19.11.14

Spargisale e Spargipepe

“En noviembre de 2013 fue cuando el Consejo de Ministros aprobó, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el real decreto que prohibía las vinagreras que se pueden rellenar, y determinó el etiquetado obligatorio de los envases de aceite en la hostelería, la restauración y el catering.
Vinagreras como estas, diseño del Equipo Valira, han ido desapareciendo de los manteles de los restaurantes y han quedado relegadas al ámbito doméstico. Una pena, sobre todo en el mundo en el que el reciclado es más que necesario, y el ahorro en la economía, una necesidad.
Este conjunto, bautizado como 4 Inox, contiene la aceitera, la vinagrera, el salero y el pimientero. Fue diseñado con la evidente preocupación de que fuera práctico y cómodo de utilizar (las piezas son desmontables, fáciles de limpiar, etc.) y, al mismo tiempo, se les dotó de formas suaves y equilibradas. Formó parte de la línea de servicio de mesa Inox, y aún se comercializa juntamente con la azucarera en la versión 2 Inox, que solo contiene las dos vinagreras. Su gran éxito comercial recae en su cuidado diseño, la buena relación calidad-precio y un aspecto atractivo."
Traducción literal del texto de Rossend Casanova, departamento de Col•leccions (Cada dia un objecte, Museu del Disseny de Barcelona) (*)





En el Google de imágenes al buscar "Spargisale e spargipepe" obtendrán fotografías de unos objetos a veces difícilmente reconocibles a no ser porque el  spargisale acostumbra a tener varios agujeros y el spargipepe uno y otras convenciones por el estilo que siempre resultan en cualquier caso complementarias. De la misma manera que ocurre con la señalización de los wáteres públicos, aunque a la dicotomía hombre/mujer se han añadido otros signos para discapacitados, cambio de pañales, etc. Esta digresión es no solo aceptable porque hoy es el Día Mundial del Wáter sino porque servidora le ve un cierto paralelismo con el diseño de saleros y pimienteros de mesa y todo pertenece al llamado diseño industrial.
Veo que los italianos le llaman saliera al conjunto o parejita de spargisale (salero) e spargipepe (pimientero), cosa que puede asimilarse a que le llaman oliera  a la pareja de aceitera y vinagrera, exactamente igual que los que hablamos en castellano y en español.

Estaba yo pensando que si invitas a alguien a comer y se le cae el spargipepe chihuahua (perteneciente a la pareja de saliera que cuesta 36 € más gastos de envío) y se le rompe, por un decir, una orejita, es como para tener un infarto del disgusto. Virgen santa.
El Museu del Disseny de Barcelona creo que es el sucesor del que había en el Palau de Pedralbes, en cuyo traslado se han pegado los meses en que -no sé si por coincidencia- hemos padecido lo más crudo de la crisis y de la deuda y de la prima de riesgo. El Edificio Disseny Hub está tocando la Plaza de las Glorias ("ya tú sabes"). En Barcelona siempre estamos intentando arreglar la Plaza de las Glorias y la Plaza Lesseps y no sé si se acabará consiguiendo o no. Como en vida mía hemos pasado por sucesivas reestructuraciones, es como para pensar que es un cuento de nunca acabar. Si miramos el Edificio en dirección a la Torre Agbar es a mi entender rematadamente feo, si lo miramos en dirección a Els Encants es horrendo sin más. De frente solo lo empeora el mastodonte azulón del Fòrum de les Cultures, un par o tres de quilómetros más abajo.
Parece que el Museu del Disseny abrirá sus exposiciones y colecciones en diciembre próximo, mientras que la materioteca de Materfad tiene un acceso por dos horas de unos 30€ sin guía, el cual para los socios del FAD (Foment de les Arts i el Disseny) es gratis. Si ustedes quisieran que yo les dijera la verdad, que creo que no, les diría que el Hub, el Museu del Disseny, el Fad y el Materfad todo es lo mismo pero que por el gusto de poner nombres a todo, parece que haya más entidades de las que hay. O tal vez se superponen, comparten espacio, ¡qué se yo!
La materioteca ofrece los primeros 300 materiales con sus fichas y a veces fotografías. Por ejemplo, podemos ver que el 100166-00 corresponde a "Composición hidrofobizante basada en nanopartículas con propiedades repelentes al agua" de la familia "Acabados y recubrimientos, Nano / Cerámicas y vidrios (Cerámicas técnicas)" y el campo "Construcción". Obviamente, cuando participamos en un concurso de televisión y nos piden nombres de materiales (un, dos, tres, responda otra vez) ahí podríamos acudir a "madera de palosanto", "madera de ciprés", "madera de peral". Pero, para entendernos, todos esos materiales son en realidad un solo material, la madera. 
Todos esos materiales están catalogados de manera que se dejan interrogar por su ductilidad, su resistencia, y una serie de propiedades que los caracterizan. Me figuro que algunos tendrán hasta un nombre, si quien los patentó tuviera además una índole creativa para ese lado salvaje de la vida. Si es difícil referirse a algo de lo que no conocemos el nombre, cuando nos metemos en una ferretería por ejemplo, me imagino que también será difícil darle nombre a algo de lo que lo único que sabemos es para qué puede servir.
Los inodoros autolimpiables, ya que estamos en el Día del Retrete, se ve que ahorran agua porque usan la presión con la máxima eficiencia, pero sabe Dios si para su fabricación no se emplearán materiales o procesos nocivos para el medio ambiente y el ambiente medio. Y el próximo.


Aceitera Valira (1985)

(c)SafeCreative *1411192562594
________

(*)









(Cada dia un objecte, Museu del disseny de Barcelona)