista. Aún así la frase dorada cobra para mí nuevo valor. Si confirmamos que es una hoja de tabaco, también la labor nos recuerda que hubo un tiempo que no se fumaba a lo tonto, impulsivamente o compulsivamente.

Una vez me regalaron un punto de libro confeccionado con pétalos de flor que cultivan las monjas benedictinas de un monasterio de aquí de Cataluña. Son de flores de su jardín y huerto y cuando cuidan de ellas hacen oración. Hay que recordar de vez en cuando que, al menos para los católicos, no sé para las demás religiones, orar no es lo mismo que rezar. Rezar es repetir una plegaria que ya existe, cosa que incluso se puede hacer supersticiosamente y atendiendo a sentires mágicos y de hechicería. Orar implica disponibilidad, quietud, que no pasividad, y en general es todo lo que yo sé explicar es que es dar gloria a Dios. Si se ora y se trabaja ya es la leche. Por eso decía mi abuela, que nunca dijo otra palabrota: "Del trabajo la virtud y del vicio la putería".  Me permito incluir esta frase, que creo que aún no estaba en internet, pero que faltaba.

Islamic Calligraphy 1450-1925 

"Age quod agis (2)" está amparado por una licencia SafeCreative #1110270386854

25.10.11

Los puntos sobre las jotas (1)


"Hay personas que transforman el Sol
en una simple mancha amarilla,
pero hay también quien hace de una simple mancha amarilla
el propio Sol".
Pablo Picasso

 vueltas con el dibujo botánico estoy estudiando un libro de Sarah Simblet, titulado Botany for the artist, título que ya de por sí es una primera "lección" puesto que nos sitúa en la posibilidad de que para dibujar vegetales puede ser de gran ayuda contar con unas nociones de Botánica. Me figuro que cada maestrillo tendrá su librillo y que habrá quien con la mera observación de las flores, las plantas y demás, tendrá más que suficiente para representarlas. En mi caso, que siempre necesito saber qué nombre recibe cada forma, cada disposición morfológica, cada subespecie en su taxonomía y en las formas populares, la Botánica es una auxiliar inestimable.
Por lo que explica Simblet, ya en los orígenes de la imprenta, los dos primeros libros de Botánica, el de Fuchs y el de Brunfels, ejemplificarían dos tendencias. El Herbarum vivae eicones (1530) de Otto Brunfels fue ilustrado por Hans Weiditz -alumno de Dürer- y el De Historia Stirpium (1542) de Leonard Fuchs fue ilustrado por Albrecht Meyer. Weiditz dibujaba retratos individuales, por decirlo rápidamente,  mientras que Meyer, bajo las instrucciones de Fuchs, buscaba una representación más ideal, más esquemática, más "científica", de manera que el dibujo sirviera para cualquier especimen pero para ninguno en concreto. Digamos que lo que se le pedía es -parafraseando a Pablo Picasso- que transformara el sol en una "simple mancha amarilla".
Lilium bulbiferum (A. Meyer)
Aunque Picasso despachó el tema con la fuerza y la expresividad que le caracterizan, hay que reparar en que no es tan fácil transformar el sol en una simple mancha amarilla, que el esfuerzo de abstracción es digno de recibir tanta admiración como la que pueda recibir la maravilla de dar vida a un dibujo. Me imagino que las dos tendencias, la de Weiditz y la de Meyer, están en todos los dibujantes.
No me gusta, ya lo he dicho demasiadas veces, la basílica de la  Sagrada Familia, especialmente la que se ha ido engendrando a la muerte de Gaudí. Demasiados significados, demasiados símbolos. Sólo falta Eduard Punset. Si hasta hay un cuadrado mágico de Josep Mª Subirachs. Precisamente una vez le oí hablar a Subirachs de la cruz, como un símbolo potentísimo que podría prescindir de su significado religioso y aún así acrisolaría tantos sentidos como el taijitu del yin y el yang famoso. O más, diría yo, porque el taijitu es menos esquemático. El taijitu condiciona una "lectura" de dos opuestos en equilibrio, en movimiento, etcétera. "Ayuda" a sacar interpretaciones. La cruz no. Por eso es un símbolo universal, como el punto (que es el que más me gusta) y el círculo. Por eso sirve hasta como signo matemático.
Cuando era niña los martes y los jueves hacíamos Caligrafía inglesa. La buena letra implica además hacer el trazo en su orden y proporcionadamente, de manera que recuerdo muy bien que los puntos sobre las íes y sobre las jotas se debían colocar después de haber caligrafiado la palabra. Primero se escribía "cotiledon" sin el punto en la i y después de trazar la "n" había que volver atrás y colocar el punto sobre la i y el acento sobre la o. Esto parece de lo más raro ahora que la mayoría de las veces que escribimos es con teclado. Por no decir nada de que la ortografía se ha... ¿simplificado? o está en su decadencia más absoluta, de manera que el acento no lo pone casi nadie y el punto sí pero porque sale solo. 
Me imagino que la razón de ser de que los puntos se colocaran después de haber escrito la palabra era para no romper las ligazones que había entre letras. Porque las letras tenían muy claramente un principio y un fin, pero iban ligadas entre ellas imperceptiblemente con graciosa soltura. Si poníamos los puntos esas ligas se hubieran perdido al retomar la escritura. La cosa obligaba a actuar con tino y volver atrás con la mano por debajo de la línea invisible del curso del texto, para no emborronarla. Explicado así parece una tortura, pero se acaba todo integrando.
Tengo entendido que en los calígrafos asiáticos además interviene la intención y el ímpetu o la duración del trazo. Por ejemplo, para dibujar una determinada pincelada hay que "hundirla". Parafraseando aún a Picasso, se puede escribir a máquina por peteneras como también se puede bailar como quien escribe 300 veces "agasajadas las hadas". El que tiene salero lo tiene para todo. En general la caligrafía inglesa tiene alguna veleidad en las astas ascendientes o descendentes, en las serifas hay que cargar una cierta delicadeza como la que emplearíamos en decir que no (por ejemplo) o "pero", y los óvalos o panzas no tienen rebuscamientos. Mi única extravagancia era la rapidez y la disimulaba porque pronto vi que si iba más despacio me salía mala letra. Y porque no nos permitían acabar antes de tiempo, que era siempre mi caso.
Me acordé de todo esto ayer porque supe de la muerte de un compañero de mi curso. Esta muerte no la he confirmado y no veo la manera de confirmarla. Prefiero pensar en la certeza de que todos moriremos. Ese compañero y servidora éramos, en la opinión de la profesora María del Carmen Gea, los que hacíamos mejor letra. Él un día le reveló que yo hacía trampa, que acababa antes de lo que daba a entender. Ella ya lo sabía, pero sabía ser discreta y había entendido que era mi natural.

El post "Puntos sobre las jotas" está amparado por una licencia SafeCreative #1110250373577

24.10.11

El complejo de Casandra

"Para ETA, las elecciones generales 
constituyen unas primarias dentro del mundo 
del nacionalismo vasco" 
(Jaime Mayor Oreja, "Nada de hito histórico",
La Razón, 22 de octubre)

Bildu tendrá a partir del 21 de noviembre
cuatro consistorios más. Concretamente se trata
de los Ayuntamientos de Arbizu, Ituren, Iturmendi
y Lacunza. En estos Ayuntamientos no se presentó
ninguna candidatura en las pasadas elecciones del 22 de
mayo, al igual que en otras 25 localidades.
El Gobierno de Navarra estableció el
20 de noviembre, aprovechando
las elecciones generales, como jornada electoral
municipal para las localidades donde no hubo
candidaturas en mayo. En estos cuatro pueblos
se ha presentado únicamente la candidatura de Bildu.
(ABC, 21 de octubre de 2011)


on tanta fiesta y tanto niño muerto una ya no sabe qué día es hoy, aunque sí sé que es de día y que dentro de unas horas tendré que ir a trabajar por cuenta ajena. Hace nada me sentía un poco como el prisionero de "La jetée" (Chris Marker, 1962), una fotonovela que es mucho más inquietante para mí, en sus 28 minutos y poco más que lo que podría ser en su momento cualquier película postapocalíptica de ciencia ficción o sci-fi en hi-fi para wii o para la gran pantalla en hedor de palomitas de maíz. Ya no digamos "Alien, el octavo pasajero" o cualquier serie terrorífica sobre la digamos inseminación artificial. 
El prisionero de "La jetée" es sometido a a un experimento que le permite viajar en el tiempo, que es lo único que pueden hacer los que pasan por una catástrofe radioactiva. Parece que esta película, que se puede disfrutar en Youtube, inspiró la de "12 monkeys" (Terry Gilliam, 1995), de nuestro visionario cineasta de "Brazil", una película que la realidad aún no ha superado. Aunque si me apuran, las "lágrimas socialdemócratas" tras la última declaración de ETA el 20 de octubre y el doble atropello en China de una niña de meses no están nada mal como ejemplos de nuestra escalada imparable en el horror, el error y la inhumanización de este mundo y parte del otro.
En "12 monkeys" hay un recuerdo para Casandra, y en concreto para el complejo de Casandra, que poco más sabemos de ella, puesto que fue condenada por Apolo a que su don para la adivinación -que le había concedido él mismo no sabemos a cambio de qué o de quien- fuera matizada por la maldición sempiterna de no ser escuchada.
Jean Giraudoux la transformó incluso en una especie de gaffe, que no sabemos si es peor puesto que si al final todo lo que está la gente dispuesta a reconocer en los que tienen lucidez (como Jaime Mayor Oreja) es que son unos cenizos, pues no es como para sentirse recompensados. Ya se sabe que todos los dones tienen sus contrapartidas, sus luces y sus sombras.
Andromaque - La guerre de Troie n'aura pas lieu, Cassandre!
Cassandre - Je te tiens un pari, Andromaque.
Andromaque - Cet envoyé des Grecs a raison. On va bien le recevoir. On va bien lui envelopper sa petite Hélène, et on le lui rendra.
Cassandre - On va le recevoir grossièrement. On ne lui rendra pas Hélène. Et la guerre de Troie aura lieu. (Jean Giraudoux, La guerre de Troie n'aura pas lieu, Scène première, Premier acte)
Ahora todos sabemos que la guerra de Troya sí tuvo lugar, pero Casandra se fue a tomar por saco -premonizadamente también- sin que sus vaticinios infalibles fueran admitidos. El complejo de Casandra es mucho menos conocido que el de Narciso y el de Edipo, y ya no digamos los correspondientes de Eco y Electra, que al ser una ninfa  y una mujer ya se sabe que los complejos se les suponen. El complejo de Casandra lo acaban desarrollando todas aquellas personas capaces de predecir lo que otras ni adivinan, ni imaginan ni ven venir ni siquiera conciben.
Otra cosa es por ejemplo que un libro como Lágrimas socialdemócratas acuñara preternaturalmente o apriorísticamente la última (ojalá) campaña publicitaria del Señor Rubalcaba. La orgía de lágrimas que han humedecido las portadas de la prensa socialdemócrata y de la clientelar haciéndose eco y narciso de la llamada paz "definitiva" dejan muy atrás aquellas lágrimas de cocodrilo que lloró Bush a la muerte de un soldado norteamericano en Iraq, que parecía que se las hubiera acabado de pintar con saliva, cosa que hemos hecho todas las niñas de mi generación en los juegos pero que no debería hacer un presidente de una potencia mundial. Hay que reconocer que la campaña del PSOE está llevada por unos genios de la publicidad. Las cosas como son.
Siguiendo con lo peor de lo peor diríamos que la parte más fastidiosa del complejo de Casandra no es que no le hagan a uno caso (como me pasa a mí) sino que le salgan pseudoprofetas oportunistas, magufos a lo Punset o los machacas de la tergiversicina aquella del Prof. Bacterio u homologado, siempre dispuestos a redondear anacronismos a la alza y a superar la imaginación. 
Santiago González, el escritor de Lágrimas socialdemócratas, no puede pensar que ha sido premonitorio ni un bonísimo analista de la realidad política del buenismo, sino que le han robado la idea. Ojalá que no tengan nunca que saber qué es llorar de verdad.

Fotograma de "La jetée" (C. Maker, 1962)

El post "El complejo de Casandra" está amparado por una licencia SafeCreative #1110240363977

23.10.11

"Mortal y rosa"

"Busca rosas en diciembre o hielo en junio; espera encontrar constancia en el viento o grano en la paja; cree en una mujer o en un epitafio, o en cualquier otra cosa que sea falsa, pero no te fíes de los críticos" (Lord Byron)

Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative #1110230356194

20.10.11

La basura es arte


Mera fotografía amparada por una licencia SafeCreative #1110200340475

Post 723: mi colesterol es mío



or la mañana, mientras tendía la colada calibraba la diferencia que puede haber entre las siguientes frases:
a) Usted sabe que yo sé que usted sabe que yo sé que una web no se puede ni se debe externalizar.
b) Yo sé que usted sabe que yo sé que usted sabe que una web no se puede ni se debe externalizar.
La diferencia entre construir las frases de relativo en dirección yo-usted o usted-yo es difícil de explicar, al menos para mí, en el formato de un post. Pero sé que ustedes saben que por alguna razón la segunda frase es más malsonante o cacofónica y se podría añadir que tiene algo de descortés. Debe de ser por la misma razón por lo que lo es, descortés, decir "¿me entiendes?" en vez de "¿me explico?".
Habría que hacer más pruebas, y no durante la tarea de tender la ropa, y ver también en qué interviene el número de veces que se va incrustrando la frase de relativo en cualquiera de las dos direcciones. Pudiera ser que de la misma manera que cuanto más queramos intensificar la complicidad de nuestro interlocutor con más tiento habrá que enmarañar el ovillo, pero algo me dice que no, que la intensidad está confiada a otro recurso, no al de la mera repetición del efecto. 
Ya se sabe que el final del laberinto es su principio, por lo que ese algo me dice que la forma más eficiente de la frase sería la que empezara igual que acaba. Esto, Doña Concha (Concha Piquer por supuesto) lo explicaría la mar de bien, de la misma forma que con un simple gesto de su abanico demostraba que era vulgar y ridículo marcar el compás con el ventalle, y que el compás iba por una lado y el abanico por otro. En una copla, para ir situando el tema, lo que se hubiera dicho es: "Tú sabes que yo sé que tú sabes", etcétera. E insisto, el abanico a su aire.
Se suele decir que de las cosas más difíciles de trasmitirle a un anglófono cuando pretende hablar español es el régimen del subjuntivo o la flexión de los verbos ser y tener correcta. No es tan sencillo como intentar meterles en la cabeza que el subjuntivo está en el ámbito de las hipótesis mientras el indicativo está en el ámbito de la realidad. Y sin embargo yo creo que es más difícil trasmitir la expresividad de determinadas construcciones como la que he sugerido. En la anglofonía pura y dura hay expresiones en las que la gentileza provoca unas evanescencias gramaticales en las que nosotros nos resbalamos. Ni siquiera se me ocurre cómo decir en español algo así como "¿Tendría usted por un casual la amabilidad de decirme si le importa que abramos un momentito la ventana?". Se podría encontrar además con el catalán del chiste que le contesta: "Es igual". Pero no es que le conteste "es igual", el del chiste, porque le sea indiferente, sino porque la ventana no tiene cristal.
Pero todos estos juegos anagramaticales no nos deben despistar de lo más importante, del fondo de las cuestiones, de los bajos fondos de las cuestiones. P.e., ayer fue el Día internacional del cáncer de mama. No es ninguna tontería sobre todo a la vista de que en mi caso personal -si es que sirve de muestra estadística- de 21 puertas que hay en mi bloque, ha habido ya 3 casos de cáncer de mama. Y la vecina de enfrente también ha pasado por lo mismo. A mí no me salen los números. Ni siquiera sé si esa proliferación me salva -estadísticamente hablando- de ser objeto o sujeto de la enfermedad, ya que es probablemente improbable o improbablemente probable que haya más mujeres con más tumores o más mujeres con menos tumores. Después está el hecho de que nos tienen amargados con el colesterol. Entre que cada vez ponen más bajos los intervalos de hipercolesterolemia y que cada vez hay más pastillas hipolipemiantes (y más caras), el tema de la colesterolemia nos afecta a todos: a la vecina de enfrente, a las que tienen cáncer de mama y a las que no, al catalán que decía "es igual", a todo el mundo que está vivo. Y servidora ha llegado a la determinación de que no le van a amargar la vida, ni con esto ni con nada. Está claro que no me voy a dar atracones de grasa, pero si para vivir -en vez de 90 años- 95 me voy a tener que quitar de comer de vez en cuando un pincho de tortilla de patata o chorizo, ya saben mi respuesta. Me "es igual" tener las arterias como los chorros del oro, me importa un pito que me de un ictus y hagan conmigo salchichas en un clinicucho de bien morir, pero lo que es yo mientras pueda comeré dentro de un orden lo que me pida el cuerpo. Ustedes saben que yo sé que ustedes saben que les digo la verdad.


El "Post 723: mi colesterol es mío" está protegido por una licencia SafeCreative #1110200337994

Mi anciano canario

Trini (Barcelona, 1998). Serinus canaria. "Canario flauta".

19.10.11

14-9=5

"Se cuenta que todos los días, en el momento
 de disponerse a dormir, Saint-Pol-Roux
 hacía colocar en la puerta de su mansión
 de Camaret un cartel en el que se leía:
 EL POETA TRABAJA".
André  Breton, Manifiesto surrealista

uele ocurrir que a algunas personas nos guste hacer precisamente aquello para lo que no estamos en especial dotadas o, tout court, dotadas. Es mi caso. Pudiéndome haber dedicado a las Matemáticas, me incliné siempre más por el dibujo, así, con minúsculas. Y ahora que voy despejando un buen montón de incógnitas de la vida mía he corrido a pertrecharme de varios manuales de dibujo botánico, que es a lo que en principio tengo intención de dedicarme los próximos años. Tanta ha sido mi precipitación o mi ímpetu que uno de ellos lo he comprado por duplicado. Es lo que tiene la compra por internet. Y sé de una compañera de trabajo que compró un día en vez de 3 packs de yogures 300 yogures o no sé si eran 3000. No me importa tener dos ejemplares del mismo libro, pero lo de que me hubieran llegado a mi casa 300 o 3000 yogures no dirán que sea llevadero.
Pienso, si todo va bien, compaginar el estudio del dibujo botánico con el qi gong, también conocido como chi kung, mientras no nos acabemos de poner de acuerdo sobre la transcripción del chino. Y poco más. Aunque debo admitir que lo que más me divierte de este mundo, además de estar con mis amigos o con mi familia, es escribir y en realidad paso todo el tiempo del mundo escribiendo, nunca se me ocurriría exponer el dinero de un editor a mis labores. "En especial" si tiene hijos que mantener. Por lo demás, hice dos libros por encargo pero uno de ellos fue con gente de escaso oficio y acabé bastante escarmentada.
Escucho en la radio que a un señor que violaba a su hija desde sus 13 años y que registraba en vídeo sus malas acciones le han caído 14 años de prisión. A la señora que convirtió en una antorcha a "El pincelito", el violador de su hija, después de que éste le preguntara por la calle "¿Qué tal su hija"?, le cayeron 9. Catorce menos 9 dan 5 años ¿Lo ven? ¿Para qué sirven las Matemáticas? Para nada. Pues bien, esa es la lógica que abunda hoy día, como si no hubiera otra. "La procesada sufría "un trastorno adaptativo" con síntomas de ansiedad y depresión, al tiempo que desconocía que A.C.V. disfrutaba de permisos carcelarios". 
No quisiera acudir a esa interrupción para dar a entender mis buenos sentimientos o probar que estoy en este mundo, en el que no me propongo dejar rastro alguno. Simplemente apelo a las superposiciones de la realidad, algo de lo que he querido representar en la fotografía de hoy. La foto está tomada en la puerta principal del Palau Nacional de Montjuïc (o Museu d'Art de Catalunya), en el lugar donde es posible apreciar una de las más bellas panorámicas de Barcelona. La foto está tomada sin embargo de espaldas a esa panorámica, con el Tibidabo en el centro y en la skyline de Collserola. También es una imagen bonita la que se puede capturar no "en el otro lado del espejo", como Alicia, sino "desde el otro lado del cristal".
Me pone un poco nerviosa, eso sí, como decía Anne Igartiburu, que me impongan un punto de vista y que me lo disfracen de opinión, de movimiento o de lo que sea. Estamos en época de manifiestos, como la que hubo en el período de las entreguerras, esa etapa que marcó por cierto la decadencia o la degeneración de Europa. Aunque para mí la radio o la prensa no deja de ser otro velo más de la realidad, una superposición, una pista, una "capa" (para emplear la jerga de Photoshop), no por ello dejo de atender de tanto en vez lo que por allí alienta. Y de esa manera fue como me enteré del librito de Hessel (¡Indignaos!), que no he leído, del de Baltasar Garzón et al. (Reacciona), del manifiesto personal de Anna Maria Moix, que si leeré, y ahora de una especie de movimiento literario que se hace llamar Nuevo Drama y que también se expresa por manifiestos. Perdonen si no puedo precisar con certeza si se trata de un movimiento, si es literario y si lo que ha ventilado es una manifiesto. Más bien parece una campaña de Facebook (Literatura 2.0.) o un asociación de escritores noveles que apelando al fin de la Generación Nocilla se buscan un lugar en el mundo de la edición o de la cultura o de la prensa.
No estoy nada al corriente de lo que se escribe y lo que se publica contemporáneamente. Y como he tenido la mala suerte de conocer a algún escritor o escritora que hubiera sido capaz de matar a su madre con tal de que le publiquen otro libro, vivo bastante de espaldas (pero no como en la foto) a todo los fenómenos posteriores a Ramón María del Valle Inclán. Por dar un nombre. Por otra parte me doy cuenta una vez más de que hay muchos escritores que se forjan una especie de colchón social y que incluso -digásmolo al revés- es una pena que mucha gente que lo tiene no escriba, porque si cada "amigo" le aporta 10 "lectores", ya tiene para rentabilizar la sufrida función financiera o no del editor. He querido informarme un mínimo sobre cual es la aportación del Nuevo Drama, pero se me caía de las manos y además me espera el opúsculo de Séneca titulado Ciencias Naturales. Séneca me resulta más nuevo que cualquier modernidad o postmodernidad. Y no veo que eso sea un problema. Precisamente ya en Roma se decía Asinus asinum fricat ("el asno rasca a otro asno"), para referirse a las cadenas de halagos y parabienes.
No pierdo de vista unas palabras que leí sobre Jean Renoir o que reproducen sus propias palabras cuando recordaba sus principios en el cine, cuando tuvo que vender unos cuantos cuadros de su padre, que supongo que son los que por eso están ahora en Estados Unidos. Decía poco más o menos que se había dado cuenta de que no debía trabajar solo. Los francotiradores son solo útiles en un momento dado, después hay que liquidarlos, se diría. No pierdo de vista esas palabras, las de Renoir, sobre todo no porque las dijo uno de los cineastas más grandes que ha habido sino porque noté que las había dicho desde una certeza vivencial profunda y no desde la teoría o la boutade. Se había equivocado y rectificó su carrera desde la certidumbre que da el haber tenido un error o un descuido.
Mi actitud hacia el dibujo botánico y hacia el qi gong es la de quien quiere aprender pero también espero disfrutar aprendiendo, desde el primer día. Dum spiro, spero. Mientras hay vida hay esperanza.
El título alternativo de hoy sería 14-X=5, que vendría siendo lo que el original pero pasado por una campaña publicitaria o un manifiesto. Otro título alternativo: "El lapicito".

Autorretrato
El post "14-9=5" está programado (su composición es de las 8:45 a.m.) y está protegido por una licencia SafeCreative #1110190330616

18.10.11

Flora y fauna (1)

A Araceli P.R., Carmen C.M., Maite H.S. y Rosa Mª F. J.
A Sergio D.S.


El pasado viernes tuvimos una cena de cincuentonas o cincuentañeras. Si decimos quinceañeras, ¿por qué no diremos también cincuentañeras? Durante la cena, y no precisamente porque me aburriera, hice 5 vídeos. El más largo tiene una duración de 6:25 minutos y está en Youtube pero su acceso es privado por la sencilla razón de que hay alguna mención a terceros y porque es una escena privada y porque, por si fuera poco, no deseo dar pistas sobre que es lo que en realidad hablan las amigas cuando están solas y sin las estrecheces o miramientos de tener que aparentar lo que se es y lo que no se es. Digamos que es nuestro espacio "terapéutico", nos reímos un montón y no hacemos daño a nadie o al menos no queremos hacerlo. Este tema nos llevaría muy lejos y no es el tema de hoy, a pesar de lo que podría desprenderse del título. Antes de tratar ese tema habrá que despejar otro, el de si se tienen amigos o si no, si lo que se tienen son amiguismos y la amistad se emplea clientelarmente o con fines gregarios y/o de mafioseo. Vamos por el post número 721 y por lo tanto es demasiado pronto para hablar de amistad.
El tema de hoy, para ir situando la cosa, es el de la falsedad, la falsificación, adulteraciones, fraudes y demás engaños de la vista. Ya decía San Agustín, que no nos podemos fiar de lo que percibimos por los ojos. El vídeo de las chicas de oro tal vez lo abriré al público pero despojándolo de la pista de voz e incorporando algún subtítulo que despiste y una pista de música que puede ser muy bien del disco de los pitufos de Navidad o cualquier cosa por el estilo. Las allí presentes y no de cuerpo presente en la cena ya sabemos de qué hablamos y los gestos -algunos de ellos muy mnemotécnicos- servirán para recordárnoslo, pero nadie más que no sepa leer en los labios, podrá extraer lo que se dijo. Y aún así, ésta que no sale en todo el vídeo y sí participó con alguna frase que otra, quedará totalmente eclipsada por las que chuparon más cámara, que fueron dos.  Y mis palabras se perderán no solo en la noche de los tiempos sino también en el fondo del mar y bajo todos los palios de las luces crepusculares.
Ya sé que no hace nada que recordé esa ley estadounidense que está por salir y que parece que se ha de llamar "Ley de la autoestima", que se propone acabar con el abuso del Photoshop. Pues lo mío no llega a ser ni un pixelado grueso para enmascarar la identidad de las participantes. Y lo de añadir unos subtítulos que despisten más que un arreglo es un intento de sublimar sanamente y por diversión las miserias de la vida común y corriente. Todo esto, siguiendo en clave de humor, es después de haber considerado que mis Amigas no están en condiciones de ser chantajeadas. O, por decirlo mejor, para lo que les iba a sacar no vale la pena.
Yendo de una cosa a la otra, para no variar variando, se diría que en la historia del arte  tenemos un montón no ya de falsificaciones y astrakanadas sino que se cuentan por centenares o por miles las muestras de censura timorata. Uno de los artículos más ejemplar de la Wikipedia es no en vano el del desnudo como género artístico. El inglés hace la distinción entre naked y nude, utilizando la primera palabra para la acepción del desnudo "natural" y la segunda para el "artístico", que supongo que no tiene porqué ser "estético". Se suele poner de ejemplo o de modelo de desnudo "antiestético" el cuadro de "Los amantes muertos"; el díptico de "El enano Morgante con un búho en el hombro" de Agnolo Bronzino (que tiene lo que parece un pájaro invertido y no un búho sobre su miembro en el lienzo de cara) también se suele incluir en el grupo de los antiaesthetic nudes, pero a mí me parece muy bonito. El recurso de la hoja de parra para tapar las partes pudendas está muy bien documentado (*).
Tiziano usa hojas de higuera y no de parra para cubrir a Adán, como se dice en el libro del Génesis (3:7), y la higuera ya sabemos que es un árbol que hasta donde yo recuerdo está 3 veces en la Biblia y siempre en un papel no muy honorable, como el que sí tienen la vid o el olivo.  Cuestión que nos lleva al clavel de Joos Van Cleve y nuestro ínclito Museo Thyssen-Bornemisza. Eso que creo que he leído en el portal de la Baronesa de que el clavel era un símbolo nupcial no me acaba de cuadrar porque hay otro cuadro del mismo Van Cleve, el retrato de Maximiliano I de Habsburgo con un clavel de 1508 y el de 1530 también con un clavel. Maximiliano I se murió el año 1519 y para el año 1508 se había casado 3 veces, así que no entiendo nada. El retrato que le hizo Durero lo representa con una granada muy insinuante y una capa de martas cibelinas horrible. Es repugnante.
Passiflora incarnata (Foto: Oliver P. Quillia, CC
Una Virgen con el niño que está en Cincinnati lleva en su mano derecha un clavel del que parece surgir una flor de la pasión o pasionaria. Por cierto, aunque los del rincón del vago dirán que el fruto de la pasión o maracuyá tiene propiedades afrodisíacas y de ahí le viene el nombre, no es así. El nombre viene de los primeros misioneros españoles que fueron a América, ya que en la pasionaria creyeron ver varios símbolos de la Pasión de Cristo, entendida aquí la "pasión" como pathos, "sufrimiento": los tres pistilos representaban tanto los clavos de la cruz como el Misterio trinitario,  los cinco estambres representaban los cinco estigmas, etcétera. Lo que ocurre, volviendo al cuadrito de Cincinnati, es que Joos Van Cleve no pudo haber pintado esa pasionaria porque no la podía conocer. Hay una interesante explicación en internet para quien quiera ahondar en esta cuestion. El artículo explica que además se han hecho pruebas periciales que demuestran que la flor de la pasión fue pintada posteriormente, en cualquier caso. Y se piensa que fue pintada por otra mano, cosa que yo estoy más que dispuesta a creer porque a poco que nos detengamos a pensar nos dominará la sensación de que esa flor es un retoque e incluso añadiría que de muy mal gusto puesto que insinuar en un cuadro donde está Jesús de niño su crucifixión ya es ser retorcidos.


Joos Van Cleve, ca. 1519




________________________________
(*) "Tras el Concilio [de Trento], el catolicismo contrarreformista censuró la desnudez. Un claro ejemplo es la orden del papa Paulo IV en 1559 a Daniele da Volterra de cubrir con ropas las partes íntimas de las figuras del Juicio Final de la Capilla Sixtina realizadas poco antes por Miguel Ángel —por esta acción Volterra fue llamado desde entonces il Braghettone, «el calzones»—. Poco después, otro papa, Pío V, encomendó la misma tarea a Girolamo da Fano, y no contento con esto Clemente VIII tenía deseos de eliminar por completo la pintura, aunque, por fortuna, fue disuadido por la Accademia di San Luca. Desde entonces, la Iglesia católica se encargó con esmero de cubrir las desnudeces de numerosas obras de arte, bien con telas o con la famosa hoja de parra, la planta con la que Adán y Eva se taparon después del pecado original. Otro ejemplo de rechazo del desnudo en el arte fue con la famosa estatua de David de Miguel Ángel, que al ser colocada en la Piazza della Signoria de Florencia fue apedreada por el público que presenciaba la escena, aunque con el tiempo se acostumbraron a su presencia e incluso se ganó el afecto de los florentinos.
En España, defensora a ultranza de la Contrarreforma, la Inquisición fue la encargada de velar por la decencia y el decoro en el arte, designando inspectores para supervisar el cumplimiento de los decretos conciliares en el arte, como el suegro de Velázquez, el pintor sevillano Francisco Pacheco. En 1632 se publicó a instancias del duque de Braganza un documento titulado Copia de los pareceres de los ilustres catedráticos de las universidades de Salamanca y Alcalá de Henares, acerca de si es pecado mortal hacer pinturas deshonestas, y exhibirlas, donde se expresaba la común opinión de la época —sobre todo en ámbitos eclesiásticos— de la inmoralidad de la representación del desnudo. Esta opinión generalizada explica el pequeño número de obras de desnudo producido en el arte renacentista y barroco español. Tiziano, por ejemplo, consciente del puritanismo de la corte española, cubrió con ramas de higuera los cuerpos desnudos de Adán y Eva antes de enviar el cuadro a Felipe II en 1571". (Wikipedia)
Detalle de la Virgen con el niño de Joos Van Cleve (Cincinnati  Museum)

El post "Flora y fauna" está amparado por una licencia SafeCreative #1110180325370

17.10.11

Reflectores y reflexiones

Sigo con la serie iniciada en "Violencia y violines". Por mucho que se diga que la Fuente Mágica de Montjuïc de la Exposición de 1929, diseñada por Carles Buigas, fue "restaurada" con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, yo recuerdo no diré que perfectamente que al equipo que se propuso ponerla a punto, revisarla y hasta introducir mejoras, le fue imposible. Pero no porque su estado fuera comprometido, sino todo lo contrario. Era imposible mejorar el trabajo de Buigas. Y lo sigue siendo, supongo, aunque en los 80 se introdujo la música que creo que ahora ha derivado del vals al chill-out y el new-age a lo Cirque du Soleil. Y supongo que no falta Queen y Montserrat Caballé.
También se suele decir que las luces que en fechas especiales coronan como un amanecer hawaiano o una aurora boreal el Palau Nacional se usaron como reflectores antiaéreos durante la Guerra Civil. Hay quien dice que no fue así, que nunca se usaron con fines militares, y sin embargo encuentro una pequeña crónica en el ABC del 27 de julio de 1937 la titulada "Uno de los aviones llega a Cornellá", donde queda patente su uso:


Ayer tuve la oportunidad de verlos en lo alto de la sala oval del Palau, hoy Museu d'Art de Catalunya, porque una visita guiada de la historia del edificio, tenía uno de los puntos de la ruta en el terrado. A mí, como a las palomas, me gustan mucho los terrados y los tejados. La vista no es mejor que la panorámica que se puede ver desde la entrada principal y verdaderamente se diría que esa panorámica es una de las mejores de Barcelona.
La verdad, yo diría que nos acostumbramos a esos focos potentísimos y sobre todo desde que ya no sirven para delatar la presencia de bombarderos, pero también diría que les pasa un poco como a las luces que le ponen a la Encarnación en mi parroquia, que parece un flipper o un pinball de los de antes. Luego, el edificio, de ese estilo llamado Mozart pero que es un batiburrillo de los órdenes clásicos, el Renacimiento y un pastel nupcial, no da para más, y menos si lo comparamos con otro de la misma época, el Pabellón alemán que hizo Mies Van der Rohe para la misma Exposición de 1929. De su famosa silla Barcelona MR90 con su otomana ya hablamos aquí. Cómoda y bonita es, muy Bauhaus, pero cuesta Dios y ayuda levantarse.


Dos de los reflectores antiaéreos del Palau Nacional (Montjuïc)

Ya que incluyo hoy en el Álbum una noticia del año 1937 les ofrezco una foto del mismo año de mi madre con su hermano José María. Está un poco dolida y de morros porque no se quería sentar en esa especie de caramelo o cojín sobre la que la sentaron, porque igual que unas somos como palomas otras son como tortugas. Nuestro gran teórico de la violencia, Stéphane Hessel, uno de los abuelos cebolleta que tenemos a punta de pala, seguramente hubiera aprobado un bombardeo en tierras coruñesas, porque total... como ya eran del bando opuesto...  Unas cuantas bombas y arreglado ¡Para que luego digan de los neocones!

Corona y José María Senra Marcote (1937)
El post "Reflectores y reflexiones" está amparado por una licencia SafeCreative #1110170315916.

16.10.11

Violentos y violines


Iglesia de Santos Marcelino y Pedro en Roma, cerca de la Piazza San Giovanni in Laterano (San Juan de Letrán) el 15 de octubre. Los chicos encampuchados del Black Block destruyen una imagen de yeso de la Purísima durante los disturbios de la manifestación de los Indignados o "indignaos".

"Pienso naturalmente que el terrorismo es inaceptable; pero es necesario admitir (desde la experiencia en Francia) que cuando el pueblo está ocupado por fuerzas inmensamente superiores a ellos mismos, la reacción popular no puede ser totalmente pacífica" .                                                                                     
[...] "Estoy persuadido a que el futuro le pertenece a los no violentos, la reconciliación de diferentes culturas. Es por esta vía que la humanidad entrará a su siguiente etapa. Pero en esto estoy de acuerdo con Sartre: No podemos excusar a los terroristas que lanzan bombas, pero podemos entenderlos. Sartre escribió en 1947: "Reconozco que la violencia en cualquier forma que pueda manifestarse es un revés. Pero es un revés inevitable porque estamos en un mundo de violencia. Y si bien es cierto que el riesgo de recurrir a la violencia es permanente, es también cierto que es el medio seguro para hacerla detenerse." (Stéphane Hessel, ¡Indignaos!)                                                                                                              

"No hay camino para la paz, la paz es el camino" (Mahatma Gandhi), por decir algo. Otra frase muy buena, que oí el otro día al vuelo en el barrio de mi familia: "Para mí el lavadero es lo más grande". Otra: "Tú te callas que tú a mí no me vas a decir lo que tengo que hacer, que eres peor que yo" (una hija a su madre).

Pueblo pequeño, campana grande



i bien el título debería ser "Small is beautiful", ya existe en este blog. Es uno de mis posts preferidos. Además no quería sumarme a la corriente de opinión o linchamiento que escracha, como se dice en la Argentina, a nuestro President Mas, aunque Duran es menos y por lo tanto -siguiendo el razonamiento de ayer- Mas no es menos. Otro dicho que me gusta es "Pueblo pequeño, campana grande", que contrarresta aquel -en catalán- "Al pot petit hi ha la bona confitura". También tenemos el de "Caballo grande, ande o no ande", que es el mejor. 
Yo le tengo cariño a "Small is beautiful" porque la última vez que estuve en París,  en Montmartre, en aquella placita tan animada llena de pintores, pasó el hijo mayor de Carolina de Mónaco cuando tenía más cara de crápula de lo que la tiene ahora, que ya es decir. Luego pasamos nuestro grupito y un pintor inglés piropeó desde detrás de su caballete a mi amiga Fina, que apenas levanta 150 cm del suelo. Fina, que no sabe inglés, ni falta que le hace, me dijo "Qué foi, oh?" y inmediatamente, aprovechando que aún flotaba en el aire el perfume del piropo, como dicen que flota el Iris Nobile de Acqua di Parma unos instantes, le repuse: "Small is beautiful, lo pequeño es precioso". Y les prometo por la salud de mi canario que desde entonces mide 151 cm. Le encantó. A mí una vez, aunque me esté mal decirlo, me extendieron una americana a mi paso y yo, por consideración al piropo, la pisé. Otra vez me torearon, pero ese no es el tema de hoy ni lo será por el momento.
¿Por dónde íbamos? Ah, sí, lo pequeño es bonito... Y se dirá que lo grande también, que la humanidad gusta a veces de hacer miniaturas y de hacer modelos aumentados y obras gigantescas que retan al cielo. Empezamos con la torre de Babel y lo último (espero que sí) fue el puente ese de Hangzhou que construyeron en China que después de acabado nadie se atrevía a pasar. Se suele decir que la Gran Muralla es la única obra humana que se ve desde el espacio. Y seguramente será verdad, si no contamos los destrozos que hemos hecho en la naturaleza, claro. 
A mí me gustaría un poco que según las circunstancias la realidad se pudiera ir amoldando a cada momento, como hacía Alicia en Wonderland cuando comía según que galletas no sé si espolvoreadas con semillas blancas de amapolas. Cuando me he enamorado indefectiblemente siempre me he querido hacer pequeña, muy pequeña, para caber en un bolsillo.
Estos días hay una exposición en el Museo del Prado a la que me gustaría mucho ir. Si por mí fuera estaría cada semana en Madrid, pero eso no es posible y tal vez cuando todo vaya mejor podré ir cada mes. Esa exposición es de miniaturas y es una pequeña muestra de la colección que se guarda en tan portentosa institución.
Sabe el respetable que para mí las etimologías (quitando las de San Isidoro) son odiosas y como fue para Marguerite Yourcenar la principal ocupación de su hermanastro, la heráldica, una idiotez. Y sin embargo tengo que recordar aquí que el confusionismo no proviene de "Confucio" ni el laconismo del "lacón"  de la misma manera que miniatura no proviene de "mini" (lat. minimum) sino de minium, "un óxido de plomo de color rojo que se utilizaba como componente de la tinta fundamental que se comenzó a emplear para la iluminación de los códices manuscritos en letras capitales, márgenes y posteriormente, con la evolución de la ilustración medieval, en representaciones de gran colorido y complejas composiciones" (Wikipedia). El color rojo también lo habían empleado los escribas egipcios, aunque ahora no me hagan decir con qué composición química, y siempre se usaba el color como recurso para organizar mejor el texto y realzar alguna de sus partes. Después es un color que por su relación con el peligro quedó relegado a los examinadores, y a la manía de emplear el color rojo para corregir pruebas o exámenes. Sin embargo, pienso que es un color que bien empleado en su justa medida y en cantidades homeopáticas, puede ser uno de los más expresivos que hay. Se suele decir que precisamente porque se emplea con mucho cuidado es el que más dura en los talleres y será por eso que si uno sabe esperar las oportunidades puede comprarlo tirado de precio. Yo no sé.
Aunque pueda parecer que el mundo de las miniaturas está tocando no el lado más salvaje de la vida pero sí el de los coleccionistas de rosarios de semillas de cacao o el de los aficionados a inscribir el código de la circulación en un palillo, no es ninguna tontería. El espejo convexo de "El retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa" no sé si incluye al terrier que hay a sus pies. Todo podría ser. Tampoco sé si un terrier es más pequeño que un cotton de Tuléar o que griffon belga de “Peor imposible”, o el perro itzcuintli de Frida Kahlo,  el perrito faldero del retrato de María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo (duquesa de Alba) que pintó Goya el año 1795, o el perro semihundido del mismo pintor, o Crab, el perro más entrañable de toda la obra de Shakespeare.
Aunque estos días se ha hablado tanto de Steve Jobs y de sus aportaciones a la informática de los usuarios, donde no es lo menor el celebrado pellizquito para manejarse en las pantallas del I-Phone -que es una denominación que recojo de Arcadi Espada, a pesar de su animadversión a los blogueros, y que fue acuñada por José Luis Alvite-, no sé yo (tampoco) si hay algún equivalente en el mundo de Apple de la miniatura dentro de la miniatura. Magnificar y minimizar es corriente y hasta diré que muchos estamos un poco hartos de ese baile. El logo de Apple, que sintetiza el primer pecado original y por lo tanto el atrevimiento de alcanzar los frutos del árbol del conocimiento, parece que fue copiado de los vinilos de The Beatles, un grupo que Steve Jobs adoraba. 
Por alguna razón que ignoro -en los dos sentidos de la palabra ignorar- gran parte de la cultura anglosajona me arranca unos bostezos que me producen severas luxaciones de mandíbula. No solo su peor rock sino también el Halloween, sobre todo después de haberlo desentrañado de sus orígenes "verdaderos" de donde nunca hubiera tenido que salir. Es que me interesa más lo que diría un egipcio analfabeto del Imperio Medio sobre la digestión de los cocodrílidos que todo lo que me pudiera decir cualquier genio del diseño gráfico y por "genio" no me refiero a los de las lámparas maravillosas de diseño otomano.  
Es una pena que se hayan puesto de rabiosa moda los bulldogs franceses y que para ver un cotón malgache haya que ir a una feria y conseguirlo en el tiro a blanco, de peluche.



Miniatura dentro de una miniatura. Emile Bernahard Chevalier de Guérard (c.1810). Acuarela y guache sobre marfil. 120X82 mm. Colección Tansey

La letra inicial del post de hoy es una recreación de las letras miniadas del siglo XIV.


El post  "Pueblo pequeño, campana grande" está protegido por una licencia SafeCreative #1110160308898.