16.5.15

La gallina y el huevo

uién es el siguiente?" es una variante de "¿Quién fue primero?" y está espléndidamente representado en la viñeta de hoy, de James Stevenson, de quien en la Library of Congress (EEUU) se muestran 144 entradas, que son muchas.
No es posible determinar una solución para la aporía clásica. Por mi parte, el hecho de que Aristóteles se pronunciara a favor de la gallina y Stephen Hawking del huevo, es más que suficiente para decantarme. Por si no fuera suficiente mi simpatía por el filósofo, redundaría mi antipatía por el físico. Sin embargo me temo que la respuesta no nos la da ninguno de los dos y que por interesantes que sean las respuestas siempre me interesarán más las buenas preguntas. Pero la ciencia no está por los koan.
El dibujo me sirve para traer un tema que no deja de maravillarme. Todos hemos podido ver de cerca historias más o menos discretas, más o menos sórdidas, de infidelidad matrimonial y lo que no deja de ser maravilloso es el hecho de que alguien que se "interpuso" (!) entre dos personas luego se indigne porque a la larga ha sido también objeto de infidelidad ¿Qué esperaba? Hace poco lo he podido apreciar en una pareja que se formó hace cosa de unos 30 años. Lo que verdaderamente debería sorprendernos a quienes los conocemos es que ella le fuera fiel a él tanto tiempo, sobre todo para los que la conocemos de siempre. El hombre está que se lo lleva el demonio cuando él mismo estuvo haciendo el papel opuesto al principio de su relación con ella, en otro triángulo. Si es que hay papel "opuesto", claro. En el lío, no se desentraña con explicaciones como la que nos ofrece Freud: "Empiezo a creer que todo acto sexual es un proceso en el que participan cuatro personas".
La frase de Freud anda dando tumbos en internet gracias a que encabeza el Cuarteto de Alejandría. Pero pienso que está peor que sacada de contexto. La he localizado en una carta que escribió Freud a su amigo Wilhelm Fliess el 1 de agosto de 1899, bastante extensa, donde al final forma párrafo con otra que la precede y que por lo tonta, por lo tanto mejor dicho, la introduce:
"The farther the work of the past year recedes, the more satisfied I become. But bisexuality! You are certainly right about it. I am accustoming myself to regarding every sexual act as a process in which four individuals are involved. We have a lot to discuss on this topic." (Freud's letter to Fließ)
Ante esta ampliación de la cita se entiende mejor la intención de Lawrence Durrell, cuyos cuatro individuos dan nombre a los cuatro libros que como en un poliedro nos muestran afacetada la realidad narrada. Y ellos mismos están escindidos o son poliédricos. Nada es lo que parece.
El cornudo que venimos observando sería un personaje plano (ya que nos acogemos al jardín literario), al menos hasta donde sabemos, puesto que aún no sabemos si no tendrá también sus desahogos u otras aspiraciones sicalípticas y no sicalípticas (*). Cuando hay dinero por medio, la aporía de la gallina y el huevo pasan a segundo término y se adoptan estrategias de defensa y ataque donde todo vale. Esto es así, lo explique Aristóteles o lo explique Hawking, lo explique Agamenón o su porquero.
Es mucho más divertido Gerald Durrell que Lawrence Durrell, de lejos.

James Stevenson

____

(*) Quien esto escribe es consciente que en la expresión "no sabemos si no tendrá" no es correcta en el español oficial contemporáneo de acuerdo con la norma, pero no encuentro una fórmula expresiva válida equivalente.


(c) Post registrado en SafeCreative *1505164101581