23.10.14

Centros de gravedad permanente

Una vecchia bretone
con un cappello
e un ombrello di carta di riso e canna di bambù.
Capitani coraggiosi,
furbi contrabbandieri macedoni.

Gesuiti euclidei
vestiti come dei bonzi
per entrare a corte degli imperatori
della dinastia dei Ming.

Cerco un centro di gravità permanente
che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose sulla gente
Avrei bisogno di...

Per le strade di Pechino erano giorni di maggio
tra noi si scherzava a raccogliere ortiche
Non sopporto i cori russi, la musica finto rock la new wave italiana, il free
jazz punk inglese.
Neanche la nera africana.

Franco Battiato, "Centro di gravità permanente
(enlace a la traducción)

e resultó sorprendente que ayer miércoles, en un programa radiofónico matinal donde se hablaban de "chuches", todo el mundo se acordara de los chicles Bazoka pero por ejemplo no se acordara de los chicles Nina o los Cheiw. Que la memoria sea tan impredecible como la imaginación lo demuestra que una de las mujeres que participaron telefónicamente recordara haber "sucado" [mojado] pega dolça en sidral. La pega dolça, aunque la señora desconocía su nombre en español, es una especie de sucedáneo de la regaliz. Si en algún momento inmemorial se hizo con Glycyrrhiza glabra, después apenas tenía siquiera un ligero gusto o aroma y actualmente es una especie de goma elástica dulce presentada en palitos que nada tienen que ver con las raíces que se ofrecen tal cual en algunas tiendas de golosinas. Yo no he estado en Oriente Medio ni en Asia (aparte de en Turquía), pero me han hablado de que se puede ver a gente usando con fruición el miswak de arak, la raíz de la Salvadora persica, que se usa para cepillarse los dientes. 
El sidral Bragulat que enlazo debe ser el de sus últimos años, porque durante mucho tiempo lo había solo de naranja o de limón, aunque después se sirvió en potecitos de plástico donde era factible al menos para un niño introducir la lengua y adormecerla con la reacción efervescente de aquel preparado. Yo no he probado los Peta-Zetas, y no sé si como la señora que dije alguien lo ha tomado "sucando" una varita de sucedáneo de regaliz. Mascar un chicle Bazoka entrañaba una cierta dificultad. En su presentación cilíndrica presentaba dos surcos y eso permitía cortarlos como si fueran chorizo y así poder acometer su mascado con un cierto éxito, porque introducirse un chicle Bazoka en la boca era una experiencia muy próxima a la muerte por asfixia e inmovilización de la boca. La consistencia del Bazoka sufría un proceso que empezaba en la suela de zapatos , con la dureza de los tendones de un caballo, y acababa en un gurruño mucho más consistente pero ya sin sabor alguno. Un gurruño de Bazoka podía romper una luna con muchísima más contundencia que aquellas bolas japonesas saltarinas que luego aparecieron en el escenario infantil.
*
En los años ochenta la actriz cómica Mary Santpere hizo una campaña en las Ramblas en la que con una rasqueta desenganchaba los chicles que había allí enganchados por cientos, en especial los de la Rambla de Santa Mónica, donde ahora tiene un monumento, que en su momento recibió el apelativo bien ganado de "monumento de la discordia". No he encontrado a bote pronto en internet ninguna noticia sobre esta campaña, pero por serendipia he sabido que nació camino de Barcelona y murió camino de Madrid en avión y dormida. Una buena muerte. Lo que no sabía es que su esposo había desaparecido en "circunstancias extrañas", el año 1987, cinco años antes: "El esposo de Mary Santpere se arroja al mar durante una travesía de Barcelona a Mallorca", caso que fue tratado de acuerdo con el modo y manera de aquellos años, donde aún quedaba algo de tacto a favor de los sentimientos de los personajes públicos y privados: "Francesc Pigrau, de 74 años, esposo de la actriz y humorista Mary Santpere, se arrojó en la madrugada de ayer al mar cuando viajaba hacia Mallorca a bordo del buque canguro Ciudad de Badajoz. Fuentes de la compañía Trasmediterránea, propietaria del barco, apuntaron la posibilidad de que Pigrau hubiera decidido suicidarse, ya que dejó una carta manuscrita, cuyo contenido eludieron revelar, dirigida al capitán." No dirán que no es decoroso.


"The Gold Rush" (Charles Chaplin, 1925)

(c)SafeCreative *1410232384080

No hay comentarios:

Publicar un comentario