13.8.17

Plumas negras

osiblemente uno de los mejores anuncios publicitarios que yo he podido ver después del de los pavos de Fiat es el de Chanel para su perfume Coco, de 1991. Es obra de Jean-Paul Goude. En él Vanessa Paradis está en una jaula columpiándose, como un pájaro, y silba "Stormy weather" (con la ayuda de Kurt (Curro) Savoy, nuestro jienense internacional Rey del Silbido). Un gato de angora la desea. La escena sale de foco y aparece empequeñecida en una habitación donde se ve la jaula, el gato y una botella de Coco Chanel sobre una mesa camilla vestida de verde hierba oscuro. En el suelo una pelotita roja (*). A la derecha una ventana que asoma a la plaza Vendôme, reconocible por la columna y las borrosas mansardas que se distinguen al fondo. Una mujer vestida de Chanel acaba de matizar con su lánguida elegancia la atmósfera glamurosa, en la que se produce un enrarecimiento por la penumbra, la sobrecarga eléctrica de la tormenta, el magnetismo del gato, su suavidad, la atracción por Vanessa Paradis y tantos elementos, que parece mentira que 30 segundos congreguen tantos significados. La película está en la web de Chanel
No he conseguido identificar las plumas que lleva Vanessa Paradis en su tocado del culo. Si son de Euplectes progne (Obispo colilargo, en inglés "Widow bird" o pájaro viudo o viuda), que tiene unas timoneras bien largas, harían falta unos cuantos ejemplares para un solo tocado, cosa que descarto. No son plumas de marabú, que son muy suaves y peluchiscentes, más propias para el cabaret y las fiestas de despedidas de solteros. No son de pavo. Ni tampoco de gallo, algo tornasoladadas incluso cuando son negras. Podrían ser de faisán y teñidas de negro. Dejo el tema pendiente de elucidación. No son un detalle mínimo.
La plaza de la Vendôme es el summum del lujo y representa la Restauración. En la plaza se encuentran además de una boutique de Chanel las joyerías de Alfred y Louis Cartier, Joseph Chaumet, Mauboussin, Aldebert, Alfred Van Cleef y Salomon Arpels, René Boivin, Gianmaria Buccellati, Tecla, Audemars Piguet, Poiray, etc. La botella emblemática de Chanel está inspirada en la plaza octogonal.
La boutique de Chanel está al lado del Ritz, que es donde parece que está hecho el anuncio. Incluso podríamos creer que está hecho en la actual suite Chanel, donde la modista vivió 34 años. Durante la Résistance se dice que pudo mantenerse allí a salvo gracias a su relación con Hans Gunther von Dincklage. También se dice que Edwina Mounbatten, de quien hablábamos ayer, tuvo una relación con Nehru.
*
Sigo con mi lectura del libro de divulgación científica de Michio Kaku y leo algo que me resulta muy sugerente:
"Si los recuerdos humanos se guardasen secuencialmente, como en una cinta de ordenador, sería necesaria una capacidad de almacenamiento enorme. De hecho, en el futuro, los sistemas de almacenamiento digital podrían copiar este truco del cerebro, en lugar de guardar los datos de forma secuencial. Por ejemplo, los recuerdos emocionales se conservan en la amígdala, pero las palabras se almacenan en el lóbulo temporal. Por su parte, los colores y otra información visual se recogen en el lóbulo occipital, y el sentido del tacto y el movimiento residen en el lóbulo parietal. Hasta ahora, los científicos han identificado más de veinte categorías de recuerdos que se preservan en distintas partes del cerebro, entre las que se encuentran las frutas y las verduras, las plantas, los animales, las partes del cuerpo, los colores, los números, las letras, los sustantivos, los verbos, los nombres propios, los rostros, las expresiones faciales y diversas emociones y sonidos" (El futuro de nuestra mente)
Este hilo de investigación sobre la integración de los recuerdos es lo que a mi entender da algo de sentido a la asociación de elementos dispares en el anuncio que hoy traje. Es un homenaje a Coco Chanel pero también es un homenaje a su obra. Y de hecho explica en parte cómo trabajan los narradores, con estímulos a veces fantasmagóricos que vienen de diferentes impulsos que solo encajan secuencialmente en un texto o en una secuencia de un relato. 

Anuncio de Coco (Jean-Paul Goude, 1991)

(*)
Ese motivo de la pelotita roja abandonada momentáneamente es un motivo que no resulta nuevo. Lo recuerdo en una viñeta de Wolf Erlbruch. También me trae a la memoria la manzana desechada en "La alegoría de la fe" de Vermeer.
_______

(c)SafeCreative *1708133284500

No hay comentarios:

Publicar un comentario