24.10.11

El complejo de Casandra

"Para ETA, las elecciones generales 
constituyen unas primarias dentro del mundo 
del nacionalismo vasco" 
(Jaime Mayor Oreja, "Nada de hito histórico",
La Razón, 22 de octubre)

Bildu tendrá a partir del 21 de noviembre
cuatro consistorios más. Concretamente se trata
de los Ayuntamientos de Arbizu, Ituren, Iturmendi
y Lacunza. En estos Ayuntamientos no se presentó
ninguna candidatura en las pasadas elecciones del 22 de
mayo, al igual que en otras 25 localidades.
El Gobierno de Navarra estableció el
20 de noviembre, aprovechando
las elecciones generales, como jornada electoral
municipal para las localidades donde no hubo
candidaturas en mayo. En estos cuatro pueblos
se ha presentado únicamente la candidatura de Bildu.
(ABC, 21 de octubre de 2011)


on tanta fiesta y tanto niño muerto una ya no sabe qué día es hoy, aunque sí sé que es de día y que dentro de unas horas tendré que ir a trabajar por cuenta ajena. Hace nada me sentía un poco como el prisionero de "La jetée" (Chris Marker, 1962), una fotonovela que es mucho más inquietante para mí, en sus 28 minutos y poco más que lo que podría ser en su momento cualquier película postapocalíptica de ciencia ficción o sci-fi en hi-fi para wii o para la gran pantalla en hedor de palomitas de maíz. Ya no digamos "Alien, el octavo pasajero" o cualquier serie terrorífica sobre la digamos inseminación artificial. 
El prisionero de "La jetée" es sometido a a un experimento que le permite viajar en el tiempo, que es lo único que pueden hacer los que pasan por una catástrofe radioactiva. Parece que esta película, que se puede disfrutar en Youtube, inspiró la de "12 monkeys" (Terry Gilliam, 1995), de nuestro visionario cineasta de "Brazil", una película que la realidad aún no ha superado. Aunque si me apuran, las "lágrimas socialdemócratas" tras la última declaración de ETA el 20 de octubre y el doble atropello en China de una niña de meses no están nada mal como ejemplos de nuestra escalada imparable en el horror, el error y la inhumanización de este mundo y parte del otro.
En "12 monkeys" hay un recuerdo para Casandra, y en concreto para el complejo de Casandra, que poco más sabemos de ella, puesto que fue condenada por Apolo a que su don para la adivinación -que le había concedido él mismo no sabemos a cambio de qué o de quien- fuera matizada por la maldición sempiterna de no ser escuchada.
Jean Giraudoux la transformó incluso en una especie de gaffe, que no sabemos si es peor puesto que si al final todo lo que está la gente dispuesta a reconocer en los que tienen lucidez (como Jaime Mayor Oreja) es que son unos cenizos, pues no es como para sentirse recompensados. Ya se sabe que todos los dones tienen sus contrapartidas, sus luces y sus sombras.
Andromaque - La guerre de Troie n'aura pas lieu, Cassandre!
Cassandre - Je te tiens un pari, Andromaque.
Andromaque - Cet envoyé des Grecs a raison. On va bien le recevoir. On va bien lui envelopper sa petite Hélène, et on le lui rendra.
Cassandre - On va le recevoir grossièrement. On ne lui rendra pas Hélène. Et la guerre de Troie aura lieu. (Jean Giraudoux, La guerre de Troie n'aura pas lieu, Scène première, Premier acte)
Ahora todos sabemos que la guerra de Troya sí tuvo lugar, pero Casandra se fue a tomar por saco -premonizadamente también- sin que sus vaticinios infalibles fueran admitidos. El complejo de Casandra es mucho menos conocido que el de Narciso y el de Edipo, y ya no digamos los correspondientes de Eco y Electra, que al ser una ninfa  y una mujer ya se sabe que los complejos se les suponen. El complejo de Casandra lo acaban desarrollando todas aquellas personas capaces de predecir lo que otras ni adivinan, ni imaginan ni ven venir ni siquiera conciben.
Otra cosa es por ejemplo que un libro como Lágrimas socialdemócratas acuñara preternaturalmente o apriorísticamente la última (ojalá) campaña publicitaria del Señor Rubalcaba. La orgía de lágrimas que han humedecido las portadas de la prensa socialdemócrata y de la clientelar haciéndose eco y narciso de la llamada paz "definitiva" dejan muy atrás aquellas lágrimas de cocodrilo que lloró Bush a la muerte de un soldado norteamericano en Iraq, que parecía que se las hubiera acabado de pintar con saliva, cosa que hemos hecho todas las niñas de mi generación en los juegos pero que no debería hacer un presidente de una potencia mundial. Hay que reconocer que la campaña del PSOE está llevada por unos genios de la publicidad. Las cosas como son.
Siguiendo con lo peor de lo peor diríamos que la parte más fastidiosa del complejo de Casandra no es que no le hagan a uno caso (como me pasa a mí) sino que le salgan pseudoprofetas oportunistas, magufos a lo Punset o los machacas de la tergiversicina aquella del Prof. Bacterio u homologado, siempre dispuestos a redondear anacronismos a la alza y a superar la imaginación. 
Santiago González, el escritor de Lágrimas socialdemócratas, no puede pensar que ha sido premonitorio ni un bonísimo analista de la realidad política del buenismo, sino que le han robado la idea. Ojalá que no tengan nunca que saber qué es llorar de verdad.

Fotograma de "La jetée" (C. Maker, 1962)

El post "El complejo de Casandra" está amparado por una licencia SafeCreative #1110240363977

2 comentarios:

  1. No hace mucho leí o ví, no sabría recordar, que los impulsos que nos llevan a consumir uno u otro producto son inconscientes, irracionales, siendo la influencia de la publicidad relativa.
    Te aseguro que por buenos publicistas que manejen la compaña, yo no compro, ni aunque no encuentre algo mejor que no es difícil, más que nada porque ya me he hartado de llorar, pero de impotencia.

    (Herrera, un mestro)

    ResponderEliminar
  2. Yo no creo en la publicidad, pero haberla hayla y mueve mucho dinero y recursos e intereses. Algo tendrá, sobre todo cuanto más bajo es el nivel crítico de la gente. Pero no sé, es algo en lo que apenas me atrevo ni a pensar.
    Herrera consigue mejorar el humor de muchas personas que de otra manera por la mañana casi nos tiraríamos por el balcón a la vista del "diario hablado". A Herrera le enviaron una vez una cajita de puros que hacía tic-tac y ya tenía dos hijos o hijas.

    ResponderEliminar