15.12.14

Lo que será

Allò que és, ja va ser; i allò que ha de ser, ja és.
Déu demana comptes del passat.
(Biblia de Montserrat)

Lo que es, ya antes fue; lo que será, ya es. 
Y Dios restaura lo pasado.
(Biblia de Jerusalén)

Ec. 3: 15

El poliuretano proyectado será un buen aislante pero es feúcho como él solo. Y sin embargo ayer tropecé bajando la calle Farigola con un triceratops enorme pintado que aprovechaba en gran parte el material de base. Supongo que el color anaranjado o el amarillo indio pero como requemado son la versión más económica y menos nociva del material. Pero cuando lo aplican sobre una pared que ha quedado al descubierto después de una demolición aún destaca más su fragilidad, el paso de los años y la humedad por la fachada, aquel aire decadente de todas las casas que no han podido recibir un buen mantenimiento al paso del tiempo. 
La medianera de la foto estaba ya cubierta por placas antes de la demolición y el remiendo de espuma rígida. Tal ve hubo un cobertizo o un garaje, quizás un taller. La segunda pintada también aprovecha un desnivel de la pared para centrar la imagen de la flor. "Flower to the people" también es una pintada de gran tamaño y bien podría ser grupal, pero no necesariamente por su gran tamaño. Si nos acordamos del tiburón de Blu en El Carmelo, que no sé en qué estado de conservación estará ahora, hay que recordar que lo hizo Blu solo y tan tranquilo.
Las dos muestras fundamentales de arte efímero de Barcelona, ya que no tenemos fallas, son los adornos vecinales por las fiestas de Agosto, en Gracia y menos en Sans, y el llamado street art, vulgo "pintadas" o graffiti. Para mí también gozan del mayor interés los arreglos de los cementerios, no sujetos aún a ninguna ordenanza municipal que les impida progresar favorablemente, sin pretensiones, pero que reúnen todas las condiciones para cubrir los afanes del impulso artístico al menos en germen. Ese terreno se lo disputará la antropología y la sociología, si quieren, pero permite -junto con las terrazas indiscretas- ser la expresión más genuina de lo que nos hierve.
*
"Arde lo que será", es el verso de Aragon que asimiló el título de la novela de Juana Salabert (finalista al Premio Nadal de 1996, me parece) y me lo inspira el Eclesiastés.
Escrito en blanco (marcar bloque para leer):
El tiempo no se puede aprehender. A los periodistas hace tiempo que no se les exige que nos expliquen qué ocurre ahí al lado. Es más económico agenciarse las noticias desde las grandes compañías que nos pueden anunciar al instante lo que ocurre por lejos que sea. Sídney hoy. Pero lo que pasa aquí cerca en el caso remoto de que aparezca en el tabloide estará tan distorsionado y tamizado que no lo reconocería ni un testigo presencial. La ficción nos dice muchas más verdades de su autor de lo que lo harán las autobiografías, especialmente las que son de elaboración (no tanto las de indagación). Muchos son los que escriben un relato autobiográfico para rehacer su identidad y que quede algo presentable y deseable. O para quejarse, o para mostrar lo bien que se lo "han montado". Pero el tiempo es inaprensible. Y solo se puede llegar a tocar algo lo real si pensamos en lo que todavía no ha sido dicho, en lo que no permanecerá, en lo perdido, en lo deseado.

Carrer de la Farigola (Vallcarca)

Carrer de la Farigola (Vallcarca). "Flower to the people"



El Tiburón de Blue (2010)

(c) Post amparado bajo una licencia SafeCreative en su integridad (1412152775634).