8.8.10

Martillo, cielo, clavos

 “La mujer sexy, por otra parte, es la que lleva grandes escotes y está rodeada de hombres. Pero los hombres que la rodean están allí porque, en realidad, no les gustan las mujeres y consideran que ése es el lugar más seguro de la reunión. La mujer sexy está tan ocupada emitiendo la señal de “soy una mujer… soy un mujer… soy una mujer” que no exige nada del hombre que está a su lado, excepto su total atención; está tan enfrascada en el desempeño de su papel, que no tiene ningún interés real en sus compañeros. En el fondo es una figura trágica. Probablemente de pequeña aprendió a ser una niñita dulce y condescendiente, para agradar a sus padres, que gozaban luciéndose con ella; al mismo tiempo esto le enseñó que con frecuencia las personas se tratan mutuamente como posesiones. A medida que creció comenzaron a abordarla hombres que en el fondo no gustaban de las mujeres. Usaban su compañía simplemente para probar su hombría, haciendo de ella lo que las feministas llaman un objeto sexual. Al final se transforma en una mujer frágil y crispada, que presenta una imagen muy simple de sí misma y ofrece una mercancía muy simple. Puede que incluso diga: «A los hombres sólo les interesa una cosa…» Pero en realidad es ella la que no tiene nada más que ofrecer. Nunca aprendió a responder o comunicarse con otro ser humano”
Flora Davis, La comunicación no verbal.

s cada vez más fácil para mí digerir explicaciones como la que expone Flora Davis sobre esa especie de coreografía que se va forjando a partir de un núcleo en falso. Pero tampoco es que la crea a pie juntillas,  y no porque le vaya a buscar los cinco pies al gato. Al contrario. Pero sé de los peligros de tomarse este tipo de análisis al pie de la letra y pretender aplicarlos como si se tratara de un código cerrado. Pero está claro que hay que ir un poquito más allá de lo obvio y no quedarse con las apariencias. Resulta que el jueves había un montón de unos 50 ejemplares de fotocopias en la repisa de la boca del metro de la estación España, enfrente de las torres venecianas. Las fotocopias eran unos pliegos de 5 hojas de DINA3 doblado en DINA4 en donde había diferentes contenidos todos en torno de la persecución que está haciendo contra las personas que acceden al metro sin pagar. Cuando llegué tres cuartos de hora más tarde a mi estación de destino encontré  más pero no sé si eran parte de los que habían sido dejados en la Plaza de España. En cualquier caso, más allá del contenido de los panfletos, bastante redundante y cargado de una doctrina que me es ajena, lo que pensé es: ¿de dónde habrán sacado el dinero o los recursos para hacer tantas fotocopias? (*). Y generalmente mi manera de “interpretar” el mundo como imagen es así. No es que esté todo el día pensando en dinero ni mucho menos, pero siempre intento ir un poquito más allá de lo evidente.


Detalle de “El Santo Entierro” (1761-1769) de A. R. Mengs. Museu Nacional d’Art de Catalunya. Foto: Aaoiue

Al vivir en donde vivo además he desarrollado -como dicen que los taxistas ingleses desarrollaron su hipocampo un 25 % más que el resto de la población- un reflejo que me hace pensar porqué pasa algo justamente en determinado momento y no en otro. Me refiero por ejemplo a lo de la prohibición de las corridas de toros en Cataluña y otras cuestiones. Los que sufrimos o disfrutamos del sistema jerárquico laboral sabemos a ciencia cierta predecir los que se nos viene una vez ya lo hemos visto (de) venir unas pocas veces.

Aunque en fechas pasadas vimos el mecanismo elemental del argumentum ad logicam o falacia del hombre de paja, esto otro de las maniobras de despiste es más propio de las artes de la trampa y el hurto. Aún se puede ver, en Barcelona al menos, señoras de aquellas que van de dos en dos y una le ofrece a las parejas de turistas un clavel rojo mientras que la otra estudia el terreno, etcétera. Normalmente los turistas van medio obnubilados, bastante deshidratados (aunque algunos van pasados de cerveza o de sangría) o cansados, así que hurtarles la cartera y hasta los donuts es de lo más fácil. A pesar de todo, no hay que quitarles mérito. Es un camelo gustoso.

No les quiero fatigar con un alud de ejemplos, es mejor que cada cual se desengañe por sí mismo y a su debido tiempo.

No sé si el gesto del detalle del cuadro puede ser interpretado lejos de nuestra orbita cultural, por ejemplo en China. Habrá gestos universales y otros que no lo son o que sí lo son pero que tienen significados hasta opuestos. El cuadro de Mengs ofrece una composición de diversas figuras en torno al entierro de Jesús de Nazaret. Además de la expresión de las caras, me llama la atención la composición formada por las manos de los allí presentes. Y especialmente me llaman la atención las de su madre (v. detalle abajo) y las María de Magdala (detalle del principio del post). También me llaman la atención las herramientas del suplicio: martillo, clavos, tenazas y corona de espinas al pie del cuadro más lo que probablemente podría ser el letrero que le pusieron en la cruz (**). No falta detalle. Detrás de esas herramientas hay otras manos, claro.

La expresión de las manos de la Magdalena sólo la he visto en mi pueblo y sólo en las mujeres, pero puede y debe de ser el vestigio de un gesto que a lo mejor un tiempo fue más socorrido en Europa. Tal y como yo lo he visto en  Finisterre indica entre desesperación y  horror, pero también indica presencia, estar presente, estar con lo que ocurre enteramente y ahí. Y pienso que todos los gestos en que las manos se unen o se juntan llevan implícito ese sentido de presencia.

Win Yun, mi amiga invisible pelotudísima, se está poniendo pesada con que no deje de hablar de Mei Lan Fang, actor de ópera pequinesa, que se merece un post para él solito. Mei Lan Fang no solo dominó el arte clásico de las expresiones gestuales prefijadas por el clasicismo chino, sino que las perfeccionó estirajando sus posibilidades hasta lo inimaginable. Hubo un tiempo que me gustaba mucho la ópera china pero ahora me irrita mis frágiles nervios no sepan cuanto, aparte de que lo que no me puedan decir en una hora y media ya no me interesa. Casualmente Mei Lan Fang murió tal día como hoy hace 49 años. El mohiniyattam (danza clásica de Kerala, India) también tiene una importante participación de los mudras o gestos manuales, que están más que codificados. El único mudra que conozco que se pueda parecer un poco al gesto del cuadro de Meng es un mudra de protección. Pero seguiré buscando.


Otro detalle del mismo cuadro de Mengs. Foto: Aaoiue
*
“Mover esas manos como palomas” (la traducción al inglés subtitulado es gloriosa, lo prometo por la gloria de mis abuelos)
______________________________________________

(*)  La tarifa vigente de una T10, que es la tarjeta más habitual de 10 viajes para usuarios sin ventajas, cuesta 7,95 euros y da derecho a realizar 10 viajes por la llamada zona 1. No les quiero aburrir con las facilidades que van añadidas a la tarifa, como el derecho a poder utilizar otros transportes como el autobús o los ferrocarriles catalanes en el espacio de una hora y cuarto una vez se ha validado el primer trayecto. Hasta hace unos años había que pagar si cambiábamos del metro al autobús o viceversa. Aunque el metro no es barato, reúne todas las condiciones de seguridad, de higiene y del servicio que le es propio. En pura teoría si pasan los inspectores de turno y te pillan sin billete pueden imponerte una multa de 50 euros, que es bastante disuasoria. Y sin embargo todo hijo de vecino ha visto ha muchos colarse por los accesos automáticos, aunque bien es verdad que últimamente se ve menos.

(**) “Y Pilato redactó una inscripción y la puso sobre la cruz. Lo escrito era: “Jesús el Nazareno, el rey de los judíos”. Esta inscripción la leyeron muchos judíos, porque estaba cerca el lugar habían crucificado a Jesús, y estaba escrita en hebreo, latín y griego. Los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: “No escribas: “El rey de los judíos”, sino: “Éste ha dicho: “Soy el rey de los judíos”. Pilato les contestó: “Lo escrito, escrito está” (Juan 19, 19-22).

Post registrado en SafeCreative - A la flor del berro (5) #1105179237406

No hay comentarios:

Publicar un comentario