17.11.10

Castillos humanos (release)

Ayer se incorporaron al Patrimonio inmaterial de la Humanidad los castillos humanos o castells, la dieta mediterránea, el flamenco, la cetrería y el Cant de la Sibil·la. De la cetrería nada sé, pero considero que el Flamenco y el Cant de la Sibil·la son dos bienes que incluso están por encima de los dictámenes de la UNESCO. La dieta mediterránea bien bien no sé lo que es, sólo tengo una ligera idea. Se acuñó ese término y, como la enseñanza de las lenguas, la gastronomía está demasiado sometida a intereses económicos o -mejor dicho- comerciales como para concederle crédito a los neologismos. 

Con la incorporación de los castells al Patrimonio de la Humanidad, y según ha explicado hoy Antonio García Barbeito en la radio también con la incorporación del flamenco, se ha producido tanto en Cataluña como en Andalucía, Murcia y Extremadura (respectivamente) una alegría eufórica y  orgullosa. La energía que circula en una juerga flamenca, el pellizo, el duende, y la que circula para sostener un anxeneta, que no es solo fuerza bruta sino tesón, solidaridad, etc., es algo grande. Lo curioso es que mientras que los historiadores y los aficionados del flamenco saben y reconocen que tiene unas raices sefardíes y hasta árabes en algunos casos (aunque no exclusivamente), los castellers nunca hablan ni de las moixerangues algemesís ni de los aún más antiguos dahi handi que se erigen en la India para conmemorar el nacimiento de Krishna.

Todo esto de los patrimonios inmateriales no sé si va a algún lado, pero me ha hecho recordar que el yoga, si no estoy equivocada, fue propuesto para ese mismo elenco para zafarse de los que lo querían patentar en sus diferentes prácticas y asanas o en su totalidad. Patentar el yoga hubiera sido un crimen inmaterial contra la humanidad. Entonces, me pregunto, ¿ya no podrán patentarse los dahi handi?
Dahi handi en la India
"Éstos últimos días he estado buscando y buscando los castillos humanos de la India, pero no había manera de encontrarlos en internet. Hasta que se me ocurrió la frase "human pyramid", que sin embargo recuperaba las pirámides humanas que hacen las cheerleaders americanas, las de los forzudos del circo, las de los elefantes, etc. Finalmente di con las dahi handi, los castillos humanos que se elevan durante el Festival de Janmashtami, durante el cual se celebra el nacimiento de Khrisna. E incluso encontré información sobre las muixerangues (mojigangas) de Algemesí, en la Ribera Alta de Valencia, cuyo origen no es posterior a las fiestas de la Virgen de la Salud de 1724. Las muixerangues se imitaron en las comarcas tarragoninas a finales del siglo XVIII. Pero, explicado por la Enciclopedia Catalana, no se llegaría nunca a esa elemental conclusión:
·
"La ciutat de Valls és considerada el bressol casteller per antonomàsia, malgrat que hom ha suggerit que l'origen dels castells es troba a la veïna vila d'Alcover, on hom té constància d'un casteller anomenat Cargol el 1789. El fet d'ésser Valls la població on arrelà amb més força el costum d'aixecar una torreta com a apoteosi del ball de Valencians, i també a causa de la popular composició de J.A. Clavé, Els Xiquets de Valls, han convertit la locució xiquet de Valls en sinònim de casteller. Amb tot, durant bona part del s XIX, prevalgué arreu el terme Valencians, mentre que el de xiquets de Valls és de mitjan segle." [...] L'increment de l'afecció pels castells al llarg del s XIX conduí a la formació de colles en altres indrets. Entre les més importants, cal citar la Moixiganga d'Igualada —colles del Traguetes i del Carinyo— i els Torraires de Montblanc, també amb colles Vella i Nova, la colla de la Mercè dels xiquets de Tarragona, constituïda per elements de colles anteriors i escindida en dues al cap de poc temps, i una colla a Gràcia formada el 1890 per immigrants procedents del Camp de Tarragona i el Penedès." [...] D'altra banda, cal destacar la proliferació de colles tant pel que fa al nombre com a la procedència: al principi del 1997 caldria comptar-ne una seixantena i esmentar la creació de les primeres colles a les comarques gironines, a Mallorca i a la Catalunya del Nord. [...] L'any 1998 es crearen colles catelleres a Querétaro (Mèxic) i a Castelar (Argentina).
[Traducción: La ciudad de Valls se considera la cuna castellera por antonomasia, a pesar de que se ha sugerido que el origen de los castillos se encuentra en el vecino pueblo de Alcover, de donde se tiene constancia de un casteller llamado Cargol ["Caracol"] el año 1789. El hecho de ser Valls la población donde arraigara con más fuerza la costumbre de levantar una torre como apoteosis del baile de los Valencianos, y también a causa de la composición de J. A. Clavé, Els xiquets de Valls, han convertido la locución xiquet de Valls en sinónimo de casteller. Con todo, durante una buena parte del siglo XIX, prevaleció por todas partes el término Valencianos, mientras que el de xiquets de Valls es de mediados del siglo. [...] El incremento de la afición por los castillos a lo largo del siglo XIX condujo a la formación de "colles" en otros lugares. Entre los más importantes se debe citar la Moixiganga d’Igualada –"colles" del Traguetes y del Carinyo- y los Torraires de Montblanc, también las "colles" Vella y la Nova, la "colla" de la Merced de los xiquets de Tarragona, constituida por elementos de "colles" anteriores y escindida en dos después de poco tiempo, y una "colla" de Gracia, formada el 1890 formada el 1890 por los emigrantes procedentes del Camp de Tarragona y del Penedès. [...] Por otra parte, hay que destacar la proliferación de "colles" tanto en número como en procedencia: en el principio de 1997 se podían contar una sesentena y mencionar la creación de las primeras "colles" en las comarcas gerundenses, en Mallorca y en la Cataluña del Norte. [...] El año 1998 se crearon "colles" castelleras a Querétaro (Méjico) y en Castelar (Argentina)].
·
La web de los Castellers de Barcelona, abunda en la idea del origen vallense de los castillos:
"Los "castells" -palabra catalana que significa castillos- son una manifestación cultural propia de Catalunya, que consiste en levantar construcciones humanas. Los orígenes de esta tradición se remontan a finales del siglo XVIII en Valls, cuando las cuadrillas, llamadas "colles", empezaron a rivalizar en la construcción de diferentes tipos de estructuras humanas, como las que hoy conocemos. "
·
Yo no sé si se puede hablar de los dahi handi de la India como precedentes de las mojigangas de Algemesí, y sólo me atrevo a señalar la cronología documentada de éstas respecto a los posteriores castells de Tarragona. Como en la India casi todo tiene 3000 años, está claro que los dahi handi de Mumbai y Pune no son catalanes ni valencianos, pero es algo que también habría que poder contemplar. Nunca se sabe." (Otras enciclopedias, 27 de mayo de 2008, *A la flor del berro)


_________________

Vidas paralelas: el post de Poeta en Llerena sobre los patrimonios.

Como muestra de que estoy exenta de esa "catalanofobia" que blande desesperadamente y electoralmente Joan Puigcercós, o de "andaluzofobia", enlazo una investigación en la que demostré que los siete primeros incunables médicos hispánicos se imprimieron en Barcelona, Lérida y Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario